Hemos pasado de la burocracia del “papel” a la burocracia “virtual” y ambas son una amenaza para el buen desempeño docente

107 Compartidas
107
0
0
0
0
Los docentes se sienten sepultados por una burocracia interminable que, afirman, les quita muchas horas de la que debería ser su responsabilidad principal: enseñar. Las programaciones didácticas, con sus objetivos, contenidos, competencias, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje; las pruebas externas de evaluación (las ínclitas reválidas) y los exámenes propios del centro; en otros años, los currículos; justificar los fondos y las bajas de docentes…
“Cuanto más tiempo ocupa un profesor en rellenar fichas, marcar casillas o corregir una batería de pruebas estandarizadas, menos espacio dedica a preparar sus clases. Ya no es solo que la práctica docente se resienta, sino que la transforman en una tarea mecánica, rutinaria y burocrática que podría ser realizada con mayor competencia y éxito por una aplicación informática”, escribe la asociación Soy pública en un post reciente.

Todos somos conscientes de la enorme cantidad de documentos administrativos que deben rellenar los docentes y que hemos asumido como una parte de nuestra labor educativa, tan alejada del proceso de enseñanza-aprendizaje. Si preguntamos a cualquier profesor sobre la burocratización de nuestro trabajo, rápidamente se le vendrán a la cabeza actas y más actas sobre reuniones de equipo docente, departamento, distintas comisiones, tutorías, evaluaciones, comisión de coordinación pedagógica, planes de convivencia, programaciones y unidades didácticas… y así hasta un largo etcétera que obliga al profesorado a una rendición de cuentas que imposibilita dedicar su tiempo a tareas que tendrían una incidencia directa en el alumnado.” Escribe Esteban Serrano Tamayo, Secretario de Acción Sindical en el artículo – Calidad educativa versus burocracia docente. 

La mayoría del profesorado cree que la excesiva burocracia perjudica la atención al alumno

El sindicato CSIF en Andalucía ha presentado un estudio que se puede hacer extensivo sobre la opinión de los docentes respecto a las tareas burocráticas a las que se enfrentan diariamente en sus centros, y el 96% la considera “excesivo” el “papeleo” y el 89% cree que les perjudica en su atención al alumnado.

Por ello, se reclama que, ante esta situación “preocupante”, la Administración educativa debería simplificar este trabajo para que los profesionales puedan dedicar más tiempo a la preparación de las clases.

Las tareas burocráticas está generando entre los profesionales “una sensación de hartazgo, desilusión y frustración”.

El 42% de los docentes emplea cada semana entre 5 y 7 horas a estas cuestiones, un porcentaje que es del 28% para los que aseguran que utilizan más de 7 horas. De este modo, el 70% de los consultados exceden su jornada laboral con creces porque, además de los trámites burocráticos requeridos, tienen que preparar sus clases, recursos y materiales, realizar correcciones y trabajar en la innovación de su metodología.


Usted puede leer el informe completo en el siguiente enlace: magisnet.com





NUEVO VIDEO:
No olvide de suscribirse a nuestro canal de YouTube y de activar la campanita.
110 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR