Guía para aplicar el Aprendizaje Colaborativo en ambientes virtuales o clases a distancia

       


Es recomendable que en el contexto educativo se reflexione sobre los nuevos perfiles profesionales requeridos para adecuar sus ofertas formativas acordes al desarrollo de las competencias profesionales necesarias. Con relación a los perfiles profesionales, destaca de forma unánime la competencia del trabajo en equipo como una competencia interpersonal central. Trabajar en equipo en los ambientes virtuales no es solo una forma de organizar el trabajo y de aprender de manera colaborativa, también contribuye al desarrollo de una competencia transversal y necesaria a lo largo de la vida. Sin embargo, esta acción no surge de manera espontánea. Los equipos se forman en contextos determinados y con una finalidad; durante su desarrollo, dentro de un entorno y un tiempo, se pretende que haya participación, corresponsabilidad y que sus miembros se adapten a las demandas y circunstancias que les sean requeridas según su función o roles asignados.

La literatura especializada en teorías de aprendizaje colaborativo con enfoque constructivista enfatiza la necesidad de la participación social del sujeto en el proceso de nuevas adquisiciones, partiendo de la idea de que el aprendizaje y el conocimiento son el resultado de un proceso de construcción social. Al respecto, Sancho-Saiz, Barandián, Apodaca, Lobato, San José, y Zubimendi (2012), refieren que el trabajo en equipo se sustenta en esta visión caracterizada fundamentalmente por:

  • Una interdependencia positiva entre todos los integrantes del grupo, lo que les obliga a confiar unos en otros para conseguir el objetivo, ya que el éxito de cada cual depende del éxito de los demás y de la responsabilidad personal por la que todos los miembros del grupo deben rendir cuentas de su parte de trabajo;
  • La aplicación adecuada de unas competencias sociales como la comunicación eficaz, las relaciones interpersonales, el liderazgo y la regulación del trabajo en grupo, la toma de decisiones, el manejo adecuado de los conflictos y la resolución de problemas; y finalmente:
  • Una evaluación periódica del propio proceso grupal, que conlleva una permanente reflexión crítica de la propia práctica del grupo. En este sentido, el aprendizaje colaborativo a través del trabajo en equipo aparece como una metodología que permite abordar la enseñanza y aprendizaje no solo de “la competencia del trabajo en equipo”, sino también de otras que asimismo son centrales, como la competencia social, la comunicativa, la toma de decisiones, la solución de problemas, entre otras, reconocidas como transversales en el proceso formativo.

Desde el enfoque socio-constructivista, la colaboración es vista como el trabajo que se realiza en conjunto entre un grupo de personas con intereses y objetivos comunes para maximizar no solamente su aprendizaje, sino también el de los demás, y como una metodología que refuerza el aprendizaje y el proceso de enseñanza a través de la reflexión, el debate, el contraste de pareceres, la cooperación y el diálogo, lo que permite a los sujetos comprender e integrar mejor los nuevos conocimientos. Por todo lo anterior, la participación es un elemento clave en el proceso de aprendizaje y condición necesaria para la colaboración.

Ahora bien, cuando se habla de trabajo en equipo como metodología de aprendizaje colaborativo, se hace referencia a una forma de trabajo en un escenario en donde interactúan dos o más sujetos para construir aprendizaje por medio de la discusión, reflexión y toma de decisiones; «es un proceso en el que cada individuo aprende más de lo que aprendería por sí solo, fruto de la interacción de los integrantes del equipo» (Guitert y Giménez, 2000, p.114). En los ambientes virtuales, el aprendizaje colaborativo a través del trabajo en equipo es la metodología, mientras que los recursos informativos actúan como mediadores psicológicos y eliminan las barreras espacio-temporales; abren la posibilidad de la educación individualizada a un contexto de amplia interacción social que propicia la educación grupal y colaborativa a través de esta estrategia. Sin embargo, existe una serie de elementos claves considerados fundamentales para el desarrollo y proceso del trabajo en equipo, ya que dichos elementos pueden llegar a condicionar el logro de los objetivos de aprendizaje.

Este contenido ha sido publicado originalmente por CENID (Editorial) en la siguiente dirección: enid.org.mx

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

LECTURA 1: EL APRENDIZAJE COLABORATIVO EN AMBIENTES VIRTUALES



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: