Clubes escolares: Cómo empezar

4 Compartidas en:
4
0
0
0
0
Los clubes escolares son asociaciones que fomentan el liderazgo estudiantil, para formar sujetos capaces de desarrollar sus potencialidades, talentos, y valores. Los clubes escolares colaboran en la solución de las necesidades escolares y comunitarias, con un criterio de responsabilidad social.
Sea cual sea tu razón para reunir un grupo de personas de la misma opinión, hacer un club es excelente para formalizar las actividades de un grupo. Este puede servir para compartir ideas, hacer intercambios, seguir tras una causa, ser creativo, organizar eventos y muchísimo más.

Si vas a hacer tu propio club, tendrás que tomar en cuenta las reglas básicas que el portal Wiki How publicó en su página y que compartimos con fines educativos – pastorales. Del mismo modo compartimos en la misma publicación la publicación del portal Blog SM Conectados en donde nos indican cómo formar un Club de Lectura. Esperamos que el siguiente material sea de ayuda para la comunidad de estudiantes y de docentes.

Cómo empezar un club escolar (Wiki How)

En la mayoría de las escuelas siempre hay muchos clubes organizados, el problema es ¿de dónde surgen estos clubes? La segunda pregunta es ¿cómo empezar un club en tu propia escuela? Esta simple guía Paso a Paso te mostrará cómo empezar un club justo desde el principio hasta el final incluyendo esos pequeños detalles que harán que tu club sea aprobado.

1. Busca amigos responsables.

Los clubes no pueden empezarse con una sola persona. Hay posiciones que llenar con personas responsables, esto significa que sean leales, inteligentes, y que les guste trabajar duro. Un club formado por personas así, sin duda tendrá éxito. Además empezar a hablar con los amigos responsables te ayudará en la planificación del club, ellos te podrán aportar sus ideas, y no tendrás que hacerlo todo tú solo.

2. Busca un consejero para el club.

Un consejero para el club no se trata de un adulto que “cuide” de los miembros del club, no necesitas una niñera, necesitas un mentor en quien confiar. Además, es importante que este consejero tenga interés en la actividad o meta que tenga el club. Esta persona es muy importante en el futuro del club, ya que si tiene interés en el club, hará esfuerzos importantes para que el club prospere y sea activo.

3. Comunica tu propuesta de club al encargado o comisionado de clubes en tu escuela.

Aunque tengas el mejor equipo, necesitarás su aprobación. Si el encargado de clubes no tiene claro los propósitos de tu club, podrías rechazarlo. A veces los formularios no dejan claro todo lo referente al club, sus objetivos y su forma de funcionar.

5. Asegúrate que todos saben lo que tienen que hacer antes de verano.

Una vez que lleguen las vacaciones de verano, podría ser que la comunicación se corte. Si esto sucede , lo mejor es que los miembros fundadores del club tengan claro las actividades que tienen que hacer durante el verano. Como planificar recolección de fondos para el club.

6. Define el funcionamiento del club.

En muchas escuelas, los estudiantes empiezan a planear el club antes de las vacaciones de verano. Esto les da tiempo para planear las actividades del club, gestionar fondos, y hacer otras cosas necesarias para que la actividad del club fluya.

7. Habla con las otras personas involucradas en la organización del club.

Asegúrate que hay un buen nivel de comunicación entre todos los que participan en la dirección del club Por ejemplo, artículos relacionados con la recolección de fondos no son entregados a tiempo. Asociarte con otros de antemano puede hacer que sea más fácil buscar una alternativa o solución. Esta coordinación es importante tanto con los miembros fundadores del club como con encargados de otros clubes.

8. Convence a otros para que se unan.

Cuando ya el club este aprobado, todo el resto del trabajo está en manos de quienes dirigirán el club. Lo primero es conseguir gente que se una. Sin miembros no es considerado un club, así que debéis dedicar esfuerzos para conseguir que se unan personas interesadas en el club.

