Atención maestros y alumnos: ¿Usan Zoom, Google Meet o Teams? No se imaginan lo que le hace las videoconferencias, las clases online y las reuniones virtuales a sus cerebros

       


De video llamada en video llamada y tiro porque me toca. Acabar una y empezar otra. Desde que la pandemia irrumpiera en nuestras vidas, muchos profesionales se encuentran, casi a diario, con una concatenación de reuniones virtuales que se acaban prolongando durante horas. Incluso los hay que se tienen que bloquear determinadas horas para poder comer.
¿La consecuencia? Más estrés. Algo que ha confirmado un estudio de Microsoft. Un análisis que demuestra lo que pasa cuando se somete el cerebro de alguien a dos horas de reuniones sin interrupciones.

El estudio científico, realizado por el Laboratorio de Factores Humanos de la compañía tecnológica, demuestra que los descansos, incluso de las reuniones virtuales, resultan necesarios para evitar sufrir estrés.

Para hacer esta investigación, se contó con 14 voluntarios, quienes participaron en reuniones por videoconferencia y empleaban unos gorros especiales (equipo de electroencefalograma, EEG) encargados de medir la actividad eléctrica de sus cerebros.

Además, esas personas fueron sometidas a dos sesiones de agotadoras reuniones.

La importancia de los descansos

Las sesiones tuvieron lugar dos lunes consecutivos. En un día asistieron a tramos de cuatro reuniones de media hora consecutivas, y cada llamada se dedicó a diferentes tareas. Otro día, las cuatro reuniones de media hora se intercalaron con descansos de 10 minutos.

Las personas sin descansos sufrieron niveles de estrés más altos. Según la compañía, estos resultados “confirman” lo que muchas personas sienten: “Las reuniones virtuales consecutivas son estresantes”. Pero, según Microsoft, la investigación también apunta a un remedio simple: descansos breves.

Tu cerebro funciona de manera diferente cuando tomas descansos.

Tomarse un tiempo entre las videollamadas evita que se acumule el estrés.

Las reuniones consecutivas pueden disminuir su capacidad para concentrarse y participar.

Cuando los participantes tuvieron descansos para meditar, los patrones de ondas cerebrales mostraron niveles positivos de asimetría alfa frontal, lo que se correlaciona con un mayor compromiso durante la reunión. Sin interrupciones, los niveles fueron negativos, lo que sugiere que los participantes se retiraron o menos participaron en la reunión. Esto muestra que cuando el cerebro experimenta estrés, es más difícil mantenerse concentrado y comprometido.

En resumen, los descansos no solo son buenos para el bienestar, sino que también mejoran nuestra capacidad para hacer nuestro mejor trabajo.

Tomar descansos te ayuda a participar mejor

Los respiradores no solo alivian el estrés, también ayudan a su desempeño.

De qué manera hay que descansar

Para garantizar el estudio y que los resultados fueran comparables, todos los participantes que pudieron descansar lo hicieron a través de la meditación.

Según Microsoft, el estudio muestra que esa actividad permitió un “reinicio” de sus cerebros, por lo que comenzaron su siguiente reunión en un estado más relajado. También llegó al resultado que el nivel medio de ondas beta se mantuvo estable durante cuatro reuniones, sin acumulación de estrés, incluso mientras continuaban cuatro videollamadas.

También quedó demostrado que el no poder descansar entre reunión y reunión aumenta los niveles de estrés. Eso podría deberse a que “estás llegando al final de la reunión, sabiendo que tienes otra próxima y vas a tener que cambiar de marcha y usar tu cerebro para pensar mucho en otra cosa”, explica Bohan.

Microsoft también aprovecha para hacer una serie de recomendaciones sobre cómo deben ser esas pausas y descansos entre reunión y reunión.

Una herramienta que mide la salud en entornos laborales

El compromiso, la motivación y, en general, el bienestar psicofísico de las personas en sus puestos de trabajo son objeto de una atención cada vez más creciente por parte de las empresas, de las personas y de las normativas en todas las economías desarrolladas.

En este contexto, surge una nueva herramienta de software que fusiona inteligencia emocional e inteligencia artificial (IA) para medir el ánimo de los empleados de una empresa.

Beaconforce, una empresa emergente creada en San Francisco (Estados Unidos), es la responsable de esta plataforma -bajo el mismo nombre-.

Se trata de una solución que, con una sólida base científica y tecnológica, es capaz de analizar el estado de salud de las personas y de las organizaciones, ofreciendo al mismo tiempo puntos de atención y sugerencias de acciones correctivas para crear entornos de trabajo que estimulan y motivan al personal y que, por tanto, mejoran el rendimiento y la productividad.

“Una herramienta de escucha profunda que se apoya en una psicología científicamente probada para comprender los sentimientos de los empleados en tiempo real y, a través de la inteligencia artificial, transformar los datos en conocimiento y los conocimientos en acción”, detalla la compañía, que se compromete a dar a los ejecutivos “respuestas que ayudarán a orientar a su empresa en la dirección correcta”.

Un cambio en los software de gestión de RR.HH

Justamente por el carácter innovador de la aplicación basada en tecnología ‘mobile first’ y el perfil internacional del equipo de Beaconforce, el Grupo Zucchetti ha decidido entrar en la estructura de la empresa para acelerar su desarrollo y maximizar las sinergias a través de los conocimientos técnicos del grupo y su potente oferta de herramientas de gestión de recursos humanos.

De esta forma, la primera compañía italiana de software complementa su portfolio de servicios con una solución capaz de analizar y medir cómo se sienten las personas dentro de las empresas. Algo que resulta más importante si cabe en un momento marcado por la pandemia de la Covid-19 y el avance hacia un entorno laboral híbrido, que mezclará el formato presencial con el teletrabajo.

“La apuesta del Grupo Zucchetti por Beaconforce es la confirmación del trabajo realizado hasta el día de hoy de la calidad de nuestra solución en la que ya han confiado clientes de todo tipo y de varios países, así como de la importancia de la motivación y del compromiso de las personas para mejorar y mantener el rendimiento de las empresas a lo largo del tiempo”, señala Luca Rosetti, consejero delegado de Beaconforce.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Clarín en la siguiente dirección: clarin.com



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar:

Cómo cambiar de fondo en Google Meet

Google ha logrado situar a Google Meet, su plataforma de videoconferencias, como una de las preferidas por los usuarios,…