Anna Carpena: Debemos asegurar una alfabetización emocional básica para los docentes

34 Compartidas
34
0
0
0
0

       


Anna Carpena Casajuana (Terrassa 1950), es una especialista destacada en desarrollo personal y educación emocional. Considerada la madre de la Educación Emocional en Cataluña. Estudió Magisterio y posteriormente realizó postgrados en Pedagogía Terapéutica e Inglés. Hasta el momento de la jubilación ha ejercido como docente, tal y como ella misma nos dice: es del todo necesario tomar conciencia de cómo educadores y educadoras impactamos en la biología de la infancia. Es una gran responsabilidad que no podemos obviar y tenerlo presente nos conduce a un trato amoroso y profundamente respetuoso hacia cada niño, hacia cada niña”.
Compaginó la docencia con la investigación y la autoformación en educación emocional. Creó programas para su desarrollo en los centros educativos y también programas para la salud del profesorado, formando a formadores en el departamento de Educación y asesorando a centros. Ha participado en másteres y postgrados de Inteligencia Emocional en diversas universidades (UAB, UB, Udl, Rovira i Virgili). […] Entre sus obras están: “Educación socioemocional en la etapa de primaria” (2003), “Salud física y emocional del profesorado” (2010), “Educación emocional en el aula” (2011), “La empatía es posible. Educación emocional para una sociedad empática” (2016) y “Retalls de vida emocional” (2017).

Su amplia experiencia profesional la llevó a comprometerse con el campo de la inteligencia emocional al constatar de primera mano que educar el pensamiento y la conducta no es suficiente para desarrollar lo mejor de las personas y poder construir relaciones harmónicas. Sólo cuando en esta educación se incluye todo lo que las personas somos –emoción, cognición, cuerpo, conducta- podemos decir que la educación es completa. Cf ANNA CARPENA

ANNA CARPENA (04´ 58”)

El portal MAGISTERIO publica una entrevista de la periodista y filóloga española Gema Eizaguirre a la profesora Carpena, y que nos permitimos compartir (en parte) -por motivos únicamente educativos de formación permanente-, sugiriéndoles su lectura completa en el enlace que indicamos al final.

GEMA EIZAGUIRRE: ¿Cómo ayudar emocionalmente a los menores frente al coronavirus?

ANNA CARPENA: “Según cómo sus adultos gestionen estas emociones se creará un entono para el niño —que es una esponja— que será histérico, lleno de miedo, u otro en el que se habla y se van gestionando las emociones poco a poco. Hay que hablar con ellos, explicarles que es normal tener esas emociones, pero que no debemos dejarnos llevar por ellas. Entonces, ver cómo las regulamos en el cuerpo (mediante la relajación, la respiración consciente y la visualización) y con el pensamiento para que no nos dañen, mediante mensajes positivos”.

GEMA EIZAGUIRRE: Ese estar en casa y compartir más ¿ha sido un algo positivo de la pandemia?

ANNA CARPENA: “Sí, ha sido, en parte, positivo. Ha llegado un momento en el que uno se ha parado y ha podido mirar a su hijo y decirle: “¿Cómo estás?” “¿Qué podemos hacer?” “¿Qué hacemos juntos?” Y esto los niños lo han agradecido mucho. […] han pasado un periodo de tranquilidad afectiva”.

Publicación recomendada:

GEMA EIZAGUIRRE: ¿Cómo mantener o propiciar estos espacios de confianza?

ANNA CARPENA: “El entorno de confianza se da cuando se crea una predisposición mutua de creer en el otro. Los críos confían en sus padres y los padres confían en sus hijos. Pero esta fidelidad puede fallar en algún momento, por alguna de las dos partes. Entonces se tiene que abordar y hablar, ya que el marco en el que se desarrolla la confianza es el diálogo. […] Con un lenguaje siempre asertivo, constructivo y lleno de esperanza”.

GEMA EIZAGUIRRE: ¿Cómo ser asertivo?

ANNA CARPENA: “El lenguaje asertivo es un puente […] caminos de confianza mutua [que] empiezan desde que se es pequeño [y] cuando se llega a la adolescencia será tan solo una continuación”.

GEMA EIZAGUIRRE: ¿Y si son ya mayores?

ANNA CARPENA:”[…] crear situaciones de diálogo, sin forzarlas, pero de una manera persistente: “Me gustaría hablar contigo”. Y cuando se hable, sin reproches, que sea un “yo te cuento y luego tú, si quieres, me cuentas… y buscamos soluciones, ¿qué podemos hacer?”.

Artículo recomendado:

GEMA EIZAGUIRRE: ¿Cómo tiene que ser una formación en Educación Emocional para que sea sana?

ANNA CARPENA: “Además de aumentar y fomentar la autoestima, para no caer en el narcisismo, hay que aprender a mirar hacia afuera de uno mismo y descubrir al otro, a ser empático, tener ganas de entenderse con él y sentirlo. Es decir, la Educación Emocional saludable incluye objetivos hacia uno mismo y hacia los demás”.

GEMA EIZAGUIRRE: Hay personas que saben mucha teoría sobre Educación Emocional pero que nunca no lo han puesto en práctica. ¿Esto sirve para algo?

ANNA CARPENA: “No es lo mismo estar informado que estar formado. Una persona puede leerse muchos manuales de Educación Emocional y sin embargo ser una analfabeta emocional porque sabe lo que es la Educación Emocional, pero no la ha vivido; no ha hecho el viaje interior de autoconocerse, autogestionarse y ver “qué me funciona y qué he de mejorar”, con sinceridad y sin culpabilización”.

GEMA EIZAGUIRRE: ¿Cómo se hace ese viaje interior?

ANNA CARPENA: “Es mirarse a sí misma y encontrar elementos positivos a la vez que elementos de mejora para ni sufrir ni hacer sufrir a los demás. Este autoconocimiento es necesario. Mantener esta mirada interna para decir “me he equivocado, pero puedo repararlo y avanzar, qué hago a partir de ahora”. El adulto que educa tiene que haber hecho este proceso de autoconocimiento para ayudar a hacer este viaje”.

Artículo recomendado:

GEMA EIZAGUIRRE: En muchos centros se forma a los niños desde pequeños en reconocer emociones, pero luego no se continúa la formación…

ANNA CARPENA: “Sí, es difícil. Mientras son pequeños, el profesorado entiende que no se pierde el tiempo cuando lo dedica a aspectos de crecimiento personal. En cuanto aparece el currículum más formal, el profesorado se angustia y el currículum pasa por delante. Entonces no se le da al crecimiento personal la importancia que se merece”.

La entrevista completa la encuentra Usted en este enlace: SE PUEDE HABER LEÍDO MUCHOS MANUALES DE EDUCACIÓN EMOCIONAL Y SER UN ANALFABETO EMOCIONAL

“La comprensión y gestión de uno mismo favorecerá el encuentro armónico con el otro, con los múltiples ‘otros’”. (22/03/19)



REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF





34 Compartidas
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



También le puede interesar: