Al final de la vida, los padres se convierten en hijos de sus hijos

50 Compartidas
50
0
0
0
0
Llega el momento en que el cuerpo y la mente ya no están en su apogeo, y los padres necesitan ayuda. No hay nada más justo que retribuirle todo el amor y cuidados que tuvieron durante décadas, a aquellos que te criaron. Esto es lo que sucede normalmente, en hogares rodeados de amor, respeto y reciprocidad.
Llega el momento en que los hijos se hacen responsables de sus padres. Es hora de mover los muebles del sitio, quitar las alfombras, poner rejas por la casa y adecuar el cuarto de baño. También es el momento de organizar los medicamentos y ayudar a ponerles la cuchara en la boca, cuando las manos ya no están firmes. Incluso si junto con eso viene la terquedad de no querer comer nada del plato, como tú lo hacías durante la infancia.

La primera vez que esa memoria realmente falla, parece que el mundo se abrirá sobre sus pies, pero eso pasa. Todo el mundo se adapta a una nueva realidad, así como los padres aprendieron a caminar despacio, agarrados de la mano, tú también. ¿Qué pasa con los gritos, la terquedad y las travesuras (¿sabes de ese cariño prohibido?) Que trae de vuelta la edad?

Tal vez le interese leer: Cómo aprenden los niños el respeto a los padres: 10 consejos

Todo esto se vuelve natural e incluso bonito, si la crianza fue próxima y estuvo basada en el amor. Cuidar a tus ancianos no es una obligación ni un acto de sacrificio, sino una retribución. Para algunas personas, la llegada de la edad es algo negativo, ¡pero es exactamente lo contrario! Incluso si la enfermedad aparece y la memoria a veces falla, siempre vale la pena estar con quienes te aman.

Tal vez le interese leer: Los padres son modelos que influyen para siempre en la vida de sus hijos

No hay mejor época para compartir la sabiduría y vivir momentos especiales y únicos que quedarán en tu memoria. Es verdad que requiere trabajo, así como los hijos lo dieron, pero cada segundo vale muchísimo. Así como te amaron incondicionalmente, su amor también se desbordará. Al fin y al cabo, en los últimos días de sus vidas los padres se convierten en hijos de sus hijos, y esto es un ciclo.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Econsejos en la siguiente dirección: econsejos.com | Autor:





TAMBIÉN PUEDE LEER:

51 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: