José Miguel Piquer: Los jóvenes […] cuando tienen una duda, su reacción natural es buscar la respuesta en Internet, nunca preguntarle a un profesor

Google News   | Grupo   | Grupo   | App   |   |   |

José Miguel Piquer, entró a estudiar Ingeniería en la Universidad de Chile en 1979. En el curso de Computación del primer año –ha comentado- conoció por primera vez la magia de la programación y se rindió ante la tecnología, por lo que se especializó en un Magíster en Ciencias, mención Computación. En paralelo, descubrió su vocación política, siendo sucesivamente presidente del Centro de Alumnos de Computación, Vocal del primer Centro de Estudiantes de Ingeniería democrático y Vocal de la primera FECH durante la dictadura.
Piquer es Magíster en Ciencias de la Computación de la Universidad de Chile y Doctor en informática de École Polytechnique de París, se refirió en esta entrevista, que pertenece al ciclo TEDxUCHILE 2023, a los avances de la tecnología y como esta ha influido en las aulas de clases de nuestro país. Revisa la entrevista completa a continuación.

Actualmente es Profesor Asociado y desarrolla proyectos de investigación en las áreas de redes inalámbricas y programación de sistemas masivamente paralelos.

Según otras entrevistas que se le han hecho, usted argumenta que el mundo de hoy ha cambiado debido a Internet. Como académico de la Universidad de Chile y en su práctica docente, ¿cuáles serían esos cambios?

«Las largas clases expositivas a las que estuvimos todos nosotros acostumbrados han dejado de ser efectivas: los jóvenes no soportan estar una hora entera pasivamente escuchando a un profesor y tomando notas. Su estilo es participativo, de discusión y cuestionamiento, ya no sirve esa larga clase tradicional. Cuando tienen una duda, su reacción natural es buscar la respuesta en Internet, nunca preguntarle a un profesor. La habilidad para encontrar las respuestas correctas y útiles es clave ahora para toda su vida. No estoy seguro que todos sepan hacer eso bien, y es algo que no estamos enseñando en ninguna parte».

Tema relacionado:

Francisco Mora: El Internet está generando un problema atencional

«Por otro lado, hay un fenómeno de rapidez y simpleza que no estoy seguro cómo manejar: las redes sociales y el mundo adolescente les han acostumbrado a esperar que todo tenga una respuesta corta y definitiva. Un poco como pruebas con alternativas. Cuando los enfrentamos a problemas complejos, con soluciones variadas y con compromisos difíciles, tienden a confundirse y a rechazar esas preguntas como ‘mal formuladas’. Creo que el colegio y la universidad deberán hacer enormes esfuerzos por enfrentar a los jóvenes desde muy niños a estos problemas abiertos, difíciles y con múltiples soluciones imperfectas. 2+2 es 4. Pero ¿qué provocó la guerra en Ucrania? es una pregunta mucho más compleja. No se puede responder en 120 caracteres».

¿Ha cambiado la tecnología nuestra forma de enseñar, nuestra forma de aprender? Si esto ha sido así, ¿por qué?

«Cuando aparecieron las primeras propuestas tecnológicas para apoyar la educación, en los años noventa, teníamos una enorme esperanza en que íbamos a revolucionar la educación. Hemos debido aceptar que eso no fue así: más allá de cambiar la tiza y el pizarrón por un proyector, no veo un impacto mayor en las clases. Pero, por otro lado, tener un estudiante sentado en la sala con su celular en la mano, les permite buscar una afirmación hecha por el profesor y ver si es correcta o no, como también les permite conversar con sus amigos o mirar videos de Tik tok si la clase está aburrida. Es un desafío el aprovechar esa oportunidad sin ser destruidos por ella».

Tema relacionado:

Nuccio Ordine: La buena escuela la hacen los buenos profesores, no internet ni las tabletas

¿Cómo cree usted que se visualiza en el futuro la Universidad de Chile en cuanto a la Transformación Digital y su presencia en la educación?

«Es imposible predecir exactamente qué pasará. De lo que estoy seguro es que la universidad de Chile será muy diferente en 20 años más a lo que es hoy. Una apuesta es pensar que podremos abarcar territorios mucho mayores, en todo Chile, en la región, tal vez en el mundo si comenzamos a tener siempre versiones en inglés de nuestros cursos».

¿Cuánto tuvieron que ver las complicaciones de la pandemia con los cambios en la forma de ver el proceso de enseñanza?

«Yo creo que lo más importante de la docencia remota de emergencia desarrollada durante la pandemia fue que mostró lo bien que funcionaban estas tecnologías, lo fácil que era hacer reuniones a distancia, a la vez que nos mostraban sus limitaciones y nos daban ideas de cómo hacerlas mucho mejores. Creo que nos dejaron motivados para abrazar el futuro».

Este contenido ha sido publicado originalmente por El Desconcierto en la siguiente dirección: eldesconcierto.cl



Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev
UNESCO: Necesidad de un nuevo contrato social para la educación

UNESCO: Necesidad de un nuevo contrato social para la educación

Next
«Eddie el Águila» Una película que enseña sobre la superación y nos recuerda lo importante que es luchar por conseguir nuestros sueños

«Eddie el Águila» Una película que enseña sobre la superación y nos recuerda lo importante que es luchar por conseguir nuestros sueños



También te puede interesar esto




error: Contenido protegido