Maestros al servicio de la educación

Cómo evaluar el pensamiento crítico

El pensamiento crítico es un proceso mental que implica analizar, evaluar y cuestionar de manera objetiva la información, los argumentos y las ideas que se presentan. Se trata de una habilidad cognitiva que permite tomar decisiones informadas, resolver problemas, formar opiniones fundamentadas y desarrollar un razonamiento lógico.

Durante el aprendizaje de un idioma, no solo se deben de trabajar competencias comunicativas que permitan al alumno comunicarse de forma eficaz en esa lengua extranjera. Hay otra serie de habilidades que contribuyen a que ese aprendizaje sea más efectivo a corto plazo. Hablamos del pensamiento crítico en el aula o critical thinking.

Pero, ¿cómo desarrollar el pensamiento crítico en el aula de idiomas? ¿Hay algunos trucos para fomentarlo en clase? Esto vas a averiguar durante este post si te quedas hasta el final.

Artículo relacionado: Cómo crear un aula de pensamiento crítico y creativo

¿Qué es el pensamiento crítico y para qué sirve?

El pensamiento crítico o critical thinking tiene el objetivo de desarrollar habilidades de pensamiento, basadas en el análisis, la reflexión, el razonamiento y la toma de decisiones. Y todas ellas influirán a la hora de comunicarse en una segunda lengua.

Por lo que aplicar el pensamiento crítico en el aula de ELE y de otros idiomas en general es una forma excelente de fomentar la competencia lingüística y el aprendizaje activo.

Pero no se trata únicamente de pensar de forma racional, sino de adquirir recursos para evaluar, analizar, comparar y resumir lo que sabemos.

En otras palabras, el pensamiento crítico es la capacidad de procesar de forma sistemática la información para entender mejor aquello que aprendemos.

Beneficios de desarrollar el pensamiento crítico en el aula

Los beneficios más destacados de un pensador crítico son:

  • Comprende que no todo es blanco o negro.
  • Tiene una mente abierta para abordar los problemas y si es necesario está dispuesto a revisar sus puntos de vista.
  • Busca pruebas para reforzar sus argumentos.
  • Se hace preguntas basadas en esas evidencias.
  • Incentiva su curiosidad.
  • Resuelve problemas, buscando diferentes soluciones.

Tip: cuanto antes se fomente el desarrollo del pensamiento crítico desde pequeños, mejor será para que los niños se familiaricen con estas habilidades difíciles de aprender.

Estrategias didácticas para desarrollar el pensamiento crítico en el aula

Estas son un serie de ideas y actividades para fomentar el pensamiento crítico en los alumnos:

1. Plasmar los pensamientos en dibujos: 

Anima a los alumnos a dibujar o usar fotos para analizar conceptos abstractos. Esta es una forma de descubrir nuevas ideas y perspectivas diferentes. Eso sí, esta actividad se recomienda con niños a partir de 10 años.

Otra fórmula es pedirles en grupo de 2 o 3 personas que creen un collage de fotos en el que se representen unas normas para crear un ambiente adecuado. Luego, pídeles que verbalicen por qué han elegido esas fotos.

2. Fomentar el diálogo: 

Muchos alumnos temen equivocarse, pronunciar mal o decir una palabra que no es la correcta. O incluso les da vergüenza expresarse con la segunda lengua que están aprendiendo.

Déjales ver que el fallo es necesario para aprender y trata de saltarte algunos errores hasta que acaben de expresarse para que continúen hasta el final de la conversación.

Para facilitar el diálogo, propón un tema que sea interesante para ambos interlocutores. Introduce objetos si es necesario para que respeten los turnos de palabra.

Nota: si das clases online, recuerda que tus alumnos pueden pedir la palabra en Zoom, con el icono de la mano de color azul. Cuando terminen de hablar, deberán pulsar la mano para quitarla.

3. Analizar las noticias de los medios de comunicación:

Un ejercicio muy bueno para desarrollar el pensamiento crítico es analizar lo que dice un medio de comunicación y contrastarlo con otras fuentes.

Para ello, los alumnos tendrán que buscar las fuentes de los datos que se citan, analizar la autoridad web y separar los hechos del juicio de valor.

4. Buscar palabras en el diccionario e interpretarlas con sus propias palabras: 

Esta actividad consiste en pedirles a los estudiantes que busquen un término en el diccionario. Después, pídeles que expliquen qué significa para ellos este concepto, aplicando algún ejemplo.

Es una forma de comparar y contrastar significados, incluso llevarlo a uno o varios personajes o historias.

5. Inventar nuevas leyes y argumentarlas: 

Por grupos propón nuevas leyes y diles que expongan sus argumentos frente a otros grupos.  Diles que reflexionen sobre la importancia de esa ley, si todos están de acuerdo y cómo se ejecutará.

El pensamiento crítico es capaz de diferenciar entre lo que es verdad y mentira.

evaluar el pensamiento crítico
evaluar el pensamiento crítico

Pensamiento crítico y creatividad en el aula: consejos para despertar el espíritu crítico

Estos son algunos tips que ayudarán a tus alumnos a desarrollar un espíritu crítico:

  • Anima a tus alumnos a mostrar acuerdo o desacuerdo de ideas de otros y a que justifiquen su respuesta.
  • Lleva actividades creativas y juegos para que los niños se diviertan y aprendan por sí mismos.
  • No les des las respuestas a todas sus dudas enseguida y déjales un tiempo para que usen la lógica y deduzcan.
  • Formula hipótesis para resolver sus preguntas y despertar curiosidad.
  • Transmíteles que pueden equivocarse y que el error es una oportunidad para aprender. La escucha activa es clave en el pensamiento crítico.
  • Aprovecha cualquier duda o idea del alumno para llevártelo a tu terreno y formular la pregunta adecuada.
  • Propón un problema y proporciónales herramientas para que investiguen. Una muy efectiva son los mapas mentales, ideal para organizar ideas y desarrollar un tema.
  • Ante la sobreexposición de información en Internet, cabe preguntarse por la fiabilidad de la fuente. Para ello, debes animarles a que sean capaces de valorarlas.
  • Trabaja el vocabulario para que los alumnos puedan expresar sus puntos de vista. No sirve de nada trabajar todo lo anterior si el alumno no es capaz de llamar a cada cosa por su nombre.

Evalución del Pensamiento Crítico

Evaluar el pensamiento crítico en estudiantes puede ser un desafío, pero hay varias formas de hacerlo. A continuación, se presentan algunas estrategias y herramientas que se pueden utilizar:

  1. Preguntas abiertas: Hacer preguntas que fomenten el análisis y la reflexión en lugar de buscar respuestas directas. Por ejemplo, en lugar de preguntar “¿Cuál es la capital de Francia?”, se puede preguntar “¿Por qué crees que París es considerada la capital de Francia?”
  2. Estudios de caso: Presentar a los estudiantes situaciones problemáticas o escenarios complejos y pedirles que los analicen, evalúen las opciones y justifiquen sus decisiones.
  3. Debates y discusiones: Fomentar el intercambio de ideas y perspectivas mediante debates en clase, donde los estudiantes deben argumentar sus puntos de vista y responder a las críticas de manera fundamentada.
  4. Análisis de fuentes: Pedir a los estudiantes que examinen diferentes fuentes de información y evalúen su validez, confiabilidad y relevancia para un determinado tema. Esto puede incluir la revisión de artículos científicos, estudios de investigación, noticias, ensayos, etc.
  5. Resolución de problemas: Presentar a los estudiantes problemas o desafíos que requieran el uso del pensamiento crítico para encontrar soluciones. Puede ser en forma de rompecabezas, juegos lógicos o situaciones prácticas de la vida real.
  6. Evaluación de argumentos: Solicitar a los estudiantes que analicen y evalúen argumentos, identificando las premisas, las conclusiones y las fallas lógicas o las falacias que puedan contener.
  7. Escritura reflexiva: Pedir a los estudiantes que escriban ensayos, reflexiones o análisis críticos sobre temas específicos, lo cual les permitirá expresar y desarrollar sus ideas de manera coherente y argumentada.

Recuerda que evaluar el pensamiento crítico implica observar tanto el proceso como el producto final. Es importante considerar la capacidad de los estudiantes para analizar, sintetizar, evaluar evidencias, reconocer sesgos y formar argumentos sólidos basados en la lógica y la evidencia.

Evaluar las habilidades de pensamiento crítico

Evaluar las habilidades de pensamiento crítico de los estudiantes puede ser un proceso desafiante, ya que implica medir su capacidad para analizar, evaluar y aplicar el pensamiento crítico en diferentes contextos. A continuación, se presentan algunas estrategias y técnicas que pueden utilizarse para evaluar el pensamiento crítico de los estudiantes:

Preguntas de opción múltiple:

Diseñar preguntas que requieran que los estudiantes apliquen habilidades de pensamiento crítico para seleccionar la mejor respuesta entre varias opciones. Estas preguntas deben ir más allá del simple conocimiento factual y enfocarse en la aplicación y el razonamiento.

Estudios de casos y escenarios:

Presentar a los estudiantes situaciones problemáticas o escenarios complejos y pedirles que los analicen, evalúen las opciones y justifiquen sus decisiones. Esto puede hacerse mediante preguntas abiertas o mediante la solicitud de respuestas escritas detalladas.

Portafolios:

Solicitar a los estudiantes que creen un portafolio donde puedan recopilar ejemplos de su pensamiento crítico en diferentes áreas. Esto puede incluir ensayos, proyectos de investigación, análisis de fuentes, resolución de problemas, entre otros. La evaluación se basará en la calidad de su pensamiento crítico en estos trabajos recopilados.

Debate y discusión:

Organizar debates o discusiones en clase donde los estudiantes deben presentar argumentos basados en el pensamiento crítico y responder a las críticas de manera fundamentada. La evaluación se centrará en la calidad de los argumentos, la lógica utilizada y la capacidad para considerar diferentes perspectivas.

Evaluación de fuentes:

Pedir a los estudiantes que evalúen y analicen diferentes fuentes de información, como artículos científicos, noticias, estudios de investigación, entre otros. La evaluación se centrará en su capacidad para determinar la credibilidad, la validez y la confiabilidad de las fuentes.

Resolución de problemas:

Presentar a los estudiantes problemas o desafíos que requieran el uso del pensamiento crítico para encontrar soluciones. Evaluar su capacidad para identificar el problema, analizar las opciones, evaluar las consecuencias y seleccionar la mejor solución.

Evaluación de argumentos:

Pedir a los estudiantes que analicen y evalúen argumentos, identificando las premisas, las conclusiones y las fallas lógicas o las falacias que puedan contener. La evaluación se centrará en su capacidad para reconocer la estructura de un argumento y evaluar su validez.

Es importante recordar que la evaluación del pensamiento crítico debe ser continua y diversa, utilizando una combinación de métodos para obtener una imagen completa de las habilidades de los estudiantes en esta área. Además, es esencial proporcionar retroalimentación constructiva para fomentar el crecimiento y la mejora en el pensamiento crítico.

Caja de Herramientas Pensamiento Crítico

Rúbrica para evaluar el pensamiento crítico

Este contenido ha sido publicado originalmente por ELE en la siguiente dirección: eleinternacional.com

ENLACE DE LECTURA: 1. CAJA DE HERRAMIENTAS PENSAMIENTO CRÍTICO | 2. RÚBRICA PARA EVALUAR EL PENSAMIENTO CRÍTICO



Comparte este artículo
comentarios 1
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede leer:





Se desactivó la función de seleccionar y copiar en esta página.