Consejos clave para mejorar tus clases y aumentar la participación y el compromiso en clase

¿Cómo motivar a los estudiantes en el aula cuando la mayoría piensa que es aburrida? Hay muchas estrategias o trucos para fomentar la participación del alumno en el aula. La mayoría de los adolescentes asocian escuela con aburrimiento y cansancio, según una encuesta. Es algo que muchos profesores viven a diario. Horarios interminables, actividades complicadas, pasividad en clase, entre otras circunstancias, hacen que los alumnos no vean con muy buenos ojos el tiempo en el colegio.

Un mundo tecnológico, lleno de sorpresas y de interacciones permanentes, constituye la competencia de los profesores. Estos se enfrentan a la dificultad de mantener a los alumnos atentos en sus clases, con materiales y métodos diferentes a las realidades que viven fuera del aula.

El principal reto de los docentes es motivar a los alumnos. Las técnicas de participación pueden ser la mejor herramienta. Los expertos aportan las siguientes estrategias:

1. Definir la participación en clase:

Invitá a los estudiantes a participar en clase, realizar comentarios verbales e involucrarse en la conversación para que no haya solo una exposición por parte del docente. Promueve la comunicación entre profesores y estudiantes; una manera de hacerlo es a través del planteo de dudas, preguntas que no hayan realizado en clase y comentarios a través del correo electrónico o plataformas educativas, por ejemplo. Será importante recordarles a los alumnos que escuchar es también parte de la participación y que es necesario desarrollar esa capacidad.

2. Cultivar la presencia de los profesores que invite a la participación de los estudiantes:

Estar presente no solo significa estar en el salón de clase físicamente, sino también mentalmente. Es decir, es necesario que el docente todos los días esté atento a las interacciones e intervenciones de cada estudiante. Hay muchas maneras de mostrar que el docente está presente. Además, siempre hay que tener en cuenta comportamientos no verbales que transmiten confianza y comodidad, como una sonrisa, un comentario sobre el tiempo o un evento actual. Todas las acciones positivas, así como ver que el docente está comprometido con el contenido del curso y el aprendizaje de los estudiantes, ayudarán a promover la participación de los alumnos en el salón de clases.

3. Dedicar tiempo a hablar sobre el aprendizaje y a mostrar porqué es importante:

La conexión de lo que se aprende con su lado práctico es muy importante para captar la atención del alumno. Muchas veces, el problema de la falta de compromiso con la clase tiene que ver con que el alumno no ve la aplicación práctica o la importancia que tiene lo impartido para su carrera o desarrollo. Esto los lleva a querer aprender de una manera fácil, memorizar la información y estudiar o salvar haciendo lo mínimo posible. Por lo tanto, despertar en el estudiante el sentimiento de compromiso con el aprendizaje será tarea del docente. Los profesores serán los encargados de cautivar la atención y despertar la curiosidad del aprendizaje en los estudiantes..

4. Permitir que los estudiantes participen del proceso de aprendizaje:

Los docentes son quienes toman todas las decisiones sobre el aprendizaje de los estudiantes. Ellos deciden los contenidos, la manera de aprender, el ritmo y las condiciones en que aprenderán. Está bueno que los estudiantes puedan aportar y decidir sobre el método de aprendizaje, como por ejemplo ver qué temas desean tratar.

5. Diseñar tareas auténticas y experiencias de aprendizaje:

Siempre será bueno diseñar tareas nuevas para que los estudiantes participen en clase. Por ejemplo, plantearles una hipótesis y pedirles la predicción de los resultados o introducirlos a la crítica literaria y que den su opinión. Probablemente no sean los mejores trabajos y cometerán errores, pero trabajar sobre las equivocaciones es una buena manera de aprender. Además, contribuyendo al trabajo de la materia se genera un compromiso con el aprendizaje.

6. Utilizá cuestionarios, pruebas y exámenes finales:

Si el objetivo es la retención de la información a largo plazo y el docente quiere que los estudiantes sean capaces de transferir o aplicar el conocimiento, la mejor manera de cumplirlo es a través de un examen al finalizar el curso. Cada vez que un estudiante se vuelve a exponer a un material ya aprendido, éste se vuelve más fácil de recordar. Probablemente los estudiantes prefieren tener exámenes por unidad y no al finalizar el curso, por eso una buena opción hacer revisiones cada tres semanas y acumular menos información. Esto hará que sea más liviano y ayudará a los alumnos para prepararse de cara a los exámenes más largos.

7. Establecer conexiones con su realidad:

Todos prestamos más atención cuando se nos habla de cuestiones que nos interesan, que son próximas a los intereses particulares o del colectivo al que pertenecemos. Por eso es bueno hablar a los jóvenes de aquello a lo que están vinculados, aunque no parezca muy académico en principio. El experto en educación George Jones sugiere que al explicar una realidad se relacione con aspectos de la vida de los jóvenes, con aquello que les interesa.

Por ejemplo, hablar de hacer referencias a la cultura pop dentro de la lección, o incluso permitir a los estudiantes realizar comentarios sobre cómo el material de la clase se relaciona con su vida cotidiana. Afirma que “al relacionar las cosas con las que los estudiantes disfrutan interactuando fuera del aula, los maestros pueden fomentar un mayor interés en el aula”.

8. Juegos en el aula:

A quién no le gusta jugar, sobre todo si es joven, adolescente o niño. Hay muchos juegos que pueden utilizarse en el aula, que permiten a los estudiantes interactuar entre ellos. Pueden se simples estrategias como las que se utilizan en los campamentos: lanzar una pelota hinchable para elegir quién responderá la siguiente pregunta. Plantear competiciones con preguntas entre dos o tres equipos en el aula. Si los ganadores se llevan un punto extra en la nota, quizá haya mayor motivación.

9. Equipos previos:

Los equipos previos permiten que los estudiantes interactúen y dialoguen. Cualquier materia pueden plantearse con alguna tarea en equipos. George Jones sugiere que “si los estudiantes están particularmente desconectados en una discusión de clase, intente agruparlos en grupos pequeños de entre 3 y 5 miembros. A cada uno se le entregará una serie de preguntas y después de dedicar 5 minutos a discutir cada pregunta y se les pide que estén preparados para compartir sus pensamientos con la clase”. El fundamento de esta estrategia es “darle a los estudiantes tiempo para intercambiar ideas en un ambiente más pequeño, pueden sentirse más preparados para compartir esas ideas con la clase más grande después”.

10. Las cuatro esquinas:

Permitir a los alumnos moverse puede ser una estrategia para evitar el aburrimiento. Las Cuatro esquinas es una actividad en la que el profesor etiquetará cada esquina de la sala con una respuesta (por ejemplo, las “muy de acuerdo”, “de acuerdo”, “en desacuerdo” y “totalmente en desacuerdo”). Después de plantear preguntas, les pedirá a los estudiantes que se muevan al rincón de la sala con el que se identifican. A continuación, los estudiantes pueden discutir por qué eligieron esa esquina. De esta manera, no estarán quietos en sus sitios, sino que tomarán una decisión consciente y crítica sobre lo que piensan sobre el material de la lección.

11. Aprovechar la tecnología:

La tecnología está presente en nuestra vida de mil maneras. Siempre que los profesores puedan, es bueno utilizarla en la clase. Georges Jones recuerda que “dado que la mayoría de los adolescentes están pegados a su tecnología, usarla en el aula podría ayudarlos a estar más interesados por los materiales”. Espacios como Socrative pueden utilizarse para generar encuestas interactivas en las que los estudiantes participan desde sus propios dispositivos respondiendo a preguntas concretas.

12. Emplear la tecnología:

La generación Z la maneja con naturalidad, y la tiene integrada en su vida cotidiana. Las herramientas digitales son muy útiles para despertar su interés y animarles a participar. En el Colegio disponemos de tablets y de pizarras digitales entre otros dispositivos.

13. Trabajar por proyectos:

Eel aprendizaje basado en proyectos (PBL) es muy útil para que el alumnado tome las riendas del aprendizaje. Con esta metodología activa se pone en el centro los intereses de los estudiantes. También permite proponerles temáticas atractivas sobre las que desarrollar el trabajo. Además, implicará hacerlo colaborativamente, por lo que mejorarán sus habilidades sociales, así como la cohesión del grupo y la integración en el mismo de cada uno de ellos.

14. Ofrece seguridad

Sin lugar a dudas, una de las razones más comunes por las que los estudiantes no participan en clase es la vergüenza o la timidez. Así, lo más conveniente es ofrecerles seguridad y crear un ambiente cómodo donde se sientan libres para dar sus argumentos sin ser juzgados o ridiculizados.

En este sentido, siempre hay que poner de manifiesto que las burlas no se admiten en clase y que todos podemos equivocarnos. Es más, fallar nos ayuda a mejorar y aprender.

Igualmente, es aconsejable ofrecer un tiempo al alumno para que piense la solución a un ejercicio antes de pedirle que lo realice en la pizarra, por ejemplo, ya que así no sentirá tanta presión.

15. Realiza preguntas

Otra forma de hacer que los alumnos participen en clase es realizar preguntas a medida que se va explicando la lección, involucrándolos en la conversación y, con ello, en su educación.

Así, conseguimos que el alumno se mantenga atento a lo que el profesor está explicando en ese momento y, además, logramos que la clase sea más dinámica.

Del mismo modo, debemos pedirles a los estudiantes que hagan las preguntas que deseen para resolver dudas que podrían tener varios compañeros o abordar un tema sobre el que les gustaría tratar en relación con la materia.

16. Repasa la última lección

Una tarea muy importante para recordar y consolidar los conocimientos de los alumnos es repasar la última lección impartida. Además, con ello también tenemos la posibilidad de pedir a los alumnos que expliquen los términos y los conceptos que se mencionaron en clases anteriores.

Al hablar sobre un temario que ya conocen y que han aprendido recientemente, los alumnos mostrarán una mayor predisposición a participar y exponer sus conclusiones.

17. Haz pausas

Cuando se realizan clases donde la dificultad de la materia es elevada, hay grandes probabilidades de que los alumnos desconecten y dejen de prestar atención al profesor y, por lo tanto, no participarán en el desarrollo de la misma.

Para evitar esta situación es apropiado hacer pausas donde los estudiantes puedan despejar la mente o donde se especifiquen los aspectos más importantes de la lección, impidiendo que ningún alumno se sienta perdido.

Fomenta las actividades lúdicas

Finalmente, para conocer cómo conseguir que los alumnos participen en clase, no podíamos olvidarnos de mencionar la relevancia de fomentar las actividad lúdicas.

La gamificación nos ofrece grandes ventajas para enseñar a los estudiantes y también servirá para que los alumnos interactúen entre ellos, obteniendo un mayor ánimo y motivación por colaborar.

participación

Recomendaciones de la IA (Inteligencia Artíficial) para los docentes

Aprovechamos y le consultamos a la IA y esto es lo que nos contestó:

Promover la participación y el compromiso de los estudiantes en clase es importante para asegurarse de que están entendiendo el material y están comprometidos con su educación. Aquí te presento algunas maneras de lograrlo:

  1. Crear un ambiente de aprendizaje positivo: Es importante crear un ambiente en el que los estudiantes se sientan cómodos para participar y hacer preguntas sin temor a ser juzgados.
  2. Establecer expectativas claras: Debes establecer expectativas claras desde el principio del curso para que los estudiantes sepan qué se espera de ellos.
  3. Utilizar diferentes métodos de enseñanza: No todos los estudiantes aprenden de la misma manera, por lo que es importante utilizar diferentes métodos de enseñanza para llegar a todos los estudiantes. Esto puede incluir actividades en grupo, discusiones en clase, demostraciones prácticas, presentaciones y más.
  4. Proporcionar retroalimentación frecuente: Proporcionar retroalimentación frecuente sobre el desempeño de los estudiantes les permite saber cómo están haciendo y les ayuda a mejorar en áreas específicas.
  5. Fomentar la participación activa: Puedes fomentar la participación activa en clase haciendo preguntas abiertas que promuevan la reflexión y el debate, y alentando a los estudiantes a compartir sus opiniones y puntos de vista.
  6. Utilizar tecnología y medios digitales: La tecnología y los medios digitales pueden ser una herramienta útil para fomentar la participación y el compromiso de los estudiantes en clase. Puedes utilizar plataformas de aprendizaje en línea, juegos educativos, videos y otras herramientas digitales para hacer que las clases sean más interactivas y atractivas.
  7. Variar la dinámica de la clase: Para evitar que los estudiantes se aburran y pierdan el interés, es importante variar la dinámica de la clase. Puedes realizar actividades en grupo, debates, presentaciones, actividades prácticas, entre otras, para mantener la atención y motivación de los estudiantes.

En general, es importante ser creativo y adaptarse a las necesidades de los estudiantes para promover su participación y compromiso en clase. Alentándolos a compartir sus ideas y brindándoles un ambiente seguro y de apoyo, pueden fomentar su interés en el aprendizaje y su participación activa.

Enlace relacionado: Estrategias para promover la participación y el compromiso de los estudiantes en clase

Mi compromiso como estudiante

Aprovechamos para compartir en formato PDF el documento de “MI COMPROMISO COMO ESTUDIANTE”.

Este documento de compromiso de estudios, es una misiva que tiene como objetivo dirigirse a los superiores jerárquicos en materia escolar, para darles a conocer su compromiso de estudio. Esperamos que le sea de utilidad.

Este contenido ha sido publicado originalmente por universia.net y exitoeducativo.net

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

MI COMPROMISO COMO ESTUDIANTE



Comparte este artículo
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También puede leer:





Se desactivó la función de seleccionar y copiar en esta página.