SE DEDICA MUCHO DINERO A IMPLANTAR EL CURRÍCULO, A LOS EXÁMENES… Y NO SE TIENE EN CUENTA A LOS QUE ENSEÑAN

3 Compartidas en:
3
0
0
0
0

“Ken Robinson forma parte de una corriente de pensadores que busca transformar el sistema con innovaciones, y que se enfrenta a otra, también muy relevante, que reclama reforzar la disciplina y evaluar de forma sistemática el modelo. […] Su modelo pasa por una escuela que promueva disciplinas como la danza o el teatro, y que experimente con técnicas novedosas como el aprendizaje basado en proyectos, consistente en enseñar a los alumnos a través de casos reales. Por ejemplo, montar una empresa de jabones para aprender química y economía”. KEN ROBINSON: DEBE DE TOMARSE EN SERIO LA CREATIVIDAD EN LAS ESCUELAS.

El exasesor británico en materia de innovación educativa y escritor, Robinson Ken Robinson (Liverpool, Inglaterra, 1950), desde Los Ángeles (USA) respondió telefónicamente a una entrevista realizada por Marta Ricart para Magazine (29/10/2017); y de la cual hemos tomado (por razones únicamente educativas) cinco partes del diálogo sobre su opinión en torno a los cambios en la educación a causa de los avances tecnológicos; la presión de las evaluaciones sobre el profesor y los estudiantes; el trabajo docente; los cambios culturales y su repercusión en la escuela; la prueba PISA; la educación en Finlandia, Singapur y Corea del Sur; el aprecio social por la tarea de los profesores y los deberes que los estudiantes deben realizar en sus hogares. Interesantes respuestas que esperamos sean útiles para reflexionarlas y socializarlas en nuestra particular realidad educativa.

MARTA RICART: ¿Los niños de hoy reciben mejor o peor educación que décadas atrás?

KEN ROBINSON: Depende de donde mire. Hay que tener en cuenta que el mundo donde hoy crecen los niños es muy diferente al de hace 20 o 30 años. Ha cambiado en muchos aspectos. Mucho, por efecto de la tecnología. Ha variado la manera como los niños se comunican y relacionan. Ha habido grandes cambios en las familias. También, los niños están más protegidos que antes en muchos aspectos; por ejemplo, estoy haciendo un proyecto con municipios ingleses sobre que los niños pasan muy poco tiempo jugando fuera de casa. Otro factor es que hoy, en todo el mundo, los niños están bajo una mayor presión en la educación. Cuando mi generación iba a la escuela no teníamos tantos exámenes; ahora los niños son examinados todo el tiempo. Los gobiernos dedican millones a evaluaciones. El contexto es muy distinto. Con todo, hay grandes escuelas y grandes profesores. Yo no critico a las escuelas ni los profesores, pues he trabajado en la educación y sé cuánto luchan para mejorarla. Además, la presión examinadora no viene de los profesores sino de los políticos; los docentes están también bajo presión. Hay buenos programas y escuelas que trabajan para cambiar, pero hay presión, y los currículos, los sistemas, son a menudo muy rígidos. En EE.UU., por ejemplo, en la educación pública, cada año se gastan millones en analizar cómo lograr que más alumnos lleguen a la universidad, cuando el valor de la titulación universitaria cae, ya no es útil como antes.

LA VISIÓN EDUCATIVA DE KEN ROBINSON, EN DIEZ PUNTOS (3`52”)

MARTA RICART: Lo preguntaba porque mucha gente afirma que se han perdido valores como el esfuerzo, la disciplina… ¿La educación actual no tiene valores?

KEN ROBINSON: El libro que escribo ahora va dirigido a los padres. La gente mira los problemas de la escuela; no en todos, pero hay centros con problemas de disciplina; los niños tienen actitudes diferentes de un par de generaciones atrás. Y es fácil culpar de los problemas a la escuela, pero muchos no se originan allí, sino que son fruto de la cultura general. Por ejemplo, en muchos lugares de EE.UU. hay grandes problemas con drogas, en particular con los opiáceos, y provocan también dificultades en la escuela, pero ella no es la causa. Hoy, los padres están menos inclinados a encargarse, en general, de los niños, y hay diferentes nociones de autoridad. Muchas veces los padres se quejan de que hay un problema en la escuela, pero no piensan que sea su hijo. Es muy complicada la relación y ha cambiado mucho el sentido de la autoridad en el mundo.

MARTA RICART: ¿Qué opina de los rankings o de las pruebas PISA, que dicen que Corea del Sur o Finlandia ofrecen la mejor educación?

Finlandia es un buen ejemplo. Ambos países obtienen buenos resultados.

KEN ROBINSON: Pero son sistemas muy diferentes, ¿no? Sí. Finlandia no se obsesiona con el propósito económico de la educación. Lo hace bien; las escuelas no examinan todo el rato ni compiten entre sí; la educación se focaliza en las elecciones de los estudiantes, hay menos trabajo académico. Corea del Sur tiene un sistema más enfocado a la evaluación y la competencia y provoca mayor estrés en los estudiantes. El éxito es a un coste más elevado. Hace poco me vi con autoridades educativas coreanas y están intentando reformar la educación para dar más protagonismo a la creatividad y los gustos personales. En China ocurre algo parecido. En distintos países hay cambios, políticos y responsables educativos están entendiendo que no se puede seguir con el sistema educativo rígido que hemos tenido hasta ahora, que los niños tendrán muchos desafíos y que será mejor un sistema que tenga más en cuenta los intereses y los talentos personales, no uno basado en examinar o en la competencia, sino una escuela más conectada con la cultura y las familias.

MARTA RICART: ¿Están, en general, mal pagados los docentes? ¿Por qué ya no se les aprecia socialmente como antes? 

KEN ROBINSON: No es igual en todos los lugares. En Finlandia sí son respetados; es una profesión muy exigente y tiene un elevado estatus social. En los países asiáticos, Singapur, por ejemplo, es también una profesión respetada. Debería ser así siempre, pienso yo, pero es cierto que no es lo que ocurre en EE.UU. o en muchos países europeos. No creo que sea sólo una cuestión de sueldo, sino de respeto, del rol o las expectativas sobre la educación… Pero si queremos mejorarla, no lo conseguiremos sin apoyar la docencia como profesión. Como tampoco puedes tener una buena sanidad si los médicos y enfermeras están mal pagados. O no puedes tener un buen restaurante si quien hace y sirve la comida no tiene cierto nivel. Se gasta mucho dinero en asesoría, pero no lo suficiente en personal. Se dedica mucho dinero a implantar el currículo, a los exámenes… y no se tiene en cuenta a los que enseñan, y así no se puede mejorar el sistema educativo.

MARTA RICART: ¿Es partidario de los deberes?

KEN ROBINSON: No los veo necesarios. Pero no marcaría una línea de sí o no: depende de la escuela, el profesor, el niño… Para empezar, creo que los niños no duermen, en general, lo suficiente. Necesitan dormir bien, pero muchas veces van cansados a la escuela. Y cuando vuelven a casa, a hacer deberes… Las evidencias de sus beneficios son reducidas. Necesitan tener vida, ser niños. Pasa igual con los adultos. Si los niños no tienen tiempo para jugar, relajarse, desconectar, tampoco rendirán en la escuela. Es un error creer que la única manera de que los niños consigan logros en la escuela es con más trabajo en casa. Si hacen actividad física, se relajan o salen el fin de semana, estarán más comprometidos y tendrán mejores resultados. Trabajas mejor si tienes descanso, vacaciones… ¿no?

Nos permitimos recomendarles la lectura de otras respuestas sobre cómo ha cambiado en la educación en los últimos años, cómo debería ser la educación en la primaria, la secundaria y superior, cómo se imagina un aula dentro de 20 o 30 años y si es verdad que nadie sabe bien qué enseñar a los niños para su futuro. Si desea leer la entrevista completa ingrese al siguiente enlace de MAGAZINE, que es la fuente de nuestra publicación: “ES UN ERROR EDUCAR SOLO PARA EL MUNDO LABORAL”.

“El papel de un docente es facilitar el aprendizaje. Eso es todo. Y parte del problema es, a mi criterio, que la cultura educativa dominante no se ha enfocado ni en enseñar o aprender, sino en evaluar”.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
3
Shares
3 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…