9. Prepara un discurso.

En la primera reunión del club, necesitas asegurarte que la gente en el club tenga claro cuál es la razón de ser del mismo, además de los requerimientos y forma de funcionar que serán necesarias en el club. Esto dará una visión clara a los miembros del club para que se convenzan de quedarse en el club, hacerlo de una forma ordenada.

10. Mantenerse organizado.

Ahora que el club ya ha iniciado sus funciones, no creas que has terminado tu trabajo. Todo lo más difícil puede haberse superado, pero hay que darle mantenimiento al club, y si no se le da podría ser que más adelante fuera cancelado por las autoridades escolares.

Consejos
  • El principal punto y que debe hacerse primero es lo relativo a amigos responsables. Debe ser una prioridad, no se trata de buscar a cualquiera como miembro fundador. Aunque tardes un poco, es mejor que busques a alguien realmente interesado en el proyecto y responsable, recuerda que muchas decisiones estarán basadas en las ideas que surjan de esos “miembros fundadores”.
  • Trata de comunicarte tanto como puedas, es lo mejor para realmente comunicar tus intenciones.
  • No busques que la gente se una solo para poner en sus curriculum que han formado parte del club, en algunas universidades toman en cuenta este tipo de clubes al decidir una admisión, pero quienes lo hagan solo por esta razón, sin estar realmente interesados, no serán dedicados al club.
  • Trabaja para que tu club sea activo, es lo que los encargados de clubes en las escuelas buscan.
  • Necesitas dedicar tiempo y esfuerzo y poner atención a los miembros, eso es lo que los hace seguir en el club.
Advertencias
  • Muchas veces la piedra en el camino es el encargado de los clubes en la escuela, porque no conocen el club en profundidad y pueden rechazarlo por falta de originalidad.
  • ¡Muchísimos clubes son rechazados! ¡No te sorprendas!
  • Organizar y dirigir un club no es fácil, ni algo que se hace en un par de días. Requerirá mucho tiempo y esfuerzo de tu parte.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Wiki How en la siguiente dirección: es.wikihow.com

Ideas para crear un club de lectura en el aula (Blog SM Conectados)

Una estupenda manera de incitar a la lectura y promover el amor por los libros entre niños y jóvenes es formar un club o taller de lectura en el centro escolar.

De esta forma entran en contacto con la literatura de una forma más distendida, conocen autores y géneros nuevos en profundidad, desarrollan un espíritu crítico, además de cultivar la imaginación, socializar, hablar en público, perfeccionar la expresión oral y escrita, ampliar vocabulario…

Como vemos, los beneficios de una actividad de este tipo son numerosos y no resulta tan complicado ponerse manos a la obra.

A continuación encontrarás varias ideas útiles para montar un club de lectura.

QUÉ ES UN CLUB DE LECTURA

Es una reunión en la que los asistentes han leído previamente, de manera individual, el mismo libro o parte de él, y su puesta en común en grupo un día determinado.

En las reuniones se charla sobre el argumento, el estilo del autor, los personajes, su relación con otras obras, etc., aunque especialmente se comparten la opinión y las dudas de cada lector, además de las experiencias personales de cada cual. Así, los distintos puntos de vista de cada uno enriquecen las impresiones que han tenido durante la lectura en privado.

En el caso de un club de lectura infantil, a partir de 6 o 7 años de edad en adelante, la dinámica puede variar ligeramente para adaptarla y entretener al público más joven mediante juegos, dibujos, proyecciones de vídeo, audio, etc.

QUÉ SE NECESITA PARA MONTAR UN CLUB DE LECTURA

Para empezar, un lugar en el que reunirse. Un aula multiusos, la biblioteca escolar, una librería… El sitio debe contar con sillas y una mesa en torno a la que sentarse (si es redonda u ovalada mucho mejor para facilitar la comunicación entre todos; otra opción es colocar las sillas en círculo), como mobiliario imprescindible.

Lo siguiente que necesitaremos serán los lotes de libros. Pueden conseguirse a través del préstamo de bibliotecas, intercambio con otros clubes de lectura o, en último término, mediante la compra de un ejemplar para cada miembro.

Por último, es necesaria la presencia de un coordinador responsable y, obviamente, los participantes.

CUÁNTAS PERSONAS POR GRUPO

Un club dirigido a niños y jóvenes necesita un cuidado más personalizado que uno para adultos. Una buena cifra de integrantes del grupo rondaría entre 6 y 15. Los más pequeños se aburren con mayor facilidad, por lo que un número muy reducido sería tan contraproducente como un grupo demasiado amplio. No obstante, se puede llegar hasta 20, aunque es aconsejable no superar dicha cantidad por la dificultad de moderar el coloquio o conseguir los libros.

CUÁNDO Y CADA CUÁNTO

Al ser una actividad complementaria, el club de lectura funcionará con toda probabilidad fuera del horario lectivo. Lo ideal sería reunirse una vez por semana aunque existen clubes que lo hacen quincenalmente e incluso mensualmente. Todo depende del tipo de textos que se escojan o de lo que decidan los organizadores y participantes en consenso. La duración de cada sesión puede oscilar entre una hora u hora y media.

EL COORDINADOR DEL CLUB

Todo club de lectura necesita una persona encargada de organizar la actividad, planificar el programa, tener a mano el material necesario, informar a los miembros del grupo de los cambios que surjan, acondicionar el lugar de reunión, preparar la información sobre los autores y títulos entre los que se vayan a escoger, controlar el préstamo y devolución de libros, moderar las sesiones, estimular la intervención de los miembros del club, organizar actividades complementarias…

Hay clubes donde esta figura va rotando entre varias personas (personal docente, padre o madre, bibliotecario, etc.). Es preferible que quien vaya a coordinar sea un buen lector, alguien con iniciativa y buena mano a la hora de motivar, orientar la conversación, así como dar premisas e ideas.

CÓMO SE DESARROLLAN LAS SESIONES

El primer día se dedicará a que los miembros del grupo se conozcan, pongan en común sus gustos y expectativas con respecto a la actividad. Es también el momento adecuado para que el coordinador explique en qué va a consistir la experiencia. Se escogerá una lectura para empezar y se marcará la próxima cita. Según sea la extensión del libro elegido, se decidirá si para entonces el libro debe leerse entero o bien seleccionar un número de páginas determinado para comentar.

Lo ideal de un club de lectura es mezclar aprendizaje con entretenimiento, debate y socialización. Es aconsejable empezar presentando al autor y la obra antes de profundizar en esta, por ello se debe invitar a los participantes a buscar información previa sobre ambos. También se puede comenzar aludiendo a alguna crítica o reseña o con una entrevista al autor. A continuación, algunos ejemplos de temas a tratar podrían ser:

  • El género al que pertenece la obra.
  • La época en la que se desarrolla la acción.
  • El estilo y la estructura de la obra.
  • El narrador y punto de vista.
  • El espacio donde tiene lugar.
  • Las características y reacciones de los personajes.
  • Comparar las situaciones del libro con otras obras leídas anteriormente o con experiencias personales.
  • Los giros de la trama.
  • La dificultad o simplicidad de la obra.
  • El tiempo narrativo.
  • La credibilidad de la obra.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Blog SM Conectados en la siguiente dirección: blog.smconectados.com

MATERIAL DE DESCARGA:

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.


DESCARGA: ESTRATEGIAS PEDAGOGÍA PARA CLUBS EXTRAESCOLARES 



Total
4
Shares
4 Compartidas en:
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

900 juegos para clase de educación física

Además del clásico calentamiento que incluye carrera, estiramientos y ejercicios generales y específicos, también es interesante utilizar formas…