Francesc Imbernon Muñoz: Tiene que haber un cambio de organización, de estructura, de currículo y del profesorado y de su formación

45 Compartidas
45
0
0
0
0

       


El profesor Francesc Imbernón Muñoz (1952) es Doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación, investigador y catedrático de Didáctica y Organización Educativa; director del Observatorio Internacional de la Profesión Docente de la Universidad de Barcelona (España) y director de Calidad de Investigación e Innovación (FODIP). “Ha impartido muchos cursos para la formación de formadores, para profesores de universidad, para directores de instituciones formativas y asesores. También se ha ocupado de la formación inicial y de la formación permanente del profesorado de todos los niveles educativos, desde la primaria hasta la Universidad, y la formación de profesionales de diversos sectores. […Cuenta con] varios premios y publicado libros y artículos que se localizan en distinguidas revistas científicas. Es miembro de diversos consejos académicos, de investigación y de revistas”.

El profesor Imbernón fue entrevistado por la Doctora María de Lourdes González Peña, y gracias a su generosidad, compartimos partes del diálogo publicado en EDUCACIÓN FUTURA (15/04/2021) y ZARRAUTE EDUCACIÓN cuyos enlaces los señalamos al final de este artículo, sugiriéndoles ingresen para conocer la entrevista completa. Hacemos de su conocimiento que las letrass cursivas y resalltadas son nuestras. En el artículo muy recomendado, puede Usted encontrar el perfil profesional de la Doctora González. La Web del Maestro CMF publica los textos originales de su autor, no necesariamente coincide con lo expuesto en el tema, y no se hace responsable de las opiniones expresadas.

Artículo muy recomendado:

MARÍA GONZÁLEZ: … ¿Pudiera compartir cuáles son los temas que más le han solicitado para las conversaciones?

FRANCESC IMBERNÓN: “Sobre las nuevas continuidades. Y reflexiones antes de la pandemia, en la educación se vivía, de una forma tranquila o inquieta. […] sin cambios destacables que implicaran la adquisición de nuevas interacciones, prácticas o aprendizajes. Y de golpe, nos llega la pandemia y aparece la discontinuidad. Entendiendo, que el proceso de discontinuidad es cuando hay un cambio abrupto ante el modo de ser, hacer y comportarse. Hay cambios de trabajo, se organizan nuevas interacciones, nuevas prácticas y nuevos aprendizajes. Y cuando hay una falta de cohesión y preparación entre la continuidad y la discontinuidad se produce mucha “ansiedad”. Y el debate aparece con la vuelta a una continuidad […]”.

MARÍA GONZÁLEZ: ¿Existe a su juicio una necesidad poco conversada y en donde sería deseable centrar la atención?

FRANCESC IMBERNÓN: “[…] Encontramos tantas cosas por cambiar, como por ejemplo, un acuerdo social y político sobre la educación con una gran modernización educativa. Y no hacer tantas reformas. Sin recursos, muchas cosas no se puedan hacer […] , se ha restringido el aumento del producto interno bruto (PIB) dedicado a educación […] , se afectado a la siempre esperada reivindicación de la mejora laboral y a la carrera del profesorado. También, se necesita destinarles mayores recursos a los centros educativos, de manera que les sea posible asumir una mayor autonomía de gestión, de organización y de profesionalización para mejorar el aprendizaje del alumnado. Sin olvidar atender cómo reducir el fracaso, el abandono prematuro y la repetición, erradicar la segregación y hacer una verdadera inclusión e invertir en la escuela pública como escuela de lucha contra las desigualdades sociales y también revisar la doble red de escuelas”.

LA FORMACIÓN PERMANETE DEL PROFESORADO Y EL CAMBIO SOCIAL (03´ 40”)

MARÍA GONZÁLEZ: … ¿Qué considera que aprendió cada figura de la comunidad de aprendizaje en esta pandemia y convendría seguir capitalizando?

FRANCESC IMBERNÓN: “[…] sabemos que para cambiar la educación debe cambiarse el profesorado y el contexto en el que trabaja. Antes del Covid-19 había mucho trabajo por hacer, tanto en el profesorado como en el contexto, pero era ignorado o no priorizado. Ahora, más que nunca se ha visto que se debe poner manos a la obra en un sistema educativo, que ya hace tiempo que hace y dice “aguas” en muchos aspectos importantes. Y que aguanta, a pesar de las críticas, por la dedicación del profesorado, como se ha comprobado en estos últimos meses, trabajando más horas con sus herramientas, intentando conectarse y que se conecten, no viendo al alumnado y sufriendo «su conciliación familiar». Y, dando, la mayoría, su esfuerzo y entusiasmo al alumnado, desbordado con la docencia en línea y los trabajos en este final de curso”.

MARÍA GONZÁLEZ: … ¿Pudiera compartir cuál es la tesis principal de sus contribuciones?

FRANCESC IMBERNÓN: “Que se debe cambiar la estructura, la organización y la metodología de las escuelas que sigue siendo muy similar durante siglos. Se debería huir de la estructura rígida, piramidal y gerencial del profesorado […] y una mayor implicación de todo el personal que interactúa en el aprendizaje de los niños (profesorado, personal de servicios, familia, comunidad, territorio, etc.). Y revisar qué es lo que hay que enseñar y aprender en el siglo XXI y qué herramientas presenciales y virtuales son necesarias. Tiene que haber un cambio de organización, de estructura, de currículo y del profesorado y de su formación

MARÍA GONZÁLEZ: Ante las dificultades por cuidar de uno, del otro y del entorno ¿Qué sería pertinente anexar en las contribuciones?

FRANCESC IMBERNÓN: “La pandemia me ha hecho reflexionar sobre la importancia que tiene el Sistema Educativo y todas las repercusiones que ha tenido y tiene, ya que hemos visto la importancia y necesidad de enseñar a la comunidad, de formar mejor al profesorado, de luchar contra la brecha digital, social y económica y de educar en la protección de la especie humana, que ahora falla, por las políticas y por la falta de compromiso de muchas personas”.

Artículo relacionado:

MARÍA GONZÁLEZ: … ¿Qué es lo que sugiere que en la educación tenemos que dejar de hacer y empezar a hacer de nuevo?, ¿A quién o a quiénes dirigiría su petición y qué sería?

FRANCESC IMBERNÓN: “[…] Si queremos un Sistema Educativo igualitario, que significa una igualdad de oportunidades para todos y, en consecuencia, una mejor sociedad del futuro, tenemos que invertir, reforzar, afianzar y asegurar en el tiempo, el Sistema Educativo Público. El Sistema Educativo es un proceso que necesita una escuela diferente, que se construye constantemente. […] Uno de estos objetivos sería que todos los niños y adolescentes estuvieran bien, sí digo bien, escolarizados, […] continuar con la lucha por la inclusión, la equidad, el fracaso escolar, el abandono prematuro y muchos temas más pendientes de solución. Y la necesaria influencia en temas de educación ciudadana como la salud, los recursos alimentarios y energéticos y la conservación del medio ambiente, etc. Es decir, la calidad de vida del ser humano. Finalidad fundamental siempre del Sistema Educativo. Hay mucho camino por hacer”.

MARÍA GONZÁLEZ: … ¿Usted qué recomienda o cómo orientar los mecanismos?

FRANCESC IMBERNÓN:Crear una forma diferente de ver la educación es salir, de las fronteras de la sumisión a ideas de otros, de ir más allá de nuestros límites impuestos, […] Y sin olvidar la importancia de hacerlo colectivamente, convertirse, como dijeron varios filósofos, en intelectuales colectivos y no en receptores pasivos de las ideas aceptadas, sin rigor ni análisis crítico. Huir de los que pregonan volver a lo que es básico.  […] nuevas alternativas menos individualistas y funcionalistas,[…]  más basadas en el diálogo, en la autoemancipación docente y colectiva entre todos aquellos que tienen algo que decir a quienes enseñan y aprenden”.

Artículo recomendado:

MARÍA GONZÁLEZ: .. ¿Cuáles serían las preguntas que nos tendríamos que estar haciendo?

FRANCESC IMBERNÓN: “Hay muchas:

¿Qué vale la pena aprender en la institución educativa en el siglo XXI?

¿Cómo están influyendo la actualidad en el trabajo de las escuelas y el profesorado?

 ¿Cómo tenemos que reaccionar ante estos cambios?

¿Cómo podríamos mejorar la escuela y el profesorado con el objetivo de mejorar la enseñanza y aprendizaje?

¿Y qué puede hacer la formación para mejorar al profesorado e innovar la educación?

MARÍA GONZÁLEZ: Y ¿Cuáles serían las frases con la que le gustaría cerrar y conviene tener presente en educación, como filosofía?

FRANCESC IMBERNÓN: “Hay varias:

De Comenius en 1657: “Los maestros a enseñar menos, los alumnos a aprender más”,

De Freire: “Transformas las dificultades en posibilidades” y “la educación no cambia el mundo, cambia a las personas que lo cambiarán”.

De Michael Fullan «La formación tiene la tradición de hacer cosas para el profesorado y no con el profesorado,

De Eduardo Galeano “Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos”,

De John Dewey en la década de los años 1940 del anterior siglo: “Si enseñamos a los estudiantes de hoy del mismo modo como les enseñábamos  ayer, les robamos el mañana.”

La entrevista completa la encuentra en estos enlaces:

“la formación para y con el docente sólo es útil, si mejora el aprendizaje de los alumnos, el desarrollo profesional de las y los maestros y, sobre todo, a la escuela…”

“Ahora que se intensifica la enseñanza virtual hemos de recordar que la función más importante del profesorado es estimular el aprendizaje y no hacer odiar la enseñanza”.



REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF







TAMBIÉN PUEDE LEER:

45 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: