Bernabé Tierno: La aptitud (con p) se diferencia de actitud (con c)

5 Compartidas
5
0
0
0
0

       


 “El hábito es al principio ligero como una tela de araña, pero bien pronto se convierte en un sólido cable”. (Prov. Hebreo)
Las actitudes son predisposiciones estables o formas habituales de pensar, sentir y actuar en consonancia con nuestros valores. Son, por tanto, consecuencia de nuestras convicciones o creencias más firmes y razonadas de que algo vale y da sentido y contenido a nuestra vida. Constituyen el sistema fundamental por el que orientamos y definimos nuestras relaciones y conductas con el medio en que vivimos.
CARACTERÍSTICAS DE LAS ACTITUDES

“Lleva virilmente los cambios de fortuna, sin enorgullecerte del éxito ni dejarte abatir por los contratiempos; sé como una roca, y no como un espantapájaros que el viento mueve de un lado a otro”.  (Cleóbulo de Lindio)

  • Estabilidad, consistencia y perfectibilidad. El primer rasgo distintivo de las actitudes es perdurabilidad, su resistencia al cambio caprichoso o a la versatilidad. Sin embargo, todas las actitudes positivas son flexibles y admiten cambios y revisiones críticas que hacen posible una dinámica de perfeccionamiento gradual.
  • Su componente es básicamente intelectivo y afectivo casi en idéntica proporción. Toda actitud constituye una elección, un tomar partido entre una u otra opción, y esto sólo es posible si nuestra mente conoce, juzga y acepta un valor determinado.

Al dictamen de la razón sigue la voluntad, estimulada por los procesos afectivos, los deseos y demás motivos que instan al sujeto a pasar a la acción.

  • Los hábitos adquiridos con la educación recibida tienen siempre mucha mayor fuerza que la herencia biológica. Las actitudes se califican más bien como de fortuna, algo adquirido, fruto de la historia de cada sujeto.
  • Determinan en buena medida el comportamiento, ya que son hábitos operativos que conducen a la acción.
  • Son un pronóstico fiable de la conducta de cualquier individuo.
  • Siempre hacen referencia a unos valores en concreto.
  • Son perfectamente transferibles. El poder de generalización de las actitudes permite que una de ellas abra su acción eficaz a muchos modos y objetos diversos.
EL PODER DE LA ACTITUD MENTAL POSITIVA (10´ 28”)

DIFERENCIAR ACTITUD DE OTROS CONCEPTOS MUY PRÓXIMOS

“El bien que hemos hecho nos da una satisfacción interior que es la más agradable de todas las pasiones” . (R. Descartes)

Es importante también diferenciar actitud de conceptos muy próximos: instinto, disposición, hábitos, rasgos…

  • Los impulsos instintivos son innatos y se ciñen a un solo acto, mientras que las actitudes son adquiridas y están abiertas a muchas operaciones y posibilidades.
  • La disposición conduce a la actitud, pero todavía no lo es. La disposición es consecuencia de la repetición de varios actos, pero la actitud es más segura y firme al provenir de varias aptitudes y hábitos.
  • La aptitud (con p) se diferencia de actitud (con c) en que mientras la aptitud es producto de la integración de varias disposiciones, la actitud ha logrado una mayor consistencia y estabilidad, al ser producto de la integración de varias aptitudes. Esto le da un mayor rango y operatividad.
  • Los hábitos son disposiciones que facilitan la acción, pero las actitudes presentan mayor estabilidad y eficacia porque integran y conjugan varios hábitos y aptitudes.
  • Se identifica el rasgo con la actitud, si por rasgo se entiende: «disposición generalizada y estable que mueve el sujeto a determinadas respuestas o conductas». En realidad, toda actitud es rasgo pero no a la inversa, porque el rasgo tiene un carácter estático, mientras que toda actitud es dinámica, operativa y flexible y, por tanto, admite cambios.

Las actitudes de las que aquí hablamos, son actitudes positivas, es decir, virtudes. […]

Artículo recomendado:

Llámesele como se quiera —hábito, actitud, disposición—, lo cierto es que la ACTITUD, que se deriva de la repetición de actos, es una disposición adquirida, […] en la persecución del bien, es decir, de los auténticos valores. […]

No puede existir auténtica vocación humana si no existe una decidida orientación de las actitudes que coloquen al individuo en tensión hacia los ideales en los que cree. […]

La inautenticidad, que siempre amenaza a la conducta humana, se manifiesta hoy bajo una forma de hipocresía […] En definitiva, la hipocresía de antes era «el homenaje que el vicio rendía a la virtud». Mientras que la de hoy parece ser, muy al contrario, «el homenaje que la virtud rinde al vicio». Es como si hoy tuviéramos miedo a ser virtuosos, como si la virtud tuviera que sonrrojarse ante el vicio.

BERNABÉ TIERNO:

FORMACIÓN DE ACTITUDES

“Los problemas nacen de la mente cuando estás dormido. Tú pones los problemas”. (Tony De Mello)

“Una gran parte del valor es haber hecho antes la misma cosa que hay que hacer ahora”. (R. W. Emerson)

Con cuanto llevamos dicho, queda claro que para la formación de actitudes, el primer paso que hemos de dar los educadores es despertar deseos en el educando para que sea constante en realizar la acción o conducta pertinente durante el tiempo necesario, hasta que los actos se conviertan en disposiciones, ¡as disposiciones en hábitos y los hábitos en actitudes.

Bernabé Tierno Jiménez (La Alberca de Záncara, Cuenca, 7 de mayo de 1940 – Madrid, 8 de julio de 2015​) fue un psicólogo, pedagogo, psicoterapeuta y escritor español autor de más de sesenta libros de psicología y auto-ayuda.

En la educación para los valores humanos es imprescindible hablar de cómo se educan las actitudes, pues básicamente se han de dar los mismos pasos.

  1. Ilusionar, animar y despertar el deseo y el interés por repetir la conducta deseada.
  2. Facilitar la imitación de modelos positivos. […] En la formación de las actitudes el contar con modelos positivos es determinante.
  3. Pasar a la acción. […] La pedagogía para las actitudes y los valores ha de ser  activa,  conectando  la  afectividad  con  la acción deseada y ésta con otras actitudes positivas que ya haya asimilado y adquirido el educando.
  4. Control y evaluación de la propia conducta.
  5. Comprometerse voluntaria y públicamente en la formación de hábitos que lleven a la adquisición de la actitud deseada.
  6. Proporcionar el ambiente más adecuado y las circunstancias más facilitadoras para la formación de actitudes”.

Artículo recomendado:

En las redes puede Usted encontrar enlaces que ofrecen descargas PDF (gratuitas) de la obra del profesor Tierno. Nuestra Fuente es:  VALORES HUMANOS (23-25).

Dejamos constancia, que nos hemos permitido tomar partes y dejar otras, de la publicación de Valores Humanos, intercalar enlaces relevantes, un video relacionado, así como indicar que las letras en negritas y cursivas, son nuestras. Con este recurso deseamos escuchar al profesor Tierno, y sobre todo reflexionar -como él lo sugiere en su obra- con “una lectura sosegada que facilite tu aprendizaje hacia el equilibrio psicofísico y hacia una profunda paz interior, de la que te sentirás cada vez más pleno, a medida que te adentres en sus páginas. Toda la obra pretende ayudarte a saber vivir y a ser feliz”.

Esta publicación pertenece a la SERIE SOBRE LOS VALORES, LA EDUCACION Y LA DOCENCIA

” El secreto está en ejercitarse para vivir el momento presente y no permitirse jamás pensamientos del tipo: “¡Qué asco de vida!” o buscar pensamientos negativos sobre el presente.” (KARATE MENTAl)


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





TAMBIÉN PUEDE LEER:

5 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.