Enseñar a leer y escribir en entornos virtuales: herramientas de trabajo para nuestras clases

488 Compartidas
444
0
0
44
0
La pandemia del coronavirus continúa dejando paisajes desoladores en muchas partes del mundo y probablemente se seguirá combatiendo durante lo que queda del año, lo cual repercutirá en cualquier planificación educativa. Los profesores tenemos que estar preparados para responder efectivamente al desarrollo curricular, sin olvidar e uso de las TIC para apoyar la formación integral de nuestros estudiantes. Una de las áreas más importantes de la educación es enseñar a aprender y comprender el mensaje de los textos que se leen. Lamentablemente  alguno vivimos en una sociedad en que nos quedamos solamente con el título. A nuestros estudiantes debemos ayudarles a que tengan un pensamiento crítico y reflexivo, personal y responsable; y esto solo se logrará  mejorando la metodología, la didáctica y la práctica de la lectura y la escritura, ahora, apoyados por las herramientas tecnológicas virtuales.

Es por esta razón, en la mayoría de  países que han sido afectados por el coronavirus, seguramente,  ya comunicaron que las clases presenciales no volverán hasta el 2021, por lo que las modalidades remotas o en casa continuarán, incluso en los niveles de preescolar.

Y son los peques más chicos los que “sufren” con este tipo de educación, ya que al ser personitas no autónomas deben tener la compañía de los padres, o un tutor para seguir los paso a paso, por ejemplo los que están aprendiendo a leer y escribir.

A continuación compartiremos tres videos que no debería de perdérselos, si en caso usted es docente y enseña.

I. Seminarios y Cursos

1. Seminario Aprendamos Juntos a Leer y Escribir

“Aprendamos Juntos a Leer y Escribir” será una instancia para aprender y escuchar a reconocidas exponentes de la educación sobre lo importante y fundamental que es que todos los niños y niñas aprendan a leer y escribir al finalizar 1ero Básico.

2. Leer y escribir en entornos virtuales: herramientas de trabajo para nuestras clases

Webinar organizado por el Programa Institucional de Educación a Distancia de la UCC. Disertante invitada Dra. Bibiana Amado

3. Actividades de escritura para enseñar y aprender en entornos virtuales

DRA. GUADALUPE ÁLVAREZ. “Actividades de escritura para enseñar y aprender en entornos virtuales. Algunos aportes en función de una virtualidad no buscada”.

3. Curso completo cómo enseñar a leer y escribir a niños + 3 horas y certificación

El presente curso ha sido diseñado, planeado y ejecutado por la profesora y licenciada Alba Jiménez, especialista en problemas del aprendizaje.

Sigue este link para encontrar uno a uno los vídeos de este curso: https://www.maestrosymaestraseficientes.com

II. Consejos para aprender a leer y escribir

La edad promedio para que los peques aprendan a leer y escribir es de 6 años, por lo que los expertos aconsejan, en estos tiempos tan extraños, adecuar la vida en casa para aprender.

“Los padres o cuidadores de los niños no tienen por qué saber los métodos de enseñanza para con los niños, por lo que es vital los consejos que entregan los educadores o el Mineduc a través de sus programas de educación remota. Hay que ser ingeniosos y utilizar, por ejemplo, las herramientas tecnológicas en el aprendizaje de los niños, ya que ellos están habituados a celulares o tablets y se les hace más fácil”, contó Mariana Oyarzún directora de Pedagogía de Ed. Básica de la Facultad de Ciencias de la Educación USS.

“Estos aprendizajes (el confinamiento en casa y la familia) están referidos a promover en los niños y niñas la comunicación de vivencias, emociones, sentimientos, necesidades e ideas por medio del lenguaje verbal y corporal como también el que reconozcan que el lenguaje escrito les ofrece oportunidades para comunicarse, informarse y recrearse”, indicó Marcela Meneses, de la Unidad de Políticas y Proyectos Educativos de la Dirección Nacional de Educación de Integra.

Consejos e ideas para enseñar a leer y escribir en la modalidad a distancia

A continuación te compartimos una serie de actividades, consejos e ideas que te pueden ser de gran utilidad para enseñar a leer y escribir en la modalidad a distancia. En ellas se involucra a la familia y se favorece el aprendizaje de manera lúdica, al tiempo que se emplean materiales que están disponibles en el hogar. Es necesario a su vez señalar que pueden ser adaptadas para la enseñanza virtual y en línea.

1. Realizar un diagnóstico mediante el audiodictado

El aprendizaje del sistema de escritura es un proceso gradual, esta gradualidad se clasifica en niveles, por lo que al identificar el nivel en que se encuentran los alumnos, se tendrá mayor certeza del apoyo y seguimiento que requerirán. De igual forma esta información será de gran utilidad para evaluar y medir los avances.

Mediante un audiodictado (dictado por audio de WhatsApp) identifica las etapas de la escritura en que se encuentran los alumnos. Graba en audio algunas palabras, envíalo a los padres de familia y pide que den libertad al niño de escribirlas como pueda, para que de esta manera el diagnóstico sea lo más objetivo posible. Posteriormente solicítales que te manden en fotografía sus producciones para que las puedas analizar.

Recuerda que las etapas son:   Etapa primitiva o de escritura no diferenciada; Etapa pre-silábica; Etapa silábica sin valor sonoro convencional; Etapa silábica con valor sonoro convencional; Etapa silábica-alfabética y Etapa alfabética.

2. Todo lo que se puede leer

En familia realizan un recorrido por toda la casa e invitan a los niños a buscar objetos que tengan impresiones escritas, cuando encuentren algunas los papás preguntan: ¿Dirá algo ahí? ¿Qué crees que diga? Esto se hace con todos los objetos que el niño encuentre.

Posteriormente se comenta en familia la importancia que tiene para las personas el aprender a leer y escribir. Finalmente se invita al niño a que escriba, como él pueda, qué fue lo que más le gustó del recorrido.

3. Etiquetas en el hogar

Mediante etiquetas o cartoncillos, los padres de familia y los alumnos colocan los nombres a objetos y lugares de la casa, este ambiente lector puede complementarse habilitando una pequeña biblioteca con libros y revistas que tengan al alcance.

4. Rompecabezas de su nombre

Trabajar a partir del nombre propio es fundamental para aprender a leer y escribir; en esta actividad se pide a los alumnos que dicten a los papás su nombre para que lo escriban en una cartulina, luego se recortan en forma de rompecabezas para que jueguen a armarlo.  Una variante de esta actividad es elaborar rompecabezas con palabras referentes a objetos o animales.

5. Audiolecturas y videolecturas (escuchar leer al maestro)

Grabar un video o un audio en el que el docente comparta la lectura de un cuento tiene grandes ventajas, ya que los niños tienen la oportunidad de conocer algunos comportamientos de un lector experto: por ejemplo el ritmo y los ajustes que realiza en la forma de leer dependiendo del contenido del texto.

Así mismo, esta actividad se puede complementar con otras, un ejemplo puede ser que los niños elaboren un dibujo del escenario y lo compartan mediante una fotografía o que comenten en un video lo que les pareció más interesante de la lectura. Una variante puede ser que cada semana un alumno del grupo elija un cuento o el tema de la lectura.

6. Tiras de papel

En esta estrategia se pide al alumno que le dicte al padre de familia una frase, la que él quiera, para que la escriba en una tira de papel bond o cartulina. Luego la pegan con cinta en una pared, y se le pregunta al niño en dónde dirá tal palabra, después otra y así sucesivamente hasta terminar de leer todas las palabras de la frase.

Posteriormente se recorta la frase palabra por palabra, se revuelven y se pega cada una con cinta en la pared, luego se le solicita al niño ordenar la frase, es importante tener paciencia y brindarle apoyo, si tiene dificultades se le puede orientar con preguntas como: ¿Con qué palabra iniciaba la frase? ¿Con cuál terminaba?

Una vez que el alumno haya podido ordenar la frase, cada palabra se recorta ahora en sílabas y se juega a formar otras palabras que ellos conozcan o hayan visto. Estas nuevas palabras se pegan con cinta en la pared y se leen en voz alta con ayuda de los padres de familia o hermanos.

Finalmente las sílabas se vuelven a recortar para quedar ahora en letras individuales, se juega a formar palabras conocidas o que hayan visto, se pegan en la pared y se leen en voz alta con ayuda de los padres de familia o hermanos.

Se recomienda implementar esta actividad de forma continua, siempre a partir de frases que dicte el propio niño, para luego ir descomponiéndola hasta llegar a letras individuales, con las que poco a poco se irá formando un alfabeto móvil en la pared.

7. Representar letras y palabras en familia

En esta divertida actividad se representan letras con el cuerpo, puede hacerse en colaboración con la familia, ejemplo: se recuestan en el piso cuatro integrantes para formar la palabra “luna”, cada uno debe formar con su cuerpo  una letra.  Para hacer la actividad aún más interesante, se pueden tomar fotografías desde arriba para imprimirlas, recortar cada letra e ir formando nuevas palabras a partir de ellas.

8. Canciones- karaoke

En you tube existen infinidad de vídeos que se pueden aprovechar para aprender a leer y escribir.  Para ello pueden elegirse vídeos que incluyan la letra de la canción, o también se puede transcribir la misma en un cuaderno. Después al ritmo de la música se va cantando y señalando la letra. Algunos de los beneficios de esta actividad en los niños son:

  • Se familiarizan con las formas y el sonido de las letras.
  •  Favorece la pronunciación.
  • Amplían su vocabulario
  •  Mejora la memoria y la concentración
9. Escribir en el espejo

Existen variadas situaciones en el hogar que pueden aprovecharse para animar a los niños a escribir, una de ellas es cuando se cubren de vapor los cristales o espejos después del baño. Para ello es recomendable pedirle al niño que le dicte a un adulto, o animarlo a que escriba por sí mismo.

10. Sopa de letras

La sopa de letras es muy útil como alfabeto móvil, puede emplearse para formar palabras, tomar dictados, completar palabras, identificar palabras cortas o largas, qué letras componen cierta palabra y cuántas letras tiene.

11. Dictar a un adulto

En esta actividad se solicita a los niños que dicten palabras o frases a los papás, para que ellos las escriban en una pizarra o cartulina. Se realizan cuestionamientos como: ¿Por qué elegiste esa palabra o frase? ¿Dónde la habías visto? ¿Estará bien escrita? Entre otras. Al dictarle a un adulto los niños se concentran en otros aspectos de la escritura como: el estilo de redacción, el contenido del mensaje y las características del tipo de texto.

12. El veo-veo

El juego del veo-veo propicia que los niños asocien la letra inicial de una palabra con algún objeto de su alrededor. Para jugarlo solamente es necesario decir: yo veo-veo una cosa que empieza con la letra “a”… y así el niño debe tratar de adivinar. Este juego es sencillo de implementar, se emplean recursos que están disponibles en el hogar, se involucra activamente a la familia y se beneficia el aprendizaje de la lectura y escritura.

13. Mensajes escritos (recados)

Se habilita en el hogar un pequeño buzón hecho de cartón, la consigna consiste en dejar mensajes con dibujos o palabras, pero escribiendo el nombre de quien lo deja y a quien vaya dirigido. Puede destinarse un momento en específico para leerlos en familia, de esta forma no solamente se favorece la lectoescritura, sino que se fomenta la convivencia.

14. Lotería-bingo

Para esta actividad se reúnen en familia y se designa un cantor. Las tarjetas a cantar deberán presentar tanto la ilustración como el nombre del objeto, pero el cantor no deberá mostrarlas a los demás. En el cartón de los jugadores se presentarán solo los nombres escritos de los objetos (sin la ilustración, a diferencia de la lotería o bingo tradicional).

Los niños deben trata de identificar la escritura del nombre cantado y si lo tienen lo marcan con una ficha o semilla. En una variante del juego los niños puede ocupar el lugar del cantor; es importante que los adultos apoyen a los pequeños en las dudas que puedan surgir.

15. Escribir en familia

Se elige una palabra que contenga tantas letras como miembros en la familia haya, cada uno elige una letra, la escribe en una hoja y la sostiene con sus manos al frente o se la pega con cinta. Luego todos se dispersan y los niños deben reunir a los adultos y reacomodarlos para volver a formar la palabra. Esto se repite con diferentes palabras.

16. El ahorcado

Se piensa en una palabra y se dibujan en una tira de papel tantas líneas como letras contenga. Los demás dicen una letra y si está en la palabra se escribe sobre las líneas. Se siguen diciendo letras hasta tratar de completarla, pero por cada fallo se irán dibujando las partes del muñeco ahorcado (ojos, boca, orejas, piernas, brazos).

El juego termina cuando se descubre la palabra o se completa la figura del muñeco ahorcado. Con esta actividad los niños reflexionan sobre la relación sonoro-gráfica y consolidan el conocimiento del valor sonoro convencional de las letras.

17. El apoyo de los padres de familia en la enseñanza de la lectura y escritura a distancia

Al enseñar a leer y escribir a distancia, de manera virtual o en línea, es recomendable mantener comunicación permanente con los padres de familia para orientarlos acerca del apoyo que pueden brindar a los docentes, ya que el contexto actual nos requiere trabajar en colaboración más que nunca.

Consejos y orientaciones que se pueden dar a los padres de familia:

  • El aprendizaje de la lectura y escritura es un proceso gradual, en el que cada niño avanza a su propio ritmo, por lo que es importante ser pacientes.
  • Ya que la lectura y escritura son un acto de construcción tanto individual como social, es recomendable que ante la ausencia de sus compañeros promuevan el diálogo con el niño acerca de sus dudas y avances.
  • Las actividades propuestas no son sólo juegos, sino que tienen una intencionalidad pedagógica haciendo reflexionar al niño acerca del sistema de escritura.
  • Una manera puntual en la que pueden apoyar es asumiendo el papel de modelos lectores y escritores, es decir leyendo y escribiendo frente a los niños.
18. Cómo resolvemos un problema ortográfico

Para las niñas y niños que se inician en el aprendizaje de la lectura y la escritura, reconocer y escribir su propio nombre se convierte en un hito extraordinario. Escribir todos los sonidos que integran una palabra les supone un reto impresionante, puesto que al hablar no separamos los sonidos que componen las palabras, sino que los coarticulamos.

Ser capaz de vincular los fonemas, que son sonidos con límites “borrosos”, con letras concretas les permitirá escribir palabras legibles. Ahora bien, cuando lo consigan, todavía les quedarán por dominar otros desafíos no menos complicados, como la ortografía. De hecho, y como se ha descrito en la anécdota del principio, aquello que nos permite tomar consciencia de las normas ortográficas son los textos escritos.

Si los adultos simplemente leyeran en voz alta a los niños y estos no tuvieran posibilidades de observar cómo se escriben las palabras, y leerlas, no podrían llegar a aprender el código escrito.

Además de la ortografía, leer textos diversos permite a los aprendices descubrir cómo se separan las palabras entre sí, puesto que el habla oral, en realidad, es continua. Es decir, el enunciado oral “¿Cómoestásestamañana?” lo pronunciamos de forma seguida, no separamos las palabras al hablar; solo lo hacemos al escribir. De ahí que a los aprendices les cueste encontrar los límites entre los vocablos cuando se inician en la escritura, y sea la lectura de textos y las reflexiones que les suscitan otras personas lo que les permite irlos delimitando.

19. Escribir una solicitud de empleo, mejor con un ejemplo

Leer es crucial para irse ajustando a las normas ortográficas y morfosintácticas que gobiernan el escrito, pero también lo es para poder apropiarse de las características que presentan distintas tipologías textuales que encontramos en nuestra cotidianidad.

De forma similar a como se ilustra en el ejemplo que daba inicio a este artículo, escribir adecuadamente un e-mail, una noticia, una descripción o, en el caso de los adultos, una solicitud de empleo o una carta de motivación, depende, en gran medida, de disponer de ejemplos plausibles, de poder leerlos atentamente y de reescribirlos en función de nuestra necesidad.

Inventarse una noticia o escribir una solicitud de trabajo sin poder consultar la estructura, el tipo de lenguaje que resulta más adecuado en estos tipos de texto, e incluso las fórmulas canónicas concretas que se acostumbra a utilizar en los mismos, puede acabar conduciendo a un fracaso estrepitoso. La reescritura, noción que implica escribir a partir de la lectura y el análisis de textos, resulta clave en numerosas situaciones, no solo de la vida académica o profesional, sino también de la social.

20. Escribir en la universidad, siempre a partir de la lectura

Incluso en el contexto universitario, la reescritura, a partir de la lectura, es esencial para aprender a escribir académicamente o epistémicamente. Cada disciplina tiene su forma particular de estructurar y presentar los conocimientos que va elaborando.

Las maneras concretas de transmitir por escrito el saber científico son propias de cada ámbito: en historia se narran sucesos y se enlazan causas y consecuencias; en física y química se barajan hipótesis que se refutan o se confirman mediante pruebas o estudios con variables específicas… Los estudiantes, además de aprender el vocabulario específico de cada disciplina, deben modular su escritura para ajustarla a los cánones que presentan los documentos escritos en el dominio de conocimiento que corresponda. Es decir, que deben alfabetizarse académicamente, leer textos para comprender, no solo el conocimiento, sino también cómo dicho conocimiento se organiza y se transmite mediante la escritura.

21. Que nos lean sí, pero…

Sin lugar a dudas, que nos lean cuando somos pequeños o incluso mayores es una vía importante para el goce y el placer por la lectura. También porque se ha demostrado que todo lo que se ha leído a los niños hasta los 5 años predice su éxito (o fracaso) en la escolaridad futura.

Ahora bien, que nos lean o escuchar audiolibros sin poder observar el texto que nos leen, a pesar de que nos ayude a familiarizarnos con el lenguaje escrito, no nos ofrece pistas de cómo escribir correctamente, ni nos permite reflexionar acerca de cómo está organizado el texto.

En cambio, la lectura, ya sea individual o conjunta con otras personas, pudiendo visualizar y seguir el texto, nos acerca a conocer con detalle cómo se escribe y cómo son las diversas y distintas escrituras que se pueden realizar. Visualizar cómo se escriben los textos, desmenuzándolos a través de la discusión con otros, reescribiéndolos también junto con otras compañeras y compañeros debería ser el camino a seguir para lograr una plena competencia en la escritura.

III. Algunos recursos gratuitos para trabajar a distancia la lectura y la comprensión

1. Para aprender las letras y lectura inicial
  • Memoria alfabeto: actividades de memorión en las que hay que emparejar letras o letras y palabras que comienzan por ellas. En español latino y con letra “de palo”.
  • Sopa de letras: búsqueda de la letra que muestra el programa, en mayúscula o minúscula.
  • Caja mágica: localizar, entre tres alternativas, el objeto que comienza con la letra que se muestra. Con letra de palo.
  • Juguemos con burbujas: asociación entre letras y su nombre. En español latino y con letra de palo.
  • Ruta maya: asociación entre letras y su nombre. Para elegir la letra hay que hacer clic sobre ella con el ratón. En español latino y con letra de palo.
  • Patinemos en el hielo: trazado de las letras. Interesante si se tiene pantalla táctil. En español latino y con letra de palo.
  • Escribe las letras: otra actividad de trazado, con mayúsculas.
  • La isla de las letras: presenta varias actividades sobre cada letra (considera ch y ll como letras): ver, trazar, buscar palabras que la contengan, combinar consonantes con vocales… La navegación desde la pantalla principal no me ha funcionado bien, así que creo que es mejor acceder a las letras desde el abecedario de la web que enlazo. Utiliza letra ligada y probablemente es el programa para el trabajo de las letras más sistemático de los que presento.
  • Iniciación a la lectoescritura: propone actividades variadas letra por letra: reconocer, emparejar, formar palabras, ordenar oraciones. Con letra ligada.
2. Bolsa de letras
  • Qué mareo: juego de ordenar letras para fomar palabras. Se puede actuar por ensayo error y no dice qué palabra has hecho. Con letra de palo.
  • Concurso de palabras: escribir la palabra con las letras que se ofrecen. Con mayúsculas.
  • Ordenar palabras: sin ninguna pista, bastante difícil.
3. Juego del ahorcado
4. Para practicar lectura simultánea
  • Videocuentos: colección de cuentos grabados en Youtube que se pueden escuchar al tiempo que se leen. Las herramientas de los vídeos permiten cierto control sobre la velocidad con la que se narra la historia, aunque el resultado puede ser un poco fantasmagórico. Con letra de palo.
  • Librería Árbol ABC: no he conseguido poner un enlace directo a la librería. Pero con un poco de navegación, se pude buscar en esta web de recursos educativos la parte de Librería, dedicada a niños de 6 y 7 años. Allí hay una colección de audiocuentos dedicados a distintas letras y dígrafos. A diferencia del anterior, el formato es de libro electrónico, tiene opoción de escuchar la lectura o de leer sin audio. No se puede modificar la velocidad del audio. En español latino y con letra de palo.
  • Programas TTS: se trata de aplicaciones de conversión de texto a voz, en las que podemos escribir o pegar nuestro propio texto para que el programa lo lea. Tienen el inconveniente de que alguien debe preparar la actividad ya que no podemos hacer que aparezca el texto en la pantalla del alumno. Aunque no puedo utilizarlo, porque en casa no tengo herramientas de Microsoft, el Lector inmersivo de esta compañía me ha parecido una herramienta con un diseño muy claro. Además, como complemento permite dividir el texto en sílabas o señala qué palabras son sustantivos, verbos, adjetivos y adverbios. Otra posibilidad puede ser Natural reader, que permite que el texto se pueda ver con la fuente Dyslexic.
5. Sopas de letras
  • Generador de sopa de letras: sirve para hacer sopas de letras interactivas personalizadas, pero son locales, no se pueden publicar y se pueden resolver por ensayo error, arrastrando el ratón por las letras hasta que aparece una coincidencia.
  • Ensopados: otro generador que permite la publicación en línea de las sopas. Se pueden cancelar las palabras invertidas, pero no las palabras en diagonal.
6. Para desarrollar la fluidez
  • Galexia: aunque había dicho que no iba a incluir aplicaciones para móvil o tableta, esta es para Android, pero creo que merece la pena destacarla. Con actividades variadas y uno de los pocos programas que ha sido investigado. Con letra de palo.

  • Monster likes words: hay que completar las palabras en un tiempo (bastante) limitado. A veces me ha aparecido algo que no estaba en español.
  • Conecta las letras: juego de sopa de letras, con un poco de Tetris.
  • Velocidad lectora: permite proyectar letras, sílabas o palabras a una velocidad determinada. Tiene otras opciones que me han producido errores al intentar utilizarlas. Tiene una serie actividades preconfiguradas a la que llaman método para mejorar la velocidad lectora.

7. Vocabulario
  • La competencia léxica: actividades con palabras homófonas, polisémicas, significados figurados o frases hechas. Tiene una mecánica sencilla (seleccionar, emparejar, elegir el que sobra…) con una presentación bastante elaborada.
  • La competencia léxica II: extranjerismos, palabras compuestas, prefijos y sufijos.
8. Para la comprensión
  • Intralíneas: plataforma para el desarrollo de la comprensión lectora, planteada para alumnado desde 4º de Educación Primaria hasta Bachillerato. Contiene cientos de textos de temas variados ya anotados y con preguntas que se pueden contestar en un ordenador, móvil o tableta. También es posible editar las preguntas (modificarlas, suprimirlas o añadirlas) o transformar la actividad interactiva a un PDF. Se trata de una plataforma comercial, pero tiene un modo gratuito que solo requiere registro.
  • Prueba T: plataforma de aprendizaje con actividades variadas. En la parte de juegos se pueden encontrar El reto de los 30 minutos, que es una actividad en la que se van presentando distintos textos breves acompañados por una pregunta y, también, La fortaleza de los relatos, una actividad con preguntas sobre textos que tiene la peculiaridad de que está realizada con ítems liberados de las pruebas PISA. También, que incluye preguntas en las que los alumnos deben redactar una respuesta breve. Aunque se puede probar el funcionamiento de las actividades, requiere registro para trabajar. Ofrece la posibilidad de que el profesor encargue tareas y haga seguimiento del alumno.
  • Lecturas con preguntas: lees el texto, respondes preguntas de elección múltiple, te informa de los aciertos. Hay distintos niveles y con un poco de navegación se encuentran otras lecturas.
  • Test de lectura: una forma de trabajo parecida a la del punto anterior, con cronómetro (al final de la página).
  • Lecturas interactivas: etc.
  • Proble+2: trabaja la comprensión básica de problemas matemáticos, aunque la mayor parte del trabajo es de resolución de problemas.
  • Comprensión lectora, prácticas de lectura intensiva: con un aspecto anticuado y una interactividad rudimentaria, pero contiene actividades para ordenar textos, completaros, elegir título, detectar contradicciones…
  • Fondo lector: un programa muy veterano (y se nota en su aspecto) con textos y preguntas de elección múltiple y, también, actividades de ordenar frases o de vocabulario.

IV. Cinco aplicaciones y otras herramientas para enseñar a leer a los más pequeños

Hoy nos centraremos en aquellas aplicaciones que te brindarán la oportunidad de enseñar a leer a los benjamines del hogar de una manera sencilla y divertida para toda la familia. Unas herramientas que convertirán el aprendizaje en un proceso agradable y ameno, compartido por mayores y niños. Nos centraremos, eso sí, en las edades comprendidas entre los tres y los seis años.

1. Dic-Dic

Con Dic-Dic tus pequeños pasarán por todas las etapas del proceso: conocer las letras, deletrear, relacionar sonidos con legras, y hasta empezar a escribir. Una de sus virtudes (y rasgos diferenciadores) es que no solo permite aprender la lengua materna, sino también vocabulario de otros idiomas, entre los que encontramos, además del español, el catalán, inglés, ruso y francés.

Asimismo, la estructura de la app nos brinda la oportunidad de escoger el nivel de dificultad, el uso (o no) de pistas sobre la marcha y otras preferencias. A pesar de que se trata de ejercicios, el programa de logros e incentivos que integra supone una auténtica motivación. Los mejores “alumnos”, además, tendrán un juego extra que aparece al acumular una serie de logros.

El diseño, repleto de dibujos divertidos, animales y colores vivos la hace muy atractiva visualmente. Viene con locuciones de hablantes nativos y para su puesta en marcha se ha contado con el asesoramiento de docentes y pedagogos. La hallarás en iTunes de manera gratuita, sin publicidad alguna ni ventas integradas. Uno de nuestros favoritos.

2. Aprender Jugando

Compatible con Android, Aprender Jugando está enfocada par que los preescolares empiecen a familiarizarse con las letras, animales, números, instrumentos, colores y otras nociones elementales que les acompañarán a lo largo de toda su vida. Podrán lograrlo con solo apretar las imágenes y esperando que se reproduzca el correspondiente sonido o canción, por ejemplo.

En ella también se incluyen vídeo cuentos educativos populares: Caperucita Roja, Los tres cerditos, La Ratita Presumida, Hansel y Gretel y otros personajes volverán a renacer de entre sus cenizas para activar tus recuerdos y que tus hijos aprendan contigo el valor y placer de la lectura. Muy colorida e intuitiva de usar.

3. ABC Aprende a leer

Desarrollada por Ignacio Despujol Zabala, esta herramienta para iOS se basa en un principio muy simple: la de asociar dibujos con palabras. Encontrarás tres bloques de niveles: alimentación, navidad y playa; a cada uno de los cuales pertenece una serie de términos. Cuantos más aciertos, mayor número de estrellas conseguirá tu pequeño.

Eso sí, algunos usuarios se quejan de que la versión gratuita se queda corta en palabras. Su uso, en todo caso, resulta intuitivo y didáctico. Cuenta con su propia página web y su diseño no se sale nada fuera de lo común de este tipo de utilidades: letras desiguales, colores apastelados, una amplia gama cromática, personajes divertidos, etcétera, son algunos de sus símbolos de identidad.

4. LudiletrasPro

También de lectroescritura e ideada por la editorial Tekman Books y el Colegio Montserrat de Barcelona, su objetivo se centra en que los menores de entre tres y seis años aprendan a leer y a escribir. Y parece que lo consigue, pues se trata de una de las más populares usadas en varios centros de nuestro país. Como otras tantas, lo que hace es incorporar el juego, haciendo que los escolares identifiquen gestos con palabras.

Se pasa de forma natural de la fase silábica a la composición de términos enteros, más complicados. El sistema dispone de sus propios personajes –Valentina, Faruk, Hugo, Cloe y Lucas- que acompañarán al niño durante todo el aprendizaje. El diseño resulta clásico, agradable y se vale de las típicas tipografías de colegio que a todos nos recuerdan a los cuadernillos Rubio. Ahora bien, es de pago y cuesta 1,99 euros.

5. Aprender a Leer. Curso Completo

Similar a las anteriores, esta app presta especial atención a las sílabas y, para ello, recurre a imágenes con las que el niño relacionará los vocablos y que, finalmente, sabrá reconocer (método fotosilábico). Según sus creadores, puede empezar a usarse incluso antes de los tres años. Integra símbolos (letras y sílabas), jeroglíficos y sonidos.

Viene con 12 capítulos o cartillas interactivas muy completas (para que te hagas una idea, la primera cuenta con 120 ejercicios) en las que se va incrementando el nivel progresiva y alfabéticamente. Se actualizó por última vez en agosto del año pasado y puede mejorarse mediante compras de entre 2,60 y 9,68 euros; pero merece la pena. Búscala en la Google Play Store.

6. Otras herramientas

Al margen de las citadas aplicaciones, existen espacios alternativos y canales de YouTube en los que encontrarás información adicional al respecto. Nos quedamos, entre otros, con el de Lectoescritura –donde se analizan los diferentes métodos de aprendizaje, el mejor momento para enseñar, términos como la madurez lectora, etcétera-. Lunacreciente y Paty Poty también incluyen recursos básicos para ligar sílabas con la ayuda de canciones, marionetas y similares.

Piopio Family integra toda clase de consejos y manuales útiles, entre los que se cuelan una serie de videotutoriales destinados a que los más pequeños aprendan a leer divirtiéndose. Se estructura en distintos episodios que aportan también información interesante para padres. En este espacio, asimismo, encontrarás más contenido relacionado con la educación: los colores, tablas de multiplicar, cuentos, restas, y otros.

Fuentes de la información: lacuarta.com, theconversation.com, clbe.wordpress.com, genbeta.com, docentesaldia.com

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


LECTURA 1: LA LECTURA EN ENTORNOS VIRTUALES DE APRENDIZAJE: EL CASO DE LOS MATERIALES DIDÁCTICOS
LECTURA 2: ENTORNOS VIRTUALES PARA FORTALECER LA COMPETENCIA LECTORA: IMPLEMENTACIÓN, EXPERIMENTACIÓN Y EVALUACIÓN DE ESTRATEGIAS EMERGENTES





ACTUALIZAMOS NUESTRA APP:
Puede descargar gratuitamente en: Google Play | Apple Store

488 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: