Gregorio Luri: El órgano educativo no es el oído, sino el ojo

39 Shares
39
0
0
0
0
Tras concluir sus estudios con los Capuchinos, Luri estudió Magisterio en Pamplona​, y posteriormente se trasladó a El Masnou (Barcelona) en 1978. Es doctor en filosofía por la Universidad de Barcelona y licenciado en Ciencias de la Educación. Fue Premio Extraordinario de Licenciatura en Ciencias de la Educación y Premio de Doctorado en Filosofía.​
Ha trabajado como maestro de primaria, como profesor de filosofía en bachillerato y como profesor universitario en la Universidad Complutense de Madrid y columnista del diario Ara.

En esta entrevista, hablamos con Gregorio Luri, filósofo y pedagogo, sobre la importancia de los valores que transmite la sociedad y sobre cómo fomentar la cultura del esfuerzo (el secreto, sin duda, es educar en el ejemplo). Gregorio, al que le gusta ser calificado como observador de la educación, considera que para el desarrollo del talento “la autodisciplina es más importante que la inteligencia”.

Educar con el ejemplo para educar en valores 

En su última ponencia Gregorio nos habló de que la tribu también educa. ¿Qué entiende Luri por tribu? “Es la comunidad que rodea al niño o que nos rodea a nosotros como adultos: la familia en primer lugar pero también nuestro medio cultural próximo y nuestro medio social lejano. Las televisiones son educativas en un sentido y en otro”.

En este contexto, “cuando hay una coordinación entre los valores familiares y los escolares y sociales todo suma. Y cuando esa coordinación no se da te encuentras con elementos que se restan”. Esto no quiere decir que sea negativo educar en contra de los valores de la tribu, de hecho, afirma Luri, “hay veces que hay que hacerlo”. Y pone un ejemplo muy claro: “Hoy sabemos que buena parte de los adolescentes están consumiendo pornografía desde los 12 años. Muchos aceptan esto como algo inevitable”, digamos que esta es la creencia extendida en la tribu. Sin embargo, reflexiona Luri, “igual algunos padres tienen derecho a enfrentarse a esa fatalidad diciendo “no, en mi familia esto no va a pasar y voy a poner los elementos adecuados para que esto no pase””.

Educar con el ejemplo para apostar por la cultura del esfuerzo

Gregorio Luri considera que “la clave esencial para el desarrollo del talento es lo que algunos han llamado la práctica intensiva. Hay dos elementos que cuentan: la atención que pones en lo que estás haciendo y el tiempo que dura esa actividad”. Para Luri, “no hay ninguna duda: la práctica intensiva es un formidable multiplicador del talento”. Por eso, se muestra convencido de que “la autodisciplina es más importante que la inteligencia”.

¿Cómo podemos educar a nuestros hijos en la cultura del esfuerzo? La clave, como en tantas otras cosas, está en dar ejemplo: “No abandonar un trabajo a medias porque se nos ha presentado una dificultad, no rendirnos ante el primer inconveniente, la perseverancia y la educación de la atención”. No podemos olvidar, subraya Luri, que “educamos por impregnación, el órgano educativo de nuestros hijos no es el oído, que es por donde reciben los consejos, sino el ojo, que es por donde ven los ejemplos”.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Gestionando Hijos en la siguiente dirección: gestionandohijos.com





TAMBIÉN PUEDE LEER:

39 Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



You May Also Like