[Pedro Fulleda] Metodología FLEDO: las ludotecas en el área de gestión (I)

44 Compartidas
44
0
0
0
0

Google News | Grupo en | Grupo en | App | Videos | |


En el área de Gestión la Metodología FLEDO centra su labor en la creación y funcionamiento de ludotecas, como instituciones socioculturales para la promoción del juego con fines educativos.
El presente artículo resume un modelo de proyecto a tal fin, que puede ser aplicado en diversos contextos, principalmente latinoamericanos.
1. INTRODUCCIÓN

Trabajar para los niños y las niñas será siempre trabajar por un proyecto, pues cada niño es incuestionablemente un proyecto de hombre, y cada niña es, igualmente, un proyecto de mujer. Las capacidades, destrezas, aptitudes, actitudes, sentimientos y valores humanos que hoy seamos capaces de inculcar y desarrollar en niños y niñas determinarán al tipo de hombre y de mujer que tendremos mañana. Los educadores comprendemos cabalmente este principio esencial en todo empeño de construcción humana, y aspiramos a que los diseños de la sociedad contribuyan a hacerlo realidad. Tristemente, en la gran mayoría de los casos no es así,  y se ha preferido reprimir y sancionar  las conductas adultas inadecuadas antes que prevenir su aparición desde la infancia. Los sistemas educacionales formales tradicionalmente se han empeñado en la transmisión de conocimientos que aseguren la adquisición de capacidades, destrezas y aptitudes, con el propósito de preparar a los hombres y mujeres del mañana para el rol de productores al que se les destina. ¿Qué pasa con las actitudes, sentimientos y valores humanos?  Es incuestionable que la mayor aportación en tal sentido corresponde a las denominadas vías no formales de la educación.

2. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

La educación no formal es un complemento indispensable del sistema formal que se cumple en las instituciones educativas. Su primera instancia es la familia, donde el ejemplo y autoridad de los padres, abuelos y demás personas mayores ha de ser premisa para la adquisición de actitudes, sentimientos y valores humanos en los pequeños. Pero la disfuncionalidad familiar es una constante que afecta a todas las capas sociales, lo que unido a factores de tipo económico -como las condiciones de pobreza extrema e inestabilidad laboral- afectan a ese importante rol de la familia en la sociedad. En las grandes ciudades el problema se agudiza por el caótico régimen de sobrevivencia que imponen los altos índices delictivos, la pérdida de solidaridad y la elevada competitividad predominantes. Es en este contexto donde la comunidad ha de constituirse en el más efectivo recurso para la educación no formal, complementando, y en ocasiones sustituyendo, el deteriorado papel de la familia, a través de un variado sistema de instituciones socioculturales que, desde el ejercicio del arte, la literatura, el intercambio de información, y otras actividades, aseguren los procesos de la comunicación social como forma de interacción educativa, útil y provechosa entre los seres humanos.

Hay que tener en cuenta que tales acciones no formales sólo podrán transcurrir durante el denominado “tiempo libre” de las personas, pues aquellas otras priorizadas por la sociedad –como el trabajo y el estudio formal (al que se debe considerar como “trabajo escolar”)- ocupan la mayor parte del tiempo individual. Así que el problema de la existencia y funcionamiento de instituciones socioculturales encargadas de la educación no formal se incrementa con la necesidad de que las personas se vinculen a ellas de forma autónomamente condicionada –esto es, durante su tiempo libre-, porque encuentran en ellas satisfacción y placer. Este problema es aún mayor cuando el destino final son niños, niñas y adolescentes. Entonces, será inevitable incorporar a los recursos de dichas instituciones los métodos y herramientas de la Lúdica.

3. JUSTIFICACIÓN

La organización no gubernamental francesa C.I.E.LO, que ejecutó varios proyectos ludotecarios en Latinoamérica,  justificó su intervención social en ese entorno en las siguientes situaciones de crisis, comunes a la gran mayoría de nuestras naciones:

  • La extrema pobreza urbana.
  • Los desplazamientos forzados de poblaciones por la violencia social o política.
  • La explotación de niños y jóvenes en situación de domesticidad.
  • La falta de oportunidades educativas para todos.
  • La violencia y maltratos, desde lo familiar hasta lo social.
  • Los traumas psicológicos severos (miedos, autoestima baja, inseguridad, agresividad…).
  • El rechazo cultural, sobre todo hacia las poblaciones originarias.
  • La falta de espacios públicos recreativos al alcance de todos.
  • El auge de la drogadicción, el alcoholismo, y la delincuencia en general.
  • El desempleo y la inestabilidad laboral.
  • Las viviendas poco apropiadas para la convivencia y la armonía familiar.
  • La marginación de grupos enteros de actores sociales (jóvenes, mujeres, etc.).
4. OBJETIVOS

Las ludotecas constituyen una adecuada alternativa de educación no formal a través de la Lúdica, a fin de asegurar el derecho al juego a los seres humanos en su diversidad de grupos etarios, de género y ocupacionales. Son espacios lúdicos de encuentro comunitario, que estimulan -con juegos cuidadosamente seleccionados y debidamente clasificados- la curiosidad, la creatividad, la imaginación, las interacciones, la integración familiar, y refuerzan las habilidades cognitivas de los beneficiarios. Posibilitan, además, la consolidación de valores humanos, como el respeto, el compañerismo, la honestidad y mayores grados de comunicación y autoestima. Ellas se convierten, también, en puerta de entrada hacia otras actividades de desarrollo cultural integral, mediante talleres y acciones de participación comunitaria, basadas en tradiciones locales y universales.

Una ludoteca es, ante todo, un espacio donde se ofrece un servicio de carácter lúdico, por lo que tiene que ser adecuada para la ocupación del tiempo libre y la recreación de las personas. Debe estar dotada de recursos (material lúdico y actividades) que satisfagan las disímiles alternativas de gustos e intereses de los participantes. Las ludotecas se conciben como espacios de recreación, esto es, de renacimiento de la individualidad, del propio ser, en el afán del desarrollo integral de las personas. Por eso es indispensable que su funcionamiento se caracterice por la espontaneidad y el ejercicio de la libertad en las acciones lúdicas que ejecuten quienes asistan a ellas. Sus objetivos principales son los siguientes:

  1. Promover la práctica de juegos educativos, que contribuyan a la formación en valores entre las personas de diversas edades a través de formas sanas y placenteras de ocupación del tiempo libre.
  2. Propiciar el rescate y generalización de juegos tradicionales como expresión de la cultura popular y la identidad nacional.
  3. Contribuir al más adecuado empleo lúdico de las nuevas tecnologías de la informatización.
  4. Brindar una alternativa de uso colectivo de los recursos lúdicos, contribuyendo a la socialización y al desarrollo de sentimientos de cooperación y responsabilidad.
  5. Cumplir objetivos vinculados con grupos sociales que requieran atención especial, como: discapacitados, niños y/o adolescentes hospitalizados, ancianos, y otros.

NOTA: Al aplicar este modelo en la elaboración de proyectos puntuales se podrá organizar estos objetivos en: Principal (uno de ellos) y Secundarios (los restantes).

NOTA DE REDACCIÓN: La Web del Maestro CMF publica los textos originales de su autor, no necesariamente coincide con lo expuesto en el tema, no se hace responsable de las opiniones expresadas, y no promociona ningún producto, servicio, marca o empresa. Sugerimos a nuestros lectores conocer la identidad de la fuente o de su autor o autores, para tener mayores elementos de juicio y la pertinencia a su realidad educativa.




Autor:
Pedro Fulleda Bandera, nacido en Cuba y residente en Ecuador.
Licenciado en Comunicación Social, con experiencia laboral como periodista especializado en temas históricos y culturales. Se desempeñó como docente de especialización en el Instituto Superior de Cultura Física. Presidió la sección “Juego y Sociedad” de la Asociación de Pedagogos de Cuba. Ha impartido cursos y conferencias sobre lúdica y desarrollo humano en diversos países iberoamericanos.
Autor de artículos y libros sobre Ludología y temas de actualidad política y social.
Enlaces de interés: pedrofulleda.blogspot.com / wattpad.com
E-mail: [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *



También le puede interesar: