Desarrollo de competencias y la mediación de los aprendizajes desde el nivel real

468 Compartidas
468
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos |


La profesión docente en los diferentes niveles está cambiando en forma acelerada, en la universidad este puede percibirse con mayor intensidad, debido, entre otras cosas a la influencia de las Tecnologías de Información y Comunicación, TICs, que moviliza la información que supera la capacidad de asimilación por parte de los estudiantes. Ahora los maestros universitarios, deben manejar mayor volumen de información, tanto para la tarea docente como para la investigativa y de vinculación con la colectividad. Estar actualizados aporta mucho al momento de mediar en los aprendizajes, puesto que el docente universitario es asesor, tutor, que planifica en forma adecuada los espacios pedagógicos para que los estudiantes avancen con mayor rapidez en la apropiación y reproducción del conocimiento.

Compartimos con Escobar (2011) que la mediación del aprendizaje es “un proceso de interacción pedagógica; social, dialógico, lúdico, consciente, intencional, sistemático, destinado a generar experiencias de buen aprendizaje” (p. 60).

Desde lo pedagógico, una mediación asegura los escenarios para el desarrollo de aprendizajes significativos, término acuñado por Ausubel (2002), para relievar la importancia que tiene enfrentar los conocimientos nuevos con las experiencias cognitivas anteriores, en la cual la reacomodación de los conocimientos tiene importancia en virtud del significado que tienen los conceptos nuevos para el sujeto. Para que exista la significatividad de los contenidos en los procesos de aprendizaje en la educación terciaria, estos deben reunir requisitos como: claridad, correspondencia con una estructura lógica y aplicabilidad. Al respecto, manifiestan Rodríguez, Moreira, Caballero y Greca (2010):

Aprendizaje significativo es el proceso que se genera en la mente humana cuando subsume nuevas informaciones de manera no arbitraria y sustantiva y que requiere como condiciones: predisposición para aprender y material potencialmente significativo que, a su vez, implica significatividad lógica de dicho material y la presencia de ideas de anclaje en la estructura cognitiva del que aprende.” (p. 26).

La mediación no es solamente un proceso técnico, es también social y ético, puesto que requiere de predisposición del docente: cognitiva, emocional y actitudinal. En el acto de mediación deben estar interrelaciones los actores del proceso enseñanza aprendizaje, la intencionalidad de la tarea, la reciprocidad, la motivación, el razonamiento. La mediación es posible por el lenguaje, el mundo simbólico y el manejo de códigos, según la teoría de (Vigotsky, 1998).

Los procesos de enseñanza aprendizaje promueven adaptación del sujeto a la vida social, por ello en la universidad no son suficientes los procesos de trasmisión de conocimientos, sino más importante son los procesos de formación integral: saber, ser, y hacer.

Si la mediación involucra formación integral, entonces se convierte en una tarea además de pedagógica, ética, política y social. El pensamiento socio-crítico con el componente pedagógico en la formación docente, permiten recrear una educación social, cívica y política frente a la razón instrumental que caracteriza la educación superior (Padilla, et al, 2012), para el pensamiento crítico es importante una visión de totalidad, pues las visiones ingenuas o reduccionistas deforman el conocimiento. “Es transformando la totalidad que se transforman las partes y no al revés. En el primer caso, su acción, que estaría basada en una visión ingenua meramente “focalista” de la realidad, no podría constituirse en compromiso” (Freire, 2002, p. 5). Los sujetos a quienes se educa pertenecen a una sociedad, generalmente interesada en que la escuela refuerce la costumbre, desarrolle valores y a la vez prepare a los jóvenes para los procesos productivos y para la vida. El docente no puede evadir su tarea mediadora para que los estudiantes sean gestores de sus proyectos de vida. Enfatiza sobre ello Giroux (2013) “La actividad del docente no es neutral es siempre ampliamente política e intervencionista en cuanto a los efectos del conocimiento que produce, las experiencias del aula que organiza y el futuro que asume las incontables formas en la que ella se dirige al mundo” (p. 14).

La eficacia en los productos de mediación necesita de la actualización permanente del maestro para estar acorde a las demandas de formación académica de los profesionales, porque la ciencia no está acabada, está en construcción; esto significa tener dominio de la disciplina que imparte del método de la ciencia y habilidades para manejar información y compartirla con los estudiantes. Los dominios de la ciencia junto al dominio pedagógico son importantes en el trabajo universitario, ello prestigia la docencia y desarrolla confianza de los estudiantes.

En el desarrollo de otras potencialidades como la imaginación, el docente debe proyectar una posibilidad de cambio, crear algo nuevo. La enseñanza “es una tarea profesional que exige amorosidad, creatividad, competencia científica y humana, que exige la capacidad de luchar por la libertad sin la cual la propia tarea perece” (Freire, 2012, p. 9); la pedagogía crítica exige docentes humanistas, dispuestos a reflexionar y deliberar, para transformar la realidad (Nussbaum, 2010).

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

DESARROLLO DE COMPETENCIAS Y LA MEDIACIÓN DE LOS APRENDIZAJES DESDE EL NIVEL REAL



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: