[Doctoranytime] 5 consejos que te ayudarán a evitar la osteoartritis

       


La osteoartritis (OA) es una enfermedad articular degenerativa también conocida como artrosis o artritis por desgaste. El   principal   factor   de   riesgo   para   padecer   esta enfermedad es la edad avanzada (aunque se puede presentar a cualquier edad). Sin embargo, puede ser causada también por lesiones, obesidad, deformidades en los huesos, la frecuencia con la que las personas realizan actividades que ejercen fricción y estrés repetitivo sobre una articulación en particular.

Cabe mencionar la diferencia entre osteoartritis y la artritis reumatoide: La osteoartritis se caracteriza por la ruptura o desgaste de la superficie del cartílago que cubre las articulaciones, provocando de esta manera que en las articulaciones que se quedaron sin cartílago haya fricción “hueso con hueso” provocando la inflamación y dolor   de   las   articulaciones   afectadas,   así   como   en   las   áreas   alrededor   de   la articulación. Por lo general ataca primero las manos y los pies, pasando después a otras articulaciones. La velocidad de la enfermedad progresa rápidamente en semanas o meses, siendo de esta manera la enfermedad crónica articular más común.

La artritis reumatoide es la tercera enfermedad articular más común, en la cual se rompe la membrana sinovial de la articulación, esto ocasionado por qué las defensas del   cuerpo   detectan   como   invasora   o   extraña   a   la   articulación,   de   esta   manera atacándola y provocando inflamación y desgaste; esto habitualmente comienza en un lado del cuerpo y progresa posteriormente hacia el otro lado, pero evoluciona con una velocidad lenta, mostrando progresión que a menudo lleva años.

La OA es la forma más común de la artritis que afecta a las articulaciones, evitando la elasticidad y buen funcionamiento de estas. Esta enfermedad no puede evitarse ya que aparece por el envejecimiento. Sin embargo, sí existen formas que pueden reducir las posibilidades de padecerla.

Consejos para reducir los riesgos de osteoartritis

Generalmente los hábitos de vida son los principales factores que pueden producir osteoartritis. Por ejemplo, una vida sedentaria podría aumentar los riesgos de padecerla o incluso muchas actividad física sin cuidado. Algunos consejos para reducir los riesgos de osteoartritis incluyen:

Actividad física moderada

El ejercicio físico ayuda a mantener fuerza muscular y articular. Sin embargo, se debe moderar y realizar bajo la supervisión de un entrenador y médico para conocer el estado de las articulaciones y evitar lesiones permanentes o que lleven a sufrir de osteoartritis.

Evitar lesiones

Las lesiones articulares aumentan el riesgo de padecer osteoartritis. Por lo que se recomienda que al iniciar cualquier actividad física, realicen ejercicios   de calentamiento durante mínimo 10 minutos antes con movimientos suaves y circulares.

Mantener una alimentación balanceada

Esto es importante para prevenir sobrepeso que puede afectar a las articulaciones de forma directa ya que estas estarían bajo mucha presión por la carga excesiva. Una alimentación balanceada permitirá mantener el peso adecuado para el paciente. Se recomienda que la dieta sea rica en nutrientes, minerales y vitaminas. Y baja en carbohidratos, azúcares y grasas saturadas.

Como dato curioso, además de prevenir la osteoartritis, mantener una dieta balanceada evitará enfermedades cardiovasculares.

Evitar cargar pesado

Las cargas pesadas pueden ser una de las razones para que el paciente padezca de osteoartritis. Por lo que se recomienda evitarlas o no realizarlas de forma continua. En caso de tener que hacerlo, es importante realizarlo con precaución.

Evitar posturas forzadas o repetitivas

Para evitar la fatiga de las articulaciones, es recomendable evitar posturas forzadas y repetitivas. Esto quiere decir que no se mantenga la misma posición durante mucho tiempo, además de no forzar las articulaciones en posturas de excesiva flexión por tiempos prolongados. Se recomienda hacer ejercicios entre posiciones para evitar dolores articulares. Si estás sentado o te encuentras en una posición y te percatas que después de unos momentos te duele alguna articulación es debido a que la estás forzando y esto provocará inflamación y desgaste.

Para finalizar hay que recordar que, a pesar de que la osteoartritis no se pueda evitar por completo, mantener los hábitos mencionados anteriormente ayudarán a reducir los riesgos. Es necesario aprender a identificar los síntomas para poder acudir a consultar a un especialista y de esta manera conocer cómo se encuentra la salud de tus articulaciones y te oriente en caso de necesitar algún tratamiento.

Referencias:
  1. Sefac.org
  2. Mejor con salud

Con la colaboración del Dr. Luis F. Álvarez Sandoval, médico general. El Dr. Álvarez obtuvo la Licenciatura Médico Cirujano, Instituto de Ciencias y Estudios Superiores de Tamaulipas. Se especializa en curación de heridas, retiro de puntos, procedimiento quirúrgico menor con anestesia local, aplicación de inyecciones y lavado de oído.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: