EL ESTRÉS AFECTA AL COMPORTAMIENTO Y AL RENDIMIENTO ACADÉMICO

3 Compartidas en:
3
0
0
0
0

La periodista Cristina Galindo entrevista para El País (España) al psiquiatra puertorriqueño Víctor Carrión, director del Programa de Investigación sobre Estrés de la Infancia del Hospital Infantil Lucile Packard (Stanford, USA), que estudia el impacto del abuso y los traumas sobre una mente en desarrollo, cómo el estrés moldea el cerebro de los niños y hasta qué punto afecta al comportamiento y al rendimiento académico”.

Él nos recomienda a los padres de familia y/o profesores “que hay que guiar a los menores para que aprendan a gestionar la ansiedad desde pequeños”.

De la publicación de El País, compartimos el video y hemos tomado parte del conversatorio relacionado a la tarea educativa y al estrés infantil. “Son muchas las situaciones que generan estrés en los niños: el miedo a no cumplir con las expectativas sociales y académicas, a no hacer amigos, problemas familiares, con los profesores…  […] Se estima que cerca de un tercio de los niños sufren alguna experiencia traumática, más o menos grave, antes de llegar a los 18 años. De ellos, al menos un 6% llegará a sufrir estrés postraumático, cuyas secuelas pueden dejarse ver también en la edad adulta. […] Y cómo enseñarles a ser más fuertes y autónomos”.

CRISTINA GALINDO: Afirma que se puede enseñar a los niños a ser más resilientes.

VÍCTOR CARRIÓN: Por supuesto. En primer lugar, es importante tener el apoyo de un adulto en el que confiar, sea un familiar, un maestro, un entrenador… Alguien interesado en su vida y a quien el niño pueda hablar de las cosas que le hayan molestado. Así les vamos guiando. Por ejemplo, explicarles que sus temores, como sacar malas notas, los tenemos todos. También es bueno que practiquen deportes o realicen actividades artísticas que les ayuden a gestionar el estrés cotidiano.

CRISTINA GALINDO ¿Qué importancia tiene la escuela?

VÍCTOR CARRIÓN Mucha. Allí pasan buena parte del día. Allí se relacionan y conviven con muchas otras personas. Por eso pusimos en marcha el proyecto de San Francisco. Hemos añadido en el ­currículo escolar una nueva actividad que incluye yoga y mindfulness. Llevamos tres años. Hemos comparado estos colegios con otros que no tienen estas actividades y, aunque los resultados que tenemos son muy preliminares, hemos visto que hay un menor ­absentismo y los niños duermen mejor. Falta por ver si influye en el rendimiento académico. También enseñamos a los maestros a conocer qué estresa a los niños para entenderlos y saber cuándo necesitan ayuda.

CRISTINA GALINDO: El mindfulness parece ahora la panacea.

VÍCTOR CARRIÓN: Consiste en hacer unos ejercicios de meditación y respiración que te ayudan a centrarte más en ti y en el momento que estás viviendo, sin juzgar, vivir el momento. Está resultando una herramienta genial de gestión del estrés y la concentración. Al principio, los niños de nuestra investigación se movían sin parar por el aula. Era difícil decirles siéntate y céntrate en esto. Así que les animamos a moverse con el yoga. Combinamos las dos cosas. Vimos enseguida que les beneficiaba, les hacía sentir bien y lo decían. Hay juegos para respirar profundamente. Parece una tontería, pero si uno respira mejor, con una buena postura, lleva más oxígeno a los músculos y los relaja. Son técnicas de prevención. Pero cuando ya hay niños con síntomas de estrés importante hay que ir a terapia.

CRISTINA GALINDO: El acoso ahora llega además por el móvil.

VÍCTOR CARRIÓN: El acoso ha sido siempre un problema. Afecta a la víctima, al perpetrador, que normalmente ha sido víctima a su vez de bullying de alguna forma, el sistema, los padres… Pero la dificultad específica del ciberbullying es que suele suceder en silencio. Cuando yo era niño, se veía al acosador, quién era. Ahora no siempre se sabe. Solo lo sabe el niño. El ciberacoso puede llegar a ser muy cruel.

CRISTINA GALINDO: ¿Cómo perjudica el estrés a los niños?

VÍCTOR CARRIÓN: El estrés es necesario, es clave para desarrollarnos. En un nivel óptimo, mejora nuestro rendimiento. Estar preocupados por el examen de mañana nos hace esforzarnos más. Es una señal de que nos importa. Pero si el estrés sobrepasa unos límites, el rendimiento empieza a bajar y puede afectar al desarrollo académico, emocional, cognitivo y social. El estrés depende de una acumulación de experiencias. Cuando un niño vive un acto terrorista, un episodio violento o un desastre natural, como un huracán, puede llegar a desarrollar un trastorno de estrés. Pero lo que ves más a menudo es una vida con acumulación de distintas vivencias traumáticas que van sumándose, como violencia en el hogar, pobreza, problemas en el colegio. Ahí aparece el estrés traumático, que es crónico. Y que debe ser tratado.

CRISTINA GALINDO: Se suele decir que los niños lo superan todo, que se adaptan bien, que todo lo olvidan.

VÍCTOR CARRIÓN: Muchas personas están convencidas de que un niño puede superar cualquier problema porque es joven. Es completamente lo opuesto. No hay nada en la literatura científica que concluya que por ser niño exista una protección especial. Los niños se enteran más de lo que creemos y les afecta más de lo que parece.

La entrevista completa puede Usted leerla en: VÍCTOR CARRIÓN: “SOBREPROTEGER A LOS NIÑOS LES PUEDE CREAR MUCHO ESTRÉS”

Para tener en cuenta como educadores:

“Cuando estudiaba psiquiatría infantil en los noventa, algunos niños llegaban a la consulta con notitas del profesor en las que me decían que el niño sufría déficit de atención e hiperactividad (TDAH), que le diera Ritalin [un popular fármaco destinado a calmar los síntomas de ese trastorno]. Pero después veía que muchos de ellos sufrían en realidad las consecuencias del estrés. Sus miedos y la tendencia a huir de las situaciones y meterse en peleas se confundían con la falta de atención, hiperactividad y agresión asociados al TDAH. El problema es que, si a un niño con un trastorno de estrés le das Ritalin, no solo no mejora, sino que puede empeorar


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
3
Shares
3 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR