5 tendencias educativas en E-learning que no debes de perder de vista en este 2022

132 Compartidas
132
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos |


Aunque pareciera que en el 2021 hubo una adopción masiva de tecnologías educativas y modelos de enseñanza basados en e-learning, la realidad es que hay una enorme deuda con la calidad de estos modelos, y aún falta mejorar mucho la experiencia de aprendizaje de los estudiantes o participantes de cursos en línea.
Por ello, tener presente las tendencias de este sector es muy importante, pues no sólo se trata de encontrar caminos de mejora, sino anticiparnos a lo que serán las experiencias de formación basadas en tecnología en sus mejores versiones y así ser más competitivos en el mercado.

En este artículo te compartiremos las 5 tendencias que desde Yeira consideramos que serán determinantes para mejorar las experiencias de aprendizaje habilitadas por tecnología educativa este 2022. ¡Sigue leyendo!

1. Aumento de la interactividad social y modelos de bajo ancho de banda

En la actualidad muchas comunidades de aprendizaje están ávidas por regresar a la actividad presencial, en parte por la frustración de la poca interacción en línea.

La principal razón por la que los estudiantes están descontentos con sus clases en línea es que sus experiencias comunes se basan en modelos de instrucción masiva mediante plataformas de conferencia o videos, con poca o nula interacción entre estudiantes y el contenido.

Se ve poco probable que regresemos al 100% a un espacio físico a aprender, excepto en temas de instrucción práctica, como son laboratorios o entrenamientos técnicos, por lo que la necesidad de un aumento de interacción en línea continuará presente.

Esta necesidad tendrá que ser cubierta mediante sistemas de tecnología educativa y modelos tecno-pedagógicos que faciliten la interactividad con los contenidos, los instructores y entre los participantes del curso online.

Por otro lado, al conectarse a las clases o capacitaciones virtuales exclusivamente mediante videoconferencia decenas o cientos de estudiantes, se sobrecargan los sistemas de comunicación. No sólo representa un fuerte ancho de banda para las entidades educativas y los docentes o instructores, sino que representa costos para los mismos estudiantes, sobre todo cuando se conectan vía celular.

Por ello, este aumento de interactividad está acompañado de la necesidad de reducción del ancho de banda, y un menor uso de video en tiempo real como medio de instrucción.

Es un factor que nuevamente refuerza la idea de incrementar la interactividad: si el instructor no puede estar viendo a toda su audiencia a los ojos, en video o de otra forma, será indispensable tener mejores esquemas asíncronos para la comunicación con sus estudiantes, a través de herramientas de autoría como Bloom que incluyan la interacción social desde el mismo contenido.

2. Blended Learning y Real-Time Learning

El concepto de Blended Learning es la combinación de recursos o instrumentos de educación 100% en línea con actividades presenciales o instrucción directamente en el aula.

Una tendencia será dejar de pensar entonces en categorías como educación presencial o educación en línea, para pensar en educación por un lado y por otro lado en tecnología educativa, ya sea para el soporte presencial o bien para la formación vía internet.

La consecuencia de esta nueva forma de pensar en la educación y la tecnología es que las clases presenciales se beneficiarán de sistemas en tiempo real, y lograrán ser enriquecidas de una forma que no se había considerado antes de la pandemia del COVID-19.

Por ejemplo, mediante sistemas de evaluación o interacción social en tiempo real (real time learning) es posible que los estudiantes participen de manera más democrática, sin separar a los estudiantes físicamente (los de la fila de enfrente, los de la fila de atrás).

Adicionalmente el uso del celular o tableta como canal de aprendizaje en el aula es una oportunidad para que los estudiantes no se dispersen y el instructor tenga un recurso adicional a su favor. Por ejemplo, compartiendo directamente contenido en el dispositivo de cada usuario, para permitir la interacción en tiempo real con elementos de presentación, interacción y evaluación que el instructor puede controlar.

3. Learning Analytics accionable por el Instructor

El tema de Learning Analytics, o Analítica del Aprendizaje, es una parte de la tecnología educativa que verá un incremento en los próximos años, sin embargo, no se trata de los sistemas de analytics que buscan generar un “management dashboard”, es decir, orientados a la gestión o a las capas superiores administrativas de las entidades educativas.

La parte de Learning Analytics más relevante para el 2022 será aquella que permita a los instructores o profesores entender mejor a sus estudiantes, y entender cómo se están utilizando sus contenidos. Conoce aquí lo que en Yeira estamos haciendo con la integración de Learning Analytics en tiempo real directamente en el contenido con Bloom, nuestra herramienta de creación de contenidos mixtos.

Por ejemplo, mediante la revisión en tiempo real de los resultados de un examen, un profesor puede conocer cuándo sus estudiantes están ocupados resolviendo un problema o escribiendo un ensayo, y cuándo esta actividad ya no es la principal, y ahora los estudiantes comienzan a comunicarse entre sí (para comparar resultados o inclusive pedirse ayuda).

Lejos de buscar reforzar aspectos de persecución académica, proctoring o antiplagio, lo relevante será entender el contexto social del grupo, para encontrar mejores formas de apoyar su aprendizaje. Por ejemplo, estableciendo grupos en los que los estudiantes más avanzados ayuden a los que están teniendo dificultades para progresar.

Otro ejemplo es poder revisar desde los contenidos el nivel de involucramiento (engagement) y los resultados de forma estadística. Si un reactivo o pregunta de una evaluación, por ejemplo, sólo obtiene respuestas equivocadas, quizás será momento de revisar si está bien planteado o si está del todo relacionado con el tema que se está tratando. Si por el contrario siempre se está contestando correctamente, posiblemente se pueda mejorar la dificultad de la pregunta.

4. Comunidades y redes sociales privadas para el aprendizaje

Existe en la actualidad una fuerte reflexión en torno al uso de las redes sociales, que se ha venido gestando a partir de una variedad de casos de alto impacto negativo en el mundo y que es relevante considerar para el contexto educativo.

Por mencionar un caso, pensemos en los problemas legales de Facebook en relación al manejo de noticias falsas o tendenciosas, o en la epidemia que afecta a las jóvenes usuarias de Instagram con problemas de salud o alimenticios por su exposición a contextos de violencia, por su color de piel o físico. Estos problemas son tan presentes que las mismas redes sociales, a sabiendas de su nocividad, establecen reglas para evitar que los menores de edad o comunidades vulnerables utilicen sus plataformas.

Derivado de este contexto poco favorable para la educación, una tendencia importante es la creación de redes sociales ad-hoc o privadas, en las cuales los usuarios de una comunidad de aprendizaje se sientan más cómodos, protegidos y con un mayor nivel de confianza para interactuar y así fortalecer su aprendizaje.

Estas redes tienen por objetivo una muy baja carga de configuración para el usuario, con una tendencia a producir interacciones anónimas o con muy poca exposición del perfil del usuario (datos), además de que serán emergentes, sin barreras de entrada o salida, y altamente contextualizadas.

Una red social emergente es una red que no requiere una configuración complicada para ingresar (se puede dar con el acceso a un LMS de forma transparente) y tampoco implica una barrera de salida, es decir, el usuario no está obligado a participar para ver las interacciones, y puede retirarse cuando ya no es relevante o necesario continuar en dicha red. El aspecto contextual se relaciona con la claridad de propósito de la interacción social. Las redes sociales en el contenido permiten a los usuarios participar dentro de un tema o contenido, sin estar saltando entre páginas o sitios, lo que clarifica la interacción.

Finalmente la posibilidad de moderación de estas redes permitirá que el instructor tenga mayor control, para beneficio de todos los miembros de la comunidad de aprendizaje.

Hoy en día muchas de las redes sociales para aprendizaje dependen de un administrador central (o en ocasiones un soporte para redes sociales que está fuera de nuestro alcance), por lo que los tiempos de respuesta aumentan, y por tanto los incidentes que requieren moderación afectan más a la comunidad.

Las redes sociales privadas para aprendizaje permitirán una intervención inmediata por parte del instructor, de la misma forma en que se presentan en el aula. Con Bloom, es posible integrar recursos sociales dentro de cualquier tipo de contenido expositivo o evaluativo para así aumentar la tasa de participación e involucramiento con el curso.

5. Mayor Integración de VR y LMS/LRS

Aunque cada año se espera que sea el año de la Realidad Virtual (y en esta ocasión será el de los Metaversos), la realidad es que el enfoque no debería estar tanto en la interacción en mundos virtuales, tanto como en la posibilidad de integración entre estos sistemas, con plataformas educativas.

Hoy en día las actividades en entornos virtuales, simuladores, videojuegos o realidad aumentada y virtual se consideran acciones offline para muchas plataformas de aprendizaje. Una necesidad importante para la formación será integrar cada vez más los datos generados por estos entornos, dentro de sistemas de reporte de progreso, interacción y evaluación.

La tendencia más importante en este sentido será apoyarse en sistemas LRS (Learning Record Store) que puedan ser mucho más estables, consistentes y robustos, para reportar eventos de aprendizaje en VR, y que funcionen como intermediarios para generar reportes a nivel de los sistemas de gestión del aprendizaje (LMS).

Por lo tanto, el contar con un LRS o Bloom que pueda comunicarse con un entorno de aprendizaje basado en simuladores gamificados, realidad virtual, aumentada o mixta, será clave para avanzar a mejores modelos de formación con este tipo de entornos.

Conclusiones

El 2022 será un año crucial para el sector de EdTech y la mejora de experiencias de aprendizaje con el apoyo de la innovación tecnológica. Aunque la pandemia de COVID-19 fue un factor clave para la adopción de tecnología educativa, lo cierto es que se tomaron medidas paliativas, muy lejanas a lo que sería la aplicación ideal de tecnologías verdaderamente útiles, no sólo para la formación en línea, sino incluso la que se da en el aula.

En este momento, en todos los niveles educativos hay una urgencia por regresar a la educación presencial, debido a la frustración que se ha producido en alumnos y profesores, por parte de soluciones que no se originan en el ámbito educativo. Quizás será importante distinguir que el origen de estas frustraciones no es en sí el e-learning, sino la ausencia de interacción social y acompañamiento, temas que abordamos en este artículo.

Si estás listo para llevar tu oferta educativa al siguiente nivel, prueba Yeira completamente gratis, plataforma todo en uno para que conviertas tus cursos en experiencias significativas de e-learning, en minutos.

Cuéntanos en los comentarios: ¿Qué otros temas crees que marcarán la agenda del e-learning en 2022?

Este contenido ha sido publicado originalmente por Yeira en la siguiente dirección: yeira.training



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: