Cómo se puede aplicar la neurodidáctica en el aula

       


La neurodidáctica es una disciplina que estudia el papel que juega el cerebro en el proceso de enseñanza y aprendizaje. Consiste en acercar este conocimiento al aula para que el profesorado sepa lo que funciona y por qué funciona. Cada persona tiene un cerebro y un ritmo de aprendizaje único. Es imprescindible conocer el proceso de maduración cerebral a la hora de diseñar estrategias de enseñanza/aprendizaje eficaces y respetuosas con las diferentes etapas del desarrollo.
El cerebro asimila mejor los conocimientos si existe sorpresacuriosidad e implicación emocional. Hay que proponer retos y aventuras de aprendizaje que resulten completamente nuevos para nuestros alumnos.

La neurodidáctica es una disciplina que nace en Alemania en el año 1988 y que se abastece de otras disciplinas tales como la psicología, la neurociencias y la educación. La razón de ser de dicha disciplina es poder dar un enfoque multidisciplinar entre estas tres disciplinas a fin de poder abordar los problemas de aprendizaje desde un enfoque del neuro-desarrollo para optimizar el proceso de aprendizaje y de enseñanza.

Desde el momento en que un educador comprende cómo funciona, procesa y aprende el cerebro, puede optar por escoger el método de enseñanza adecuado para cada niño
Claves principales de la neurodidáctica
La plasticidad cerebral

Este concepto hace referencia al hecho de que todo cerebro posee la capacidad de adaptación. Frente a una dificultad, con la estimulación adecuada, el cerebro genera ramificaciones alternativas para poder comprender aquello que, por el sendero tradicional, no es posible.

Por ejemplo; una persona que ha sufrido un ACV o un niño que presenta una afasia por obstrucción en una zona determinada del cerebro, tendrá ciertas dificultades de aprendizaje (no podrá mover un brazo, no desarrollará su motricidad fina, etc dependiendo de la zona afectada). Frente a este cuadro, la neurociencia propone que todo cerebro posee plasticidad cerebral. Es decir, la propia capacidad de producir nuevas conexiones neuronales generando alternativas a fin de poder producir el movimiento perdido.

Las neuronas espejo

El cerebro posee un tipo de neuronas que reciben el nombre de “neuronas espejo”. Estas son neuronas que imitan aquellos comportamientos de otras personas que son referentes para el niño. Así, la enseñanza utiliza de modo inconsciente estas neuronas para poder producir el aprendizaje.Explotar aún más este tipo de aprendizaje mediante la imitación, producirá un mejor y mayor efecto en los niños.

Las emociones

Todo aprendizaje que esté ligado a las emociones se aprenderá de modo más productivo. Asimismo, el autocontrol de las emociones negativas permite que los niños se concentren más en el aprendizaje. De este modo, el aprendizaje se convierte en aprendizaje significativo; concepto similar a pensar en una educación de mejor calidad y no de mayor cantidad, puesto que resulta reveladora para el niño que aprende en relación a su entorno, emociones, sentimientos, etc.

El aprendizaje multisensorial

El cerebro aprende mucho mejor si se le estimula mediante los 5 sentidos. Es decir, que la vía de recepción de la información no sea únicamente un canal (visual o auditivo) sino que por el contrario la experiencia de aprendizaje sea de modo multi-sensorial. Por ejemplo; al enseñar matemáticas no solamente se puede hacerlo mediante la vía visual (escribir en la pizarra) sino también utilizar canciones que den cuenta de aquello que se está enseñando de modo visual.

Al mismo tiempo, los juegos de razonamiento pueden ayudar a los niños a activar diferentes zonas del cerebro en relación al tema que se está enseñando.

Por último, si se le está enseñando matemáticas (multiplicaciones por ejemplo) se puede proponer la utilización de números y operaciones en 3 dimensiones. Es decir, realizar figuras de números y del símbolo de multiplicación en una textura diferente para que los niños puedan, mediante el juego, cubrirse los ojos y formar diferentes multiplicaciones de manera mental y utilizando las figuras en 3 dimensiones.

Neurodidáctica y educación: ¿Cómo se puede aplicar la neurodidáctica en el aula?
La cercanía docente – alumno

Este eje resulta indispensable puesto que, mediante la cercanía, se produce el lazo estrecho en donde intervienen los sentimientos y emociones para poder producir un aprendizaje significativo.

Reducir el estrés del estudiante beneficia su capacidad de concentración

Además, es importante enseñarles a los niños a reconocer sus propias emociones y aprender a controlar las mismas.

Usar ejemplos en relación a lo emocional

Tal como hemos dicho más arriba, todo aprendizaje que tenga relación estrecha con acontecimientos cercanos a los niños, se convertirá en un aprendizaje difícil de olvidar.

Ser flexible en cuanto a los tiempos de aprendizaje de cada niño

La Neurodidáctica y educación contemplan el hecho de que cada cerebro aprende y procesa en sus propios tiempos. Por esta razón, no ser rígidos dentro del aula y buscar diferentes caminos de aprendizaje así como también tener en cuenta los tiempos de aprendizaje internos de cada niño, beneficiará a todos los niños a los que se les enseñe usando la neurodidáctica.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Educa Peques en la siguiente dirección: educapeques.com



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: