Divertidas dinámicas de navidad online

216 Compartidas
216
0
0
0
0

       


Llega la navidad y todos los profesores quieren darle un toque festivo a sus clases presenciales o virtuales. En los colegios e institutos siempre se hacen juegos para niños en navidad y los profesores en esta cuarentena no podemos ser menos. Además, somos muchos a los que nos toca dar alguna clase durante las vacaciones y debemos tener a mano actividades para niños en navidad. Por eso mismo te presentamos algunos juegos o actividades que pueden ayudarte a hacer más dinámica las clases presenciales o virtuales.

Además, debemos tener a mano actividades para niños en navidad. Por eso mismo te presentamos algunos juegos o actividades que pueden ayudarte a hacer más dinámica las clases.

1. Juego de memoria

Además de disfrutar de diferentes actividades, puedes aprovechar para ejercitar la memoria de por ejemplo las personas mayores que están contigo. El juego es muy sencillo. Se trata de colocar en una mesa distintos objetos relacionados con la Navidad tapados con una tela. Cada participante tendrá un papel y un lápiz. Muestra durante 30 segundos los objetos. Los jugadores deben observarlos e intentar recordarlos. Tápalos transcurrido ese tiempo. Deben escribir los que recuerden en su papel y ganará el más objetos recuerde.

2. Detector de mentiras

Este divertido juego es ideal para las fiestas navideñas. Es una de las actividades para Navidad que os brindarán la ocasión de conoceros un poco más. Sentados a la mesa, cada participante deberá escribir 3 datos personales o hechos de su vida, pero sólo dos serán ciertos. Uno a uno, leerá lo que ha escrito y el resto de los jugadores tendrá que decir cuál es el falso. Sin duda, será una oportunidad para preguntar y conocer mejor a los miembros de la familia.

3. Descubre la palabra

Este es un juego para Navidad en familia sencillo y divertido. Uno de los participantes debe pensar una palabra relacionada con la Navidad. El resto debe hacer preguntas hasta conseguir adivinar la palabra secreta. Todos los jugadores participan pensando una palabra y el que más acierte gana.

4. Juegos de mesa para jugar en familia

¿Quién no tiene en casa algún juego de mesa? Aprovecha para proponer jugar todos juntos. Puede ser una ocasión muy divertida para compartir, reír y disfrutar en familia. Juegos como el parchís, el bingo, la oca o tantos otros pueden conseguir uniros durante un entrañable momento.

5. Búsqueda del tesoro

Es una buena ocasión para estar activos, sobretodo en estas fiestas que solemos comer más de la cuenta. Uno de los jugadores esconde varios objetos navideños por la casa. El resto debe encontrarlos. El que más encuentre, gana. Además, si tienes tiempo, puedes completarlo creando un mapa del tesoro en el que varios objetos se esconden en un mismo sitio. Puedes crear pistas que ayuden a lo participantes.

6. Recetas de cocina para Navidad

Qué mejor momento que los días navideños para juntaros en la cocina y preparar alguna receta que os guste o un postre sorpresa. Aprovecha esos ratos en familia para proponerlo y disfrutad de uno de los juegos para Navidad en familia más deliciosos. Seguro que entre todos os surge alguna idea o receta para preparar y disfrutar en al comida, en la merienda o en la cena.

7. Historias divertidas

Sentados a la mesa, el primer participante escribe en un folio una frase que será el principio de una historia. Sin que nadie la lea, doblará el papel por debajo de su frase y lo pasará al siguiente jugador. Se irá pasando el papel y doblando hasta que todos hayan participado escribiendo una frase. Si sois pocos podéis hacer dos rondas. Cuando todos hayan escrito, desdobla la hoja y verás qué historia más divertida habéis creado. Léela en alto y a reír.

8. Juegos de mímica

Escribe en varios papeles por ejemplo diferentes películas, personajes conocidos, de la Navidad o lo que pienses que puede ser divertido y que todos conocen. Dóblalos y cada participante debe coger uno. Mediante la mímica y de uno en uno deben conseguir que el resto de los jugadores adivinen lo que pone en su papel.

9. Adivina adivinanza

¿Qué te parece utilizar este juego para probar y degustar los postres típicos de la Navidad? Coloca en el centro de la mesa variedad de postres navideños que tengas en casa. Venda los ojos del primer participante y da a probar uno de los postres. Tendrá que adivinar de qué cuál se trata. El que más adivine, gana. Y después, ¡a dar un largo paseo en familia para gastar esas calorías extra!

10. Preguntas para pensar

Coloca en un recipiente distintos papeles doblados con preguntas para pensar y reflexionar sobre el nuevo año que viene. Por ejemplo ¿qué novedades tienes para el próximo año? ¿qué te gustaría conseguir? ¿a dónde te gustaría viajar? o ¿a quién te gustaría ayudar este año?. Cada participante coge un papel y contesta la pregunta. Puede ser otra forma de conocernos un poco mejor y de saber qué les interesa a nuestros familiares, qué le piden al nuevo año.

11. Adivina la historia

Para profes de literatura, una buena forma de practicar las características de un libro. Elige un libro al azar de la librería y empieza a leer el principio, tu alumno tiene que adivinar qué tipo de libro es, qué género, qué época o de qué va la historia. Si no lo hace con el principio empieza con páginas aleatorias del libro. 

La intención del juego es que tu alumno entienda las características de cada libro, los personajes, los temas que se tratan, los estilos… Así que siempre que te dé una respuesta pregúntale por qué cree que es esa.

12. Cuento encadenado

Escribe una frase y que tu alumno escriba la siguiente y así hasta completar una historia completa. Esto es un juego típico que muchos hemos hecho para matar el aburrimiento y ver como de surrealista podemos llegar a ser, pero intenta que con tu alumno tenga sentido.

Intenta escribir una historia juntos, intenta enseñarle qué es el clímax y el anticlimax de una historia. Qué es la introducción, el nudo y el desenlace, cómo se construyen los personajes.

13. ¿Qué soy?

Uno de los juegos más útiles en las clases de idiomas. Prepara una serie de tarjetas con el nombre de algunas cosas: un coche, una mesa, un árbol, una casa… Depende del nivel de idiomas de la clase. Repártelas al azar boca abajo y que cada participante se coloque la tarjeta en la cabeza para que todos la vean pero que él no sepa lo que pone.

El objetivo del juego es que el participante le haga preguntas al resto sobre lo que cree que pone en su tarjeta hasta que lo adivine. Las preguntas deben ser respondidas solo con un si o un no. Es un juego perfecto para mejorar cualquier idioma.

14. Hundir la flota matemático

Es como el clásico juego hundir la flota pero con un toque matemático. En cada casilla se añade una operación (la complejidad depende del nivel), el adversario canta la casilla que quiere atacar y para que su disparo haga efecto debe resolver la operación que está en esa casilla.

Tendrá un límite de tiempo para resolverla y si no lo hace no conseguirá atacar. El atacante debe resolver la operación incluso si no hay ningún barco situado en la casilla. Aunque hay gente que pone operaciones solo donde hay. 

Esta versión de hundir la flota se puede jugar con cualquier materia, ya que se pueden cambiar las operaciones por preguntas de cualquier tipo, inglés, francés, física, lengua, filosofía…

15. Dardos con preguntas.

Lo único que nos hace falta es una diana. Creamos una serie de preguntas según la materia que impartimos. Cada pregunta la asociamos a un número de la diana y dependiendo de dónde acierte el alumno se la haremos. Solo si el alumno la resuelve bien podrá sumar los puntos. 

Puede ser interesante que cuantos más puntos quiera sumar el jugador más difícil sean las preguntas, así si queremos ganar rápido tendremos que ser estudiantes aplicados. También podemos hacer que cada jugador haga sus propias preguntas, y nos aseguramos que el alumno haga una investigación sobre los temas a tratar.

16. Story cubes

Son cajas que suelen traer nueve dados diferentes, en cada cara de los dados hay dibujos diferentes que sugieren historias. El jugador tira los dados y debe contar un relato que tenga que ver con los dibujos que hayan salido. 

Es uno de los juegos para las vacaciones o para las clases que se ha puesto de moda, sobre todo para las clases de idiomas. Aunque también se puede usar en literatura, para enseñar cómo se construyen las historias y los personajes.

17. Manualidades

Una de las actividades para navidad más típicas. Podemos aprovechar una clase para crear decorado navideños y a la vez aprender algo que tenga que ver con la materia. Si impartimos alguna clase de idiomas lo tenemos fácil, porque podemos enseñar así vocabulario navideño.

Pero si somos profesores de otra asignatura solo tenemos que usar la creatividad para crear decoración educativa. Si somos profesores de matemáticas podemos decorar el árbol con las tablas de multiplicar o si somos químicos con la tabla periódica.

Otras ideas 
  1. Cantar canciones navideñas. Hace unos días nos pasamos dos noches cantando villancicos y me di cuenta de que era algo que les llenaba el espíritu y les ponía felices… Algo tan simple que les acercaba a la magia de la navidad… Algo que hacía tiempo no hacíamos y que este año lo retomamos! Si te sumas a la idea te dejo información que te puede interesar:
    • Música de villancicos tradicionales: aquí
    • Letras de las canciones que te puedes imprimir y tener listas para cantar: aquí.
  2. Hacer algún adorno de Navidad para regalar. Generalmente hacemos adornos para nuestro árbol pero, ¿y si hacemos alguno más para regalar y llevar a la casa de algún amigo o donde celebremos noche buena o cualquier otra celebración que nos viene por delante?
  3. Preparar galletas. En casa nuestros hijos entran en la cocina desde que son muy pequeños como te decía en «Edades y tareas para cocinar con niños», y entran porque es un juego para ellos, es un momento de compartir con nosotros y es el hecho de elaborar algo juntos que después podemos saborear, pero también es una forma de compartir con otras personas aquello que nos gusta. Entonces preparamos paquetitos para regalar… A ver a quién le toca este año!!
  4. Crear una lotería navideña. Esta es una idea que hacíamos entre mis primos cuando era pequeña para noche buena, y era algo tan sencillo, pero tan divertido como que cada uno preparaba algo hecho por uno: podía ser adornos de navidad, un poema inventado, un dibujo… Preparábamos tickets de lotería y lo vendíamos entre los familiares, a un precio irrisorio que para nosotros ya era todo un tesoro que repartíamos al final de la noche. Así, al acabar la cena y mientras los mayores hacían la sobre mesa, los pequeños sacábamos bolas e íbamos entregando los premios hechos por nosotros. Te aseguro que es algo que recuerdo con mucho cariño el día de hoy…
  5. Bailar bajo la luz del árbol de navidad. Nos encanta ver el árbol de navidad encendido así que por qué no disfrutar de su luz bailando? Villancicos o lo que se preste!! Y para los que no quieran bailar, a tocar música con la panera de la música!
  6. Visitar a alguien que hace tiempo no vemos. En esta época donde las tecnologías nos acercan a personas que hacía tiempo no sabíamos de ella, por qué no utilizar este medio para generar encuentros físicos y abrazar a aquellos que hace tiempo no abrazamos… ¡Mantener nuestras amistades es un muy buen ejemplo para nuestros hijos!
  7. Ir al cine. Al cine de verdad y disfrutar de la atmósfera que se genera. Ahora hay muchas películas familiares para ver así que no hay escusa.
  8. Seleccionar juguetes para donar. La solidaridad es un valor muy importante a transmitir a nuestros niños y esta fecha se presta a ponerla en práctica. En «5 acciones para educar la solidaridad» te explico cómo acompañar al niño en este sentido.
  9. Visitar alguna exposición, museo,… En definitiva, acercar la cultura a los niños, por lo menos estos días que tenemos algo más de tiempo.
  10. Hacer una «guerra» de cosquillas. No hace falta idear grandes juegos, sino tener momento de calidad con ellos y unas cosquillas pueden ser el mejor juego del mundo y recuerda: “No subestimes los pequeños momentos. En ellos se basan los grandes recuerdos”
  11. Disfrutad de un rato de charla en la cama. Durante la rutina este lujo queda al alcance de muy pocos, así que en las vacaciones, un encuentro familiar en la cama puede ser de lo más gratificante…
  12. Visitar algún mercadillo artesanal. Si hablábamos de hacer adornos con nuestras manos y el valor que esto transmite, que mejor que hacerles ver la importancia que tiene todo eso con la artesanía y evidenciarles aún más que cada objeto tiene una historia y un valor detrás: el valor de lo cercano.
  13. Investigar cómo se celebra la navidad en otro lugar del mundo. Otra cosa apasionante, que vean que el mundo no es donde vivimos sino que hay mucho más allá y que tienen costumbres muy diferentes a las nuestras. Por ejemplo, en mi país es verano ahora y sólo esto ya hace que se viva de otra forma.
  14. Crear vuestra propia versión de villancicos. Si en casa nos encanta buscar versiones diferentes de los cuentos clásicos, ¿por qué no tener nuestra versión de los villancicos?
  15. Dedicar tiempo a leer en familia. Aprenden con nuestro ejemplo…
  16. La cena la preparan los niños hoy! ¿Qué tal si una noche son los niños quienes nos regalan una cena? Solo es cuestión de pensar un buen menú adecuado a sus dotes culinarias y acompañarlos en su elaboración. Estoy segura de que hasta nos regalan una mesa preciosa y un servicio excelente. Probadlo que funciona!!
  17. Pasear sin un rumbo fijo y sin prisas… Dejaros llevar y abrid bien los ojos, seguro que vuestra mirada encuentra cosas maravillosas que no habías parado a mirar…
  18. Sorpréndeles con algún parque nuevo donde jugar. Hay tiempo de desplazarnos, por qué no ir a alguno diferente y sorprenderles?
  19. Escribir una postal a alguien querido. No perdamos la costumbre de la correspondencia, sino ese término desaparecerá y no seremos correspondidos de la misma manera! Aparte es una magnífica oportunidad de ejercitar la escritura en los niños!
  20. Pasar una noche entera contando historias de nuestra infancia. El valor de nuestra esencia… porque nosotros también fuimos niños y hoy somos lo que somos por gran parte de lo que vivimos… Es una manera de que nos conozcan también!
  21. Llenar nuestras manos de caricias, mimos… y no de tecnología. Hace un tiempo hacía una reflexión que comparto el día de hoy y te invito que la leas, porque estos años pasan y no vuelven y porque lo que ven de nosotros serán lo que hagan mañana… Así que llenemos nuestras manos de caricias más que de otras cosas que no dejarán una huella tan positiva e importante en sus vidas.
  22. Mirar juntos las fotos de cuando éramos niños. 
  23. Enséñales a jugar a algo que te gustaba mucho y le estarás transmitiendo la importancia y los valores de los juegos tradicionales.
  24. Dedícale un tiempo especial a cada niño por separado. Cómo lo necesitamos… porque cada uno es distinto y necesita cosas distintas así que un momento único es imprescindible.
  25. Deja que sean ellos los que decidan qué hacer hoy. Y relájate…
  26. Plantear los propósitos del nuevo año juntos. Siempre hacemos nuestros propios propósitos pero… ¿y si lo hacemos en familia y que sean comunes para todos?
  27. Hacer balance del año y buscar todo lo positivo. Hacer balance nos permite tener un rato de calidad para hablar sobre nosotros como familia y sobre cada uno en particular. Un momento para evaluar nuestros avances y poder ver qué podríamos mejorar…
  28. Coge un lápiz, pincel… y disfruta creando. Sea pintando o lo que sea no te olvides ni descuides aquello que realmente te haga disfrutar. Para uno eso es su momento de juego y transmitir esto a nuestros hijos es una manera de decirle que también necesitamos nuestros momentos para disfrutar solos o acompañados. Y por qué no, transmitirle una afición.
  29. Dedícate un momento a disfrutar de la soledad. Y siguiendo con el punto anterior… también es muy importante encontrar momentos para estar a solas, disfrutar del silencio y la calma para recobrar energía para el resto del año! Date un permiso!
  30. Buscad una frase que os guíe durante el año. Buscad y proponer una frase que os motive y que guíe vuestros propósitos para el año que viene. Escríbela y tenla bien visible para que todos la puedan ver. Si quieres, que la decoren los niños así la sentirán más suya, pero que sea vuestra guía para conseguir vuestros sueños del 2016!

Y si estas ideas te han gustado y quieres tenerlas más presentes estas Navidades, imprímelas y llévalas a modo de recordatorio:

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

ENLACE 1: DINÁMICAS GRUPALES
ENLACE 2: IDEAS PARA NAVIDAD



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: