SOLEMOS PONER POR DELANTE LO COGNITIVO Y NOS OLVIDAMOS DE LO SENSORIAL Y LO EMOCIONAL

14 Compartidas
14
0
0
0
0

La Licenciada Heike Freire estudió Psicología y Filosofía en la Universidad de Nanterre (París, Francia). “Sus investigaciones sobre las relaciones entre salud, bienestar y aprendizaje en la naturaleza la han convertido en un referente de la Pedagogía Verde, enfoque educativo que ha creado y viene desarrollando desde los 90. Ha publicado centenares de artículos, así como dos obras: “Educar en verde. Ideas para acercar a niños y niñas a la naturaleza” (Graó, 2011) traducido a seis idiomas, y “¡Estate quieto y atiende!: Ambientes más saludables para prevenir los trastornos infantiles” (Herder, 2017).

Con sus amplios conocimientos, su experiencia y su calidez humana, Heike acompaña a educadores, familias, profesionales, escuelas y organizaciones en sus procesos de crecimiento y renaturalización”. […]Ha dirigido las revistas Cuadernos de Pedagogía (Wolters Kluwer) y Mente Sana (RBA). Ha coordinado la obra colectiva “Infancia y adolescencia” (Wolters Kluwer, 2012) y, actualmente, tiene en prensa dos nuevos títulos: “Bienestar, buentrato y democracia” y “Espacios vivos para renaturalizar la escuela”. SOBRE HEIKE.

Para la profesora Freire en las escuelas y colegios, debemos poner un poco más de atención sobre la ecología y nuestra relación con la naturaleza propia. Es cierto, que no todos tenemos los mismos espacios naturales, pero podemos traer la naturaleza al aula, como propuso Tagore. Es necesario “convertir los patios en huertos, jardines o granjas. Además de los beneficios que éstos aportan a los alumnos por el contacto con la naturaleza, gracias a estos espacios también se puede aprender matemáticas, lengua u otras asignaturas. Otras iniciativas interesantes pueden consistir en crear aulas al aire libre o introducir materiales de la naturaleza en las clases” (TICHING 13/02/2014).

Siguiendo con nuestra serie APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN, compartimos por motivos únicamente educativos, parte de la publicación de El País (España), BBVA y Editorial Santillana, en la cual Heike Freire dialoga con Tamara, Díaz maestra de Educación Infantil, sobre la educación y el contacto con la naturaleza. Tocan el tema de las relaciones humanas en casa y en la escuela, el estrés infantil, la psicomotricidad, los valores, la tecnología y su invasión a muchos espacios de convivencia. Y afirma a “que el ser humano, desde el principio de los tiempos, nuestra especie ha emergido, de alguna manera, de este entorno natural que es la biosfera. Y nuestros organismos están perfectamente adaptados, perfectamente equilibrados, … “.

TAMARA DÍAZ: ¿Crees que ahora tienen el suficiente contacto con la naturaleza los niños de hoy en día?

HEIKE FREIRE: “No, no creo que ahora mismo… De hecho, hay estudios que lo prueban. Por ejemplo, hace unos años, hubo un estudio de la Universidad de Do Minho, en Portugal, que demostraba que pasaban el 76% del tiempo, los niños y niñas de entre 4 y 12 años, el 76% de su tiempo sentados o acostados, en lugares cerrados, se sobreentiende. No se mueven. […] Y los niños y las niñas, resulta que es a través del movimiento precisamente como se desarrolla… Por eso hablamos de psicomotricidad, porque el movimiento es un factor fundamental a través del cual se desarrollan los sentidos, a través del cual se desarrolla la inteligencia espacial, a través del cual se desarrollan nuestros cuerpos, el vigor físico, etcétera. Y que, desgraciadamente, los niños de hoy no tienen oportunidades de movimiento. […] Y cuando hablamos de movimiento, estamos hablando necesariamente de espacio al aire libre. Porque un movimiento en un lugar encerrado es más limitado, ¿no?”.

APRENDER EN CONTACTO CON LA NATURALEZA. (MOMENTO DESTACADO 4´53”)

TAMARA DÍAZ: En los colegios notamos mucho cuando no pueden salir los niños al patio durante varios días, pues porque llueve, hace mucho frío o está nevando, y tienen que estar… Se llaman “patios de lluvia”. Y están tres días o cuatro, los que sean, sin salir a la calle. Lo notamos muchísimo tanto nosotros como ellos, que estamos desbordados.

HEIKE FREIRE: “…los primeros días se pasan mucho tiempo intentando que los niños y las niñas no salgan del aula. […] De hecho, muchas veces no nos damos cuenta de hasta qué punto los entornos y los espacios escolares influyen en las actitudes y en los comportamientos de los niños y las niñas. Y es muy importante, porque luego les atribuimos a ellos comportamientos que, realmente, bastaría con transformar eso… […] Cuando tú empiezas a trabajar en espacios abiertos, cuando empiezas a trabajar con la naturaleza… A las maestras os cuesta a veces, porque es el miedo a salir, el miedo… Porque hay tanto miedo alrededor de esto, ¿no? Pero cuando das ese paso y aprendes algunas estrategias, realmente te das cuenta de cómo facilita muchísimo tu tarea. Porque muchos de los comportamientos, de los que tú hablabas antes con lo del patio de lluvia, que son totalmente inadaptados, cuando los niños y las niñas están al aire libre o están en un entorno natural, más o menos natural, realmente no los muestran, están mucho más relajados. Y de esto hay estudios. Están muchísimo más relajados, son mucho más colaborativos, tienen muchos menos conflictos… De modo que favorece muchísimo el trabajo. […]”.

LA NATURALEZA COMO MAESTRA (VIDEO COMPLETO 44´22”)

TAMARA DÍAZ: … Y algo que he leído también que has comentado es sobre cómo la naturaleza puede afectar al desarrollo de los niños y a su aprendizaje.

HEIKE FREIRE. “En la naturaleza hay innumerables oportunidades de motivación y aprendizaje. […] solemos poner por delante lo cognitivo y nos olvidamos de lo sensorial y lo emocional. Hay quien habla del trastorno por déficit de naturaleza, porque dice que los niños y las niñas de hoy tienen un trastorno. Yo me he negado un poco a tipificarlo como trastorno. De hecho, no existe como trastorno, no está tipificado en ningún manual diagnóstico ni nada. […]”.

TAMARA DÍAZ: Sí, también han aumentado mucho los casos de TDAH, de hiperactividad. […] Y yo creo que también va muy asociado al movimiento.

HEIKE FREIRE. “Está muy asociado. […] es que los niños también están sometidos a muchísimo estrés por la forma de vida que llevamos, porque tienen cantidad de problemas. […] está demostrado que la naturaleza, de alguna manera, restablece nuestra capacidad de atender. […] te ayuda también a sentir todas tus sensaciones internas y externas, y eso relaja muchísimo. Entonces, todos los procesos… He hablado de procesos de desarrollo físico, ¿vale? También sabemos que evita alergias, problemas de miopía… […]”.

TAMARA DÍAZ: En las escuelas hay muchísimas enfermedades.

HEIKE FREIRE. “[…] el movimiento, el aire libre, ayuda a conectar con tus emociones mucho más claramente también, cuando estás en un espacio al aire libre. […] También se desarrolla mejor toda la inteligencia verbal, curiosamente. Se producen más interacciones. […] Desarrollan más su inteligencia, digamos, emocional. Se producen más relaciones sociales, con lo cual, la inteligencia social. Y, además, hay menos conflictos, esto también está comprobado. […] yo defiendo mucho el que se pueda combinar interior y exterior en la educación de los niños y las niñas. […] Sabemos que dependemos del mundo natural, que dependemos de él, que es el que realmente nos alimenta, el que nos da todo, y que ese cuidado hacia nosotros mismos, como naturaleza, y hacia el mundo natural, es fundamental. […]

TAMARA DÍAZ: … ¿Y tú cómo crees que podríamos trabajar los valores a través de la naturaleza y también enseñar a los niños ese valor tan importante de respetar la naturaleza?

HEIKE FREIRE.La naturaleza está llena de ejemplos que enseñan valores, de alguna forma. […] es una oportunidad tan grande de poder trabajar tantas cosas de la vida y de los valores, de la importancia del cuidado. […]”

TAMARA DÍAZ: … Algo que también a mí me preocupa mucho es el tema de las tecnologías y el que vivamos detrás de una pantalla. No solo los niños, también los mayores. Yo creo que es como la enfermedad del siglo XXI…

HEIKE FREIRE. “[…] tú te compras el aparatito pero nadie te habla de cómo utilizarlo. […] en la familia, se puede hacer un trabajo muy bonito. Que, de alguna manera, la tecnología no nos aleje, no cree problemas y conflictos entre nosotros, sino que, a partir de eso, lo convirtamos en una oportunidad para poder, de alguna manera, sacar lo mejor minimizando los inconvenientes, … […] cuanta más tecnología tenemos, más naturaleza necesitamos. Necesitamos naturaleza, la naturaleza que somos y la naturaleza de ahí afuera, de los otros seres, porque necesitamos repensar nuestra vida para que esa tecnología sea una herramienta a nuestro servicio. […]”.

Los videos y la transcripción completa de este conversatorio lo pueden Ustedes leer aquí: APRENDER EN CONTACTO CON LA NATURALEZA.

Esta publicación corresponde a la SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN

“Temo sobre todo a las puertas cerradas de cabeza y corazón, y cada vez las tenemos más. Las puertas abiertas claro que dan miedo, pero son un camino hacia algo, un acierto o un error, pero siempre al aprendizaje. Claro que hay riesgo, pero nunca he tenido miedo a equivocarme. Es mi derecho y mi obligación” (El País, 21/01/2018). 


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



14 Compartidas
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



You May Also Like