LOS DOCENTES DEBEN APRENDER A SER MÁS AUTÓNOMOS Y CREATIVOS EN VEZ DE SEGUIR GUIONES PREESTABLECIDOS

1 Compartidas en:
1
0
0
0
0

Tiina Makela piensa que no se valora suficiente la educación, en los medios de comunicación se critica, se habla mucho del fracaso en los colegios, se muestran muchos menos logros o iniciativas positivas.

La percepción que se traslada es muy negativa. Como no se valora la educación, tampoco genera un interés profesional. Aquí tenemos un círculo vicioso, inverso al anterior. Como no se valora, ser profesor no tiene gran demanda, por lo que no se puede escoger a los mejores.

Compartimos la entrevista con fines únicamente educativos – pastorales que hizo Tiching a Tiina Makela,  Coordinadora del Programa KiVa para España y América Latina, del Instituto Escalae

Tiina Makela: “Es difícil reformar la formación docente si no se valora”

¿Cuál cree que es la principal ventaja de la escuela finlandesa frente a otros modelos educativos?

El componente más importante de nuestro sistema es la valoración del profesorado. Valoramos muchos a los profesionales de la educación, y como esto es así todos quieren ser profesores: de esta forma el sistema puede escoger a los mejores. Valorar la educación y a los docentes es un círculo virtuoso. Si tienes una profesión de prestigio, muchas personas quieren dedicarse a ello y esto permite que la selección del personal sea más exigente. Cuando tienes a los mejores profesionales trabajando en educación, consigues que sea la mejor.

¿Cree que un modelo educativo como el suyo puede funcionar fuera de una sociedad nórdica?

Es cierto que las sociedades nórdicas tienen algunos valores en común relacionadas con el estado del bienestar: compartimos valores como cultura participativa, confianza, responsabilidad compartida… Pero los modelos educativos no son todos iguales. Además, creo que no se puede hacer un “copiar y pegar” con ningún modelo educativo. Es imposible, las culturas son muy diferentes. Me gusta pensar que cada escuela o  cada comunidad escolar (las familias, el vecindario…) tiene su propia cultura. Yo creo más en un cambio de cultura planificada, con cambios a largo plazo.

Cuando llegó a España y empezó a dar clase, ¿qué fue lo que más le sorprendió?

Yo empecé a trabaja en secundaria, he sido profesora de ESO. Me sorprendió mucho la poco autonomía que tienen los niños. Mi impresión es que los padres y los profesores dictan mucho lo que el niño o adolescente debe hacer. Me preguntaban si podían utilizar bolígrafo y qué color usar. Para mí era sorprendente. Faltaba mucha autorregulación y autodisciplina.

¿Le costó adaptarte al sistema español?

En realidad, lo que me pasó es que tuve un shock cultural por las diferencias. También entendí que yo sola como docente y con mis ideas no podía cambiar el sistema y la metodología. ¿Cómo podía darles más protagonismo a los niños que no estaban tan acostumbrados a tenerlo? El lado bueno de todo esto es que  me despertó un fuerte interés por la  investigación: ¿qué parte de la educación es universal y qué parte es contextual? Gracias a este choque cultural empecé a hacer investigación.

¿Qué desafíos cree que tiene el sistema español para mejorar en educación?

La primera cosa que creo que hace mella en la educación es la politización de la misma. Hay cambios demasiado rápidos, cada 4 años se cambia la ley. Falta una planificación a largo plazo porque solo se piensa en plazos electorales de 4 años. Creo que este es un gran problema y esto tiene muchas consecuencias. En educación debería existir un pacto en el que todos estuvieran de acuerdo sin importar el color ideológico.

En España la educación no se valora tanto como en Finlandia…

No, pienso que no se valora suficiente la educación. En los medios de comunicación se critica, se habla mucho del fracaso en los colegios, se muestran muchos menos logros o iniciativas positivas. La percepción que se traslada es muy negativa. Como no se valora la educación, tampoco genera un interés profesional. Aquí tenemos un círculo vicioso, inverso al anterior. Como no se valora, ser profesor no tiene gran demanda, por lo que no se puede escoger a los mejores.

¿Y un tercer reto?

Otro valor que hay que trabajar es la falta de equidad. Hay mucha diferencia de una escuela a otra, entre rural y urbana, entre regiones. Esta falta de equidad es inasumible. Todas las escuelas deberían ser de la misma calidad. No deberíamos preocuparnos por a qué colegio llevar a nuestros hijos, todos merecemos una buena educación.

¿Cómo se utilizan las TIC en el sistema educativo finlandés?

Es un tema que estamos investigando ahora. Sabemos que las tecnologías son una herramienta indispensable porque forman parte de la vida. Es importante que en las escuelas trabajemos con ellas, pero una característica de nuestro sistema es que los cambios son bastante lentos. Por ello no somos número uno en aplicación de TIC, porque estamos estudiando qué necesitamos exactamente, y pensando muy bien la base pedagógica . Las iniciativas del Gobierno sí que van encaminadas a la digitalización.

post-finlandia

¿Se puede transformar la educación sin transformar la formación de los profesores?

Es difícil reformar la formación de los profesores si no se valora su trabajo. Yo diría que la transformación tiene que venir de los valores. Luego sí que se puede actualizar la formación y asegurar que lo que enseñamos está en armonía con las pedagogías actuales. Pero sin un cambio de percepción no hay mucho camino a recorrer.

¿Los profesores deberían recibir formación continua siempre?

En Finlandia vemos un paralelismo entre profesiones como la medicina o la investigación científica y los profesores. Cuando un médico o un grupo de médicos se proponen aprender más o investigar sobre una determinada patología, se agrupan, comparten inquietudes, son autónomos. Los profesores también lo hacen. Contactan con sus colegas y buscan soluciones. Yo creo que la formación de los docentes debería ser así.

¿Es clave para la formación del profesorado?

Sí, creo que sí. La formación debe estar creada en la investigación y debe tener más liderazgo en la educación. Si el sistema educativo básico no fomenta tanto la autonomía, es difícil que los profesores también sean autónomos. En mi opinión, debemos aprender a ser más autónomos y más creativos en vez de seguir guiones preestablecidos.

¿También falta autonomía por parte de los profesores entonces?

Si tu has recibido una educación en la que siempre te han dicho qué debías hacer, cuándo y cómo y llegas a la universidad donde, teóricamente, deberías ser más autónomo, es difícil hacer el cambio. Imagínate cuando se da el salto al mundo laboral. Hay que diseñar los cambios en la educación de forma que tenga coherencia entre los distintos niveles.

¿Cómo pueden servir las TIC para ayudar a los profesores a ser más autónomos?

Por ejemplo, los foros son una buena herramienta. En Finlandia existe una red de networking para la formación del profesorado. Los profesores deben actualizar su formación basándose en las necesidades individuales, cada profesor tiene una necesidades y se necesita un plan individualizado de formación continuada. No obstante, más allá de las necesidades de cada docente, hay que mirar también los cambios en la sociedad. La digitalización está presente en todas partes, y por tanto es una competencia necesaria para el siglo XXI.


Este contenido ha sido publicado originalmente por Tiching en la siguiente dirección: blog.tiching.com



Total
1
Shares
1 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR