Doctor advierte sobre tumores: “Los niños no deben usar celular” a temprana edad

5K Compartidas
5K
0
0
0
0

       


No es novedad para nadie que los niños de hoy se manejan increíble con cualquier dispositivo tecnológico que pongamos en sus manos. Los llamados “nativos digitales” no temen enfrentarse a las nuevas tecnologías de manera práctica, muy a diferencia de nosotros los adultos que antes de “meter las manos”, leemos todas las instrucciones posibles, tutoriales, infografías, y hasta las recomendaciones que aparecen bajo las apps que queramos descargar o las que aparecen en la web sobre los dispositivos que queramos comprar.

Si tu hijo pasa mucho tiempo en el celular, pon atención a la siguiente recomendación que da el profesional en la salud porque, bastante daño le estaríamos haciendo a nuestros pequeños con el indebido uso de este dispositivo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) califica la radiación electromagnética emitida por los ‘routers’ de Wi-Fi y teléfonos celulares como «posiblemente cancerígena para los seres humanos», a base de evidencias limitadas que asocian el uso de celulares con un mayor riesgo de padecer glioma, un tipo de cáncer cerebral.

Y aunque en este momento no se han realizado suficientes estudios a largo plazo para llegar a una conclusión clara de si la radiación de los teléfonos celulares es segura, hay suficientes datos que muestran una posible conexión que debe ser advertida a los consumidores, pero sobre todo a los más pequeños.

Algunos estudios también han analizado los posibles vínculos con diferentes tipos de cáncer, como el cáncer de piel y cáncer testicular.

¿Qué es en todo caso la radiación de los teléfonos celulares?

Hay dos tipos de radiación: ionizante y no ionizante.

  • La radiación ionizante (por ejemplo, radiografías, radón, luz solar) es energía de alta frecuencia (y alta energía).
  • No ionizante es radiación de baja frecuencia (baja energía).

Los teléfonos celulares no tienen radiación no ionizante. Su teléfono envía ondas de frecuencia radiales desde su antena a las torres celulares cercanas. Cuando usted hace una llamada, manda un texto o utiliza el plan de datos, su teléfono recibe ondas de frecuencia alta en su antena de las torres celulares.

¿Qué dicen los más recientes estudios de investigación?

Se han realizado varios estudios para saber si el uso del teléfono celular puede causar cáncer. Este tipo de estudios realizados con personas no han mostrado clara evidencia de un aumento del riesgo de contraer cáncer por uso del teléfono celular. Mientras que ha habido un aumento leve en un tipo de tumor cerebral, llamado glioma, en un grupo pequeño de personas que pasan en total más tiempo en llamadas con teléfonos celulares, otros estudios no han demostrado que esto sea cierto.

En mayo de 2016, el Programa Nacional de Toxicología de los Estados Unidos, que es parte del Instituto Nacional de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), publicó los resultados parciales de un estudio de dos años que expuso a ratas a los tipos de radiación de radiofrecuencia que los teléfonos celulares emiten y las comparó con el grupo que no estaba expuesto. Algunas ratas desarrollaron tumores cancerosos después de haber sido expuestas a la radiación —lo que muestra la posibilidad de una conexión entre la exposición a la radiación y un aumento del riesgo de cáncer.

Algunas palabras de advertencia sobre este estudio:
  • Este estudio fue realizado solamente en ratas. Mientras que las ratas pueden ser buenos sujetos de prueba para la investigación médica, no es lo mismo que un estudio con humanos. Todavía no sabemos si los mismos resultados puedan ocurrir en las personas.
  • Las ratas fueron expuestas a altas cantidades de radiación —nueve horas al día, siete días a la semana por dos años. Esto es mucho más de lo que la mayoría de las personas pasan con sus teléfonos celulares.
  • Más ratas macho desarrollaron tumores cancerosos después de haber sido expuestas a la radiación que ratas hembras. Algunas de las ratas que desarrollaron tumores vivieron más tiempo que las ratas del grupo de control que no habían sido expuestas a la radiación.
  • El análisis de todos los datos del estudio todavía no ha sido completado.
¿Por qué se necesita más investigación?

Los padres no deben sentir pánico debido a esta última investigación, pero puede ser usada como un buen recordatorio tanto para restringir el tiempo que pasan los niños frente a las pantallas y sobre la exposición de los teléfonos celulares y otros dispositivos que emiten radiación de campos electromagnéticos  (EMF, por sus siglas en inglés). Los resultados parciales de estudios como éste les dan motivo a los científicos para ponderar sobre el tema. La American Academy of Pediatrics (AAP) está a favor de realizar más estudios para saber cómo la exposición a los teléfonos celulares afecta la salud de las personas a largo plazo, particularmente a la salud infantil.

¿Cómo podemos limitar la radiación de los teléfonos celulares en nosotros y en nuestros niños?

La AAP reitera sus recomendaciones vigentes sobre la restricción del uso de los teléfonos celulares para niños y adolescentes. La AAP también recuerda a los padres que los teléfonos celulares no son juguetes y no se recomienda que los bebés y los niños pequeños jueguen con ellos.

Consejos de seguridad para el uso de los teléfonos celulares para las familias:
  • Mande mensajes de texto cuando sea posible y use los teléfonos celulares en altavoz o haga uso de kits de manos libres.
  • Cuando hable por el teléfono celular, trate de sostenerlo a una pulgada o más (2,54 cm) de separación de su cabeza.
  • Asegúrese de hacer sólo llamadas cortas y esenciales en los teléfonos celulares
  • Evite llevar el teléfono cerca de su cuerpo como en un bolsillo, la media o el sujetador (sostén). Los fabricantes de teléfonos celulares no pueden garantizar que la cantidad de radiación que usted absorbe sea de un nivel seguro.
  • No hable por teléfono o envíe textos mientras conduce. Esto incrementa el riesgo de choques automovilísticos.
  • Tenga cuidado cuando usa un teléfono o envía mensajes mientras camina o realiza otras actividades. Las lesiones causadas por “caminar distraídos” también están aumentando.
  • Si piensa ver una película en su dispositivo, descárguela primero y luego póngalo en “modo avión” mientras la mira para evitar exponerse a radiación innecesariamente.
  • Manténgase atento a la fuerza con que entra la señal (las barras de conexión que tiene). Entre más débil sea la señal del celular, su teléfono se esfuerza más para funcionar y expide mucha más radiación. Es mejor esperar a tener una señal fuerte antes de usar el dispositivo.
  • Evite hacer llamadas en vehículos, ascensores, trenes y autobuses. El teléfono celular se esfuerza más para obtener la señal a través del metal, así que el nivel la energía (potencia) con que funciona aumenta.
  • Recuerde que los teléfonos celulares no son juguetes.

.



Este contenido ha sido publicado originalmente por Inteligencia 201 y Healthy Hildren 





5K Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: