Usos de la mayúscula y minúscula. Descargue todas las fichas en PDF

Google News   | Grupo   | Grupo   | App   |  |   |

Normalmente, se escribe con letras minúsculas, si bien, por distintos motivos, pueden escribirse enteramente con mayúsculas palabras, frases e incluso textos enteros. Lo usual es que las mayúsculas se utilicen solo en posición inicial de palabra, y su aparición está condicionada por distintos factores.
El uso de mayúsculas fuera de los casos más claros, como nombres propios de persona y de un buen número de topónimos, es objeto de continuos y vivos debates y no siempre hay acuerdo en casos más específicos, por lo que a menudo ha sido más materia de manuales de estilo.

La OLE es a este respecto mucho más extensa que obras académicas anteriores, aunque aclara que en las mayúsculas intervienen «muchos factores, como la intención de quien escribe, el tipo de texto o el contexto de aparición» (p. 446), y continúa en esa misma página:

… es a todas luces imposible prever y explicar todos los contextos en los que quien escribe puede optar por utilizar la mayúscula o la minúscula en función de variables muy diversas, sin que, en rigor, ninguno de los dos pueda considerarse incorrecto.

Por tanto, no siempre se trata de normas rígidas y hay margen para la elección personal o editorial. Lo importante es establecer un criterio y mantenerlo en un determinado escrito.

Introducción al uso de las mayúsculas

Antes de explicar los usos de las letras mayúsculas, es importante tener en cuenta algunas cuestiones generales relativas al empleo de este tipo de letra. En primer lugar, al igual que las letras minúsculas, las letras mayúsculas se acentúan siguiendo lo establecido por las reglaste acentuación.

Por ejemplo, “ánima” es una palabra que, cuando se escribe en letras minúsculas se acentúa porque es esdrújula. Entonces, cuando escribimos la misma palabra con letra mayúscula, “Ánima”, debemos escribirla con tilde en la letra inicial. Sin embargo, las siglas, que son palabras que se escriben siempre en mayúscula, nunca llevan tilde: “CIA“, que procede del inglés Central Intelligence Agency) no se acentúa en español.

Otro dato de interés en relación al uso de la letra mayúscula inicial es el hecho de que las letras “i” y “j”, cuando se escriben en forma mayúscula, no llevan el punto, como en las palabras “India” o “José”.

Uso de las mayúsculas según los signos de puntuación

Dependiendo de la posición de los puntos a lo largo del discurso o del texto escrito, el uso de mayúsculas cambia o no, puesto que la puntuación condiciona de forma directa la aparición de las mayúsculas, tal y como veremos a continuación, en los siguientes contextos:

  • Después de un punto y seguido: Esta noche he dormido mal. Estaré cansado todo el día.
  • Detrás de los puntos suspensivos siempre que la frase no continúe después de ellos; es decir, siempre que los puntos suspensivos dividan dos frases independientes la una de la otra: Así, Tú tienes que comprar pan, cerveza, chocolate, lechuga, mermelada… y yo me encargo de hacer la cena es un enunciado que continúa después de los tres puntos, por lo que no lleva mayúscula, frente al siguiente ejemplo: Fuimos al cine y después a pasear… Hacía una noche fría de invierno como las de antes.
  • Cuando escribimos una carta, después de los dos puntos del saludo inicial, utilizamos la letra mayúscula para iniciar la carta: Querida Miriam: Te escribo porque…
  • De igual forma, después de los dos puntos que utilizamos para reproducir un discurso en estilo directo: Alicia me dijo: “Te querré siempre”.
Uso de las mayúsculas sin tener en cuenta los signos de puntuación

Por otro lado, además de los signos de puntuación, las mayúsculas también se rigen por otro tipo de normas independientes de la puntuación de un texto. Por ejemplo, siempre se escriben con mayúscula inicial todos los nombres propios.

En general, los nombres comunes se escriben siempre en letra minúscula, pero, en determinados contextos, cuando este nombre común se recategoriza y se emplea para nombrar una realidad distinta del resto, también se puede escribir con letra mayúscula.

A continuación, veremos algunos ejemplos de sustantivos que se escriben con mayúscula:

  • Los nombres propios de personas, animales y cosas singularizadas: Isabel, Pedro, Rocinante, Tizona.
  • Los apellidos: Ramirez, Martínez, García, Moreno, Molina, Ruiz.
  • Los nombres de dioses: Dios, Alá, Júpiter, Marte, Atenea, Isis, Jehová.
  • Los sobrenombres o apodos: Alfonso X el Sabio, Manuel Benítez el Cordobés.
  • Los topónimos: América, Italia, Toledo, México, la Mancha, el Ebro, los Pirineos, Sevilla, Madrid, Sierra Nevada, los Picos de Europa, Río de la Plata.
  • Los nombres de las calles y los espacio públicos de las ciudades se escriben con mayúscula, pero se escriben con minúscula los nombres comunes que les acompañen: Así, escribimos “calle” con minúscula” pero “Sierpes” con mayúscula porque es el nombre propio de la calle: “calle Sierpes”. Lo mismo ocurre con: calle Alcalá, plaza Mayor, plaza de España, paseo de Recoletos, avenida de la Constitución.
  • Se escriben también con mayúsculas los nombre de los cuatro puntos cardinales: Norte, Sur, Este y Oeste, así como los nombres y adjetivos que dan título a publicaciones periódicas o colecciones: La Vanguardia, el Marca, la Biblioteca de Autores Españoles.
  • También se escriben con letra mayúscula los nombres de las festividades: Navidad, Corpus, Día de la Constitución, Feria de Abril, Día del Trabajador.
Uso de las minúsculas

La letra mayúscula se utiliza para la escritura genérica en español. Por ejemplo, los días, meses y estaciones del año se escriben con minúscula en nuestra lengua, salvo que formen parte de un nombre propio como por ejemplo Jueves Santo, en cuyo caso se escribiría con mayúscula.

Por otra parte, todos los nombres comunes se escriben, por norma general, en letra minúscula, salvo las excepciones antes mencionadas. De igual forma, los nombres propios que se recategorizan y se utilizan como comunes, se deben escribir con letra minúscula. También se escriben en minúsculas las fórmulas de tratamiento como usted, señor(a), santo(a) o don(ña).

Este contenido ha sido publicado originalmente por Un Profesor en la siguiente dirección: unprofesor.com

Recomendamos a la Comunidad Educativa Digital tener en cuenta que, el enlace y/o la carpeta en donde están alojados los libros, recursos y/o materiales, no es administrado por la Web del Maestro CMF, pueda ser que en cuestión de días (o según el tiempo transcurrido desde su publicación), los enlaces no funcionen y el material ya no se encuentre disponible. Gracias por su comprensión.

ENLACE DE LECTURA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

LECTURA 1: DESCARGUE TODAS LA FICHAS



Total
4K
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Prev
[Ernesto González] Catálisis de un proceso degenerativo

[Ernesto González] Catálisis de un proceso degenerativo

Next
Fichas de autoaprendizaje para Primaria y Secundaria

Fichas de autoaprendizaje para Primaria y Secundaria



También te puede interesar esto




error: Contenido protegido