Yuval Noah Harari: Es necesario que la información circule libremente y que la población confíe en los expertos científicos y desoiga a los políticos demagogos

54 Compartidas
54
0
0
0
0

       


El historiador Yuval Noah Harari Israel 1976), es profesor en el Departamento de Historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén, filósofo y autor de los éxitos de ventas internacionales. Con tzik Yahav fundaron Sapienship, una organización enfocada al entretenimiento y la educación, cuya misión es alentar la conversación global, señalar los desafíos más importantes y apoyar la búsqueda de soluciones colectivas.
En el 2018 y el 2020, Yuval Noah Harari ofreció conferencias magistrales sobre el futuro de la humanidad en el escenario central del Foro Económico Mundial de Davos. En 2018, Yuval dio la primera charla TED impartida a través de un avatar digital, y en 2019 se filmó una conversación entre él y Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, sobre la tecnología y el futuro de la sociedad.

El profesor Harari ha recibido numerosos premios. En 2020 recibió un doctorado honoris causa de la Universidad Libre de Bruselas y fue galardonado con el CITIC Author Prize de China por Sapiens. Una historia gráfica. ACERCA DE YUVAL NOAH HARARI

Artículo recomendado:

A raíz de la crisis del Coronavirus, en el 2020 escribió varios artículos y dio numerosas entrevistas sobre la crisis sanitaria mundial, discutiendo las implicaciones de la pandemia en los principales canales de noticias, entre los que se cuentan la CNN o la BBC. Y escribió esta reflexión: “La tecnología de la información nos ha hecho más resistentes frente a los virus orgánicos, pero también nos ha hecho mucho más vulnerables al malware y la guerra cibernética. […] no basta con preguntarse: “¿Cuántas personas se enfermarán con Covid-19 si no imponemos el encierro?”. También debemos preguntarnos: “¿Cuántas personas experimentarán depresión si imponemos un encierro? ¿Cuántas personas sufrirán de mala nutrición? ¿Cuántos perderán la escuela o perderán su trabajo? ¿Cuántos serán maltratados o asesinados por sus cónyuges?” […] necesitamos salvaguardar nuestra infraestructura digital. Ha sido nuestra salvación durante esta pandemia, pero pronto podría ser la fuente de un desastre aún peor”. Cf YUVAL NOAH HARARI: LECCIONES DE UN AÑO DE COVID

EFECTO NAÍM CONVERSA CON YUVAL NOAH HARARI (21´ 54”)

Según David A., en Life Design, para Harari “las dos habilidades para la vida que son clave para el futuro son puramente psicológicas. No son habilidades tecnológicas o digitales, pero sí son fundamentales para desenvolvernos en ese mundo tecnológico. […] La estabilidad mental y la inteligencia emocional son la base sobre la cual deberemos responder a los cambios constantes. […] La revolución que nos trae la inteligencia artificial y automatización no es un evento que cambie todo y al que todo se vuelva a acomodar en un escenario nuevo. En cambio, será una serie de eventos constantes y cada vez más exponenciales, una sucesión de revoluciones si se quiere. Algo que nunca hemos enfrentado como especie y para lo cual debemos equiparnos mentalmente”. LAS DOS HABILIDADES PARA LA VIDA Y EL FUTURO

De las consideraciones precedentes, pensando en nuestra tarea de formar los ciudadanos del futuro ante una situación inédita en la historia de la humanidad, por motivos únicamente educativos y de formación permanente, compartimos algunas preguntas y respuestas publicadas por ETHIC (25/10/2021) en base a la entrevista de Efecto Naim (Moisés Naím en el video citado) y El Correo de la UNESCO; y que recomendamos leer completas en los enlaces que indicamos al final de este artículo. Dejamos anotado que el orden ha siso aleatorio, y que algunas de las letras cursivas y en negritas son nuestras.

ETHIC: Has criticado con fuerza la manera tan inadecuada con que algunos gobiernos han manejado la pandemia.

YUVAL NOAH HARARI: Se trata de un triunfo científico combinado con el desastre político. Nos llevó apenas un año producir en masa no una vacuna, sino varias. Por primera vez en la historia no nos quedamos indefensos ante una pandemia. Los científicos produjeron las herramientas. Sin embargo, son los políticos quienes deben tomar las decisiones sobre cómo usar esas mismas herramientas, y esto fue un gran fracaso. […] ¿qué probabilidades tendremos de unirnos ante amenazas más complicadas como el cambio climático o la guerra nuclear? Esto es lo que realmente me aterra. Todo el mundo se está ocupando de su país y de sus intereses. […] Así que olvida la ética y la moralidad: incluso por razones egoístas debes proveer un buen cuidado médico a las personas en todo el mundo. […] Así que sé que la situación parece ser caótica, pero el caos no es siempre algo malo. Del caos nacen nuevas cosas”.

EL CORREO: ¿Hasta qué punto el distanciamiento social puede llegar convertirse en una norma? ¿Cuáles serían las repercusiones en la sociedad?

YUVAL NOAH HARARI: “Es imprescindible adoptar determinadas medidas de distanciamiento social mientras dure la crisis. El virus se propaga explotando los instintos humanos más nobles. Somos animales sociales por definición y nos gusta el contacto con los demás, sobre todo cuando atravesamos por periodos difíciles. Si familiares, amigos o vecinos nuestros enferman, sentimos compasión por ellos y queremos ayudarles. El virus se aprovecha de esto en contra nuestra y así es como se propaga. De ahí que debamos guiarnos ante todo por la razón y no tanto por los sentimientos, y de ahí también que debamos restringir nuestros contactos pese a las dificultades que esto entraña. El virus es una información genética totalmente desprovista de razón, mientras que los seres humanos somos capaces de analizar las situaciones racionalmente y modificar nuestro comportamiento […] nos seguirá gustando el contacto con los demás y seguiremos acudiendo en ayuda de nuestros familiares y amigos. […]”.

ETHIC: La cooperación entre gobiernos se ha vuelto más difícil con las redes sociales, las tribus y las políticas de la identidad. Los llamados ‘archivos de Facebook‘, por ejemplo, muestran el inmenso impacto que esta compañía tiene en la política. ¿Qué se puede hacer?

YUVAL NOAH HARARI: “No creo que las redes sociales sean malas. Son una manera para que más personas se unan a la conversación pública. También han liberado una inmensa creatividad entre la gente. El problema es que las redes sociales generan ganancias a través de la publicidad o recolectando nuestros datos y vendiéndolos a terceros para que nos manipulen, lo cual es terrible. […] Las compañías descubrieron que la manera más fácil de captar la atención de las personas es presionando esos botones del odio, del miedo o de la rabia en sus mentes. […] Este modelo de negocio debe ser prohibido. […] En el siglo XXI, la información es el activo más importante; es la base para el poder político: el que controla los datos, controla el mundo. […] Eso puede llevar a una nueva forma de dictaduras digitales y de colonialismo de datos. […]”.

Artículo recomendado:

EL CORREO: … En opinión suya, ¿cómo se va a configurar la cooperación internacional en los ámbitos de la ciencia y la información cuando finalice la crisis actual? ¿Podrá salir reforzada esa libre circulación?

YUVAL NOAH HARARI: “[…] El aprovechamiento compartido de información quizás sea la forma de cooperación más importante, ya que nada se puede hacer cuando no se dispone de datos exactos y precisos. Sin datos fiables es imposible elaborar medicamentos. Incluso la protección contra los virus depende de la información. Si no se comprende de qué manera se propaga una enfermedad, ¿cómo es posible confinar a las poblaciones para protegerlas? […] En los últimos años, dirigentes autoritarios y populistas no solo han intentado obstaculizar la libre circulación de la información, sino que han tratado también de minar la confianza de la opinión pública en la ciencia. Algunos líderes políticos han tachado a los científicos de ser una élite siniestra desligada por completo de la ciudadanía común y corriente. Han alentado a sus partidarios a no hacer caso de lo que nos dice la ciencia sobre el cambio climático, e incluso sobre las vacunas. […] esos discursos populistas son extremadamente peligrosos. En periodos de crisis, es necesario que la información circule libremente y que la población confíe en los expertos científicos y desoiga a los políticos demagogos. […] Cabe esperar que al final de la crisis la gente siga teniendo bien presente cuán importante es la información científica, […] La información científica no cae del cielo y no germina como por ensalmo en la mente de algunos genios, sino que se debe a la existencia de instituciones independientes como universidades, hospitales y órganos de prensa. Estas instituciones investigan la verdad y, además, gozan de libertad para decírsela al público sin temor a ser sancionadas por un régimen autoritario. […] las sociedades que proporcionan información científica acreditada a sus ciudadanos apoyándose en instituciones independientes sólidas, pueden combatir una epidemia con más eficacia que las dictaduras despóticas, ya que para perpetuarse éstas se ven obligadas a ejercer un control permanente sobre poblaciones mantenidas en la ignorancia. […]”.

EL CORREO: ¿Cuál es la importancia de que los países cooperen entre sí para difundir información fiable?

YUVAL NOAH HARARI: “Los países no solo deben compartir información sobre cuestiones estrictamente médicas, sino que han de abordar muchas otras más, desde las repercusiones económicas de las crisis sanitarias hasta el problema de la salud mental de los ciudadanos. […] Esto le servirá para tomar decisiones más acertadas. No obstante, para que así sea todos los países deben informar con honradez […]”.

EL CORREO: Con el surgimiento de la inteligencia artificial y la necesidad de hallar soluciones técnicas las empresas privadas han hecho su entrada en este ámbito. Habida cuenta de ese contexto, ¿es posible todavía elaborar principios éticos mundiales y restaurar la cooperación internacional en este campo?

YUVAL NOAH HARARI: “El hecho de que las empresas privadas se hayan involucrado en ese ámbito hace que sea más importante aún la tarea de concebir principios éticos mundiales y restaurar la cooperación internacional. […] es preciso reglamentar escrupulosamente sus actividades. […] es peligroso permitirles que acumulen demasiado poder. […] estamos presenciando en todo el mundo la implantación de sistemas estatales y empresariales de vigilancia. podría legitimar y normalizar un despliegue masivo de instrumentos de vigilancia en países que hasta ahora lo han rechazado; […] pero hoy parecen interesarse más por averiguar lo que ocurre dentro nuestro cuerpo, por ejemplo, qué estado de salud, temperatura y tensión arterial tenemos. Al acopiar esta clase de datos biométricos, los gobiernos y las empresas pueden saber sobre nosotros mucho más de lo que hasta ahora podían conocer. […] La autoridad sanitaria a la que me refiero tendrá que acopiar el mínimo necesario de datos para cumplir con la tarea específica de prevenir epidemias y no los comunicará a otros organismos gubernamentales, en particular a los policiales. Tampoco los compartirá con empresas privadas, y se asegurará de que los datos individuales recogidos nunca se manipularán ni utilizarán en perjuicio de las personas interesadas, a fin de evitar que éstas pierdan su empleo o el beneficio de un seguro al que tengan derecho. […] Dado que los patógenos no conocen fronteras, será difícil detectar y frenar las pandemias si no se comunican e intercambian los datos que cada país posea. […] No obstante, como toda crisis ofrece también una oportunidad, es de esperar que la crisis sanitaria actual sirva para que la humanidad cobre conciencia del grave peligro que representa la desunión de las naciones. […] contra los demás peligros que acechan a la humanidad, desde el cambio climático hasta la guerra nuclear”.

Publicación relacionada:

ETHIC: ¿Qué puede venir que nos sorprenda y que sea un cambio radical en lo que es la experiencia humana y la civilización?

YUVAL NOAH HARARI: “Ya lo estamos viviendo: se trata del auge de la inteligencia artificial. […] desde los últimos cinco o seis años, casi cada día podemos leer sobre un nuevo avance en este campo. […] por primera vez habrá una herramienta –creada por nosotros– capaz de reemplazarnos a la hora de pensar y tomar decisiones. Eso quiere decir que por primera vez hay una posibilidad real de que el poder se transfiera de los humanos a estos nuevos tipos de herramientas. Por otro lado, la gran diferencia entre la inteligencia artificial y los seres humanos es que nosotros tenemos sentimientos. Ahora bien, a medida que las computadoras se vuelvan más poderosas, el peligro es que se vuelva cada vez más fácil manipular a los humanos a través de sus sentimientos. Debemos darnos cuenta de que los seres humanos ahora pueden ser hackeados, al igual que se puede intervenir un móvil inteligente o un banco. Y es algo peligroso: nos hace muy vulnerables a ser controlados por sistemas que entienden lo que ocurre en nuestra mente mejor que nosotros mismos”.

ETHIC: … ¿Crees que aprender a conocerse a sí mismo por medio de la meditación te ayuda a cuestionar, a comprender y a aceptar los cambios que vienen del futuro?

YUVAL NOAH HARARI: “[…] Lo que me parece realmente importante es la habilidad de conocernos mejor a nosotros mismos. La tecnología es una herramienta. […] lo que pasa en nuestra mente es cada vez más importante; ahora lo es más que en cualquier otro momento de la historia. Y nuestra mente está llena de ficciones e ilusiones, […] Es muy difícil reconocer que nosotros también erramos. […] si no reconocemos la verdad sobre nosotros mismos como individuos, naciones o especie, no podremos enfrentarnos a las amenazas del siglo XXI, no podremos tomar decisiones adecuadas”.

Las entrevistas completas las puede leer en estos enlaces: YUVAL NOAH HARARI: “TODA CRISIS OFRECE TAMBIÉN UNA OPORTUNIDAD”«LA INFORMACIÓN ES LA BASE DEL PODER POLÍTICO: QUIEN CONTROLA LOS DATOS, CONTROLA EL MUNDO»

En la medida en que busquemos un espacio de tiempo, y estemos abiertos a leer, conocer y reflexionar a pensadores como Yuval Noah Harari, tendremos mayores elementos de juicio para poder enseñar el aprendizaje y el ejercicio del pensamiento crítico, la comunicación, la colaboración y la creatividad, a nuestros estudiantes. La experiencia impensada y prolongada ante el cierre de las escuelas, el confinamiento, las clases virtuales vía internet (donde se pudo), la planificación de protocolos para retomar a las clases presenciales, y las consecuencias mentales y emocionales; nos está exigiendo escuchar a los especialistas, conocer y analizar las experiencias exitosas o fracasadas de otros lugares, para construir la futura educación mundial que supere con éxito eta emergencia.

“Nos inunda un enorme caudal de información y no sabemos cómo entenderla. Para mí es importante orientar la atención de la gente hacia las preguntas principales. Trato de brindar algunas respuestas, también, pero no me importa mucho si no concuerdan conmigo en lo que respecta a las soluciones. Lo que importa es que estemos de acuerdo en las preguntas”. (La Tercera 20/09/2020)

NOTA DE REDACCIÓN:

Las ideas y opiniones expresadas en estas entrevistas no son necesariamente las de la Web del Maestro CMF, y no comprometen en modo alguno sus políticas de formación permanente y revalorización de la tarea docente. Hemos publicado los textos originales y sugerimos a nuestros lectores conocer la identidad de la fuente o de su autor o autores, para tener mayores elementos de juicio y la pertinencia que ayude a su reflexión desde su realidad educativa.

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: