Catherine L’Ecuyer: Nada sustituye a un maestro de carne y hueso. Educar es un acto profundamente humano

430 Compartidas
430
0
0
0
0
La experiencia de la educación a distancia, adoptada por más de 180 países, asumida como el mejor camino para no interrumpir la formación escolar de los niños y jóvenes “es un fenómeno sin precedentes”, que ha convulsionado la vida escolar y la vida familiar. “Nunca, desde que los sistemas educativos son sistemas educativos, tuvo lugar un apagón semejante, un cierre sincrónico a escala mundial. Por primera vez en la historia, los alumnos no pueden concurrir a las aulas”. Y “ningún sistema educativo del mundo, salvo contadísimas excepciones, estaba preparado para una migración total, para pasar del modelo analógico al digital, para moverse de las aulas físicas a las aulas virtuales”. UN MUNDO SIN ESCUELAS: LAS SOLUCIONES QUE ENCONTRARON DISTINTOS PAÍSES PARA QUE LOS ALUMNOS SE EDUQUEN A DISTANCIA EN MEDIO DEL CORONAVIRUS

Artículo relacionado: HAY DOS FASES EN EL CONOCIMIENTO: LA PRIMERA ES EL DESCUBRIMIENTO Y LA INVENCIÓN, Y LA SEGUNDA, LA DISCIPLINA Y EL APRENDIZAJE

La especialista en educación, Catherine L’Ecuyer (1974), opina que el principal mito educativo que hay que desechar, es el considerar a nuestros estudiantes como “nativo digital”, aunque afirma que “no podemos negar que los jóvenes han nacido en la era digital, pero hay estudios que confirman que eso no les hace más inteligentes o más capaces de multitarea tecnológica. Tampoco aprenden mejor a través de la tecnología. Por el contrario, está probado que la llamada “generación Google” depende demasiado de los motores de búsqueda y carece de las competencias críticas y analíticas para poder entender el valor de la información en la web. La alfabetización digital sin contexto, es mantequilla sin pan”. CATHERINE L’ECUYER: “LOS PADRES NO SOMOS ANIMADORES DE LUDOTECA

La Voz de Galicia publica un diálogo entre la periodista Ana Abelenda y Catherine L’Ecuyer autora de los bestsellers Educar en el asombro y Educar en la realidad, del cual hemos tomado, por razones únicamente educativas y de formación permanente de los profesores y padres de familia, siete preguntas y respuestas. Las letras cursivas y resaltadas son nuestras.

ANA ABELENDA: ¿Cómo les explicamos a nuestros hijos lo que pasa buscando el equilibrio entre el realismo y la calma?

CATHERINE L’ECUYER: “Los niños no deberían estar escuchando las noticias, sino enterarse de lo que pasa por nosotros. Deberíamos poner los filtros convenientes cuando se lo explicamos, en función de su edad. […] Así, el día que alguien de la familia se enferme, no lo recibirán como una sentencia de muerte. De hecho, no lo es. Con esto no digo que no sea grave, pero no podemos transmitir una sensación apocalíptica a nuestros hijos, llevándolos a pensar que nos vamos todos a morir cuando no es así”.

ANA ABELENDA: ¿Qué te parece la propuesta de enseñanza telemática […] de mandar deberes por el móvil?

CATHERINE L’ECUYER: “El hecho de mandar deberes a los alumnos por el móvil denota una falta grande de entendimiento de lo que implica el acto de enseñar y de aprender”.

Artículo recomendado: ALFREDO SÁNCHEZ: NO ES POSIBLE TRASLADAR UN TIPO DE EDUCACIÓN BASADA EN LA INTERACCIÓN FÍSICA A UN MEDIO DIGITAL

ANA ABELENDA: En el encierro, ¿también se enciende la curiosidad del niño, el asombro?

CATHERINE L’ECUYER:El asombro es no dar nada por supuesto. Ahora, hay restricciones y los recursos están limitados. Es una oportunidad para valorar lo que tenemos”.

ANA ABELENDA: ¿Cómo podemos organizarnos para teletrabajar atendiendo a los niños y la casa, todo junto y revuelto?

CATHERINE L’ECUYER: “No comprendo lo mal que se está gestionando esa crisis […] Hay una improvisación impresionante. ¿Cómo podemos pedir a una madre o a un padre que teletrabaje a la vez que está cuidando de sus hijos, a la vez que se encarga de la casa, a la vez que asiste en la escolarización de sus hijos gestionando deberes que llegan por vía digital (a veces con solo un ordenador en casa o sin impresora), a la vez que dejan de entrar sueldos a casa? […]”.

ANA ABELENDA: ¿Es un despropósito plantear deberes diarios a niños menores de 10 años?

CATHERINE L’ECUYER:No podemos plantear la cuestión de la escolarización como si todos los niños tuviesen la misma edad. Antes de los 6 años, […] aprenden a través de las experiencias sensoriales y de las relaciones interpersonales. Mandarles fichas o vídeos en plataformas es un despropósito. Lo que necesitan es material sensorial, y lo tienen en casa. Bienvenidas sean las sugerencias de los maestros, pero nada debería ser obligatorio. De 6 a 12 años, […] necesita una instrucción directa. En esas edades, el uso de un ordenador conectado a Internet no es recomendable. Estamos en una situación de excepcionalidad, pero los niños no se van a morir por perderse dos o tres meses de clases”.

Artículo relacionado: ¿TU HIJO O ALUMNO ES ADICTO A LA INTERNET? ¿CUÁNDO SE ES ADICTO A INTERNET?

ANA ABELENDA: ¿La tecnología no es útil?

CATHERINE L’ECUYER: “Ahora que los padres estamos viendo en primera persona que la tecnología no es la panacea para el aprendizaje en la infancia, los gurús tecnológicos no van a poder vendernos la moto tan fácilmente. La tecnología es muy útil para la vida, […] Pero sirve para los que tenemos una cabeza amueblada, preparada para usarla. No para la escolarización de la infancia, porque en esas edades nada sustituye a un maestro de carne y hueso. Educar es un acto profundamente humano”

ANA ABELENDA: Las pantallas son esta temporada una tentación aún más inevitable.

CATHERINE L’ECUYER:Hay alternativas: ejercicio, lectura, cocina, limpieza, charlar por teléfono, etcétera. Y el videochatting, por Facetime o Skype, es un recurso para seguir en contacto con los seres queridos”.

La entrevista completa, que les sugerimos leerla, la encuentra en este enlace: CATHERINE L´ECUYER: «LOS NIÑOS NO SE VAN A MORIR POR PERDERSE DOS O TRES MESES DE CLASE»

“Cuando dices a un padre qué hacer o no hacer sin entrar en la razón de ser de la educación, le tratas como un idiota. Es como enseñar a alguien a navegar regalándole un timón sin mapa. Dale el mapa con una brújula y deja que el viento sople”


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





TAMBIÉN PUEDE LEER:

430 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: