Please assign a menu to the primary menu location under MENU

info@webdelmaestrocmf.com
sábado, febrero 24, 2018

ANTONIO MANSEN

YA SOMOS 300 MIL EDUCADORES QUE DESEAMOS SER MEJORES

Hemos llegado a ser una comunidad educativa digital de 300,000 educadores, con una variedad de cualidades y dotes personales, y una amplia pluralidad cultural, que nos permiten enriquecernos mutuamente. ¡Qué bueno que seamos cada día más! Esto demanda más tiempo, y mayor responsabilidad por mejorar nuestro apoyo a la formación permanente y la revalorización de la tarea docente, pero vale la pena. Gracias por la riqueza educativa que es cada uno de Ustedes. Lo sentimos así.

Somos una comunidad educativa en el ciberespacio, que desea consolidar el convencimiento profundo de nuestra corresponsabilidad (aunque estemos geográficamente en un espacio lejano y pequeño) en el progreso de toda la humanidad. Nuestra tarea no es producir un cambio radical en la naturaleza humana de nuestros estudiantes, sino tan sólo humanizarla, acompañándolos “por el camino de la madurez personal en un ambiente de libertad responsable” (Miguel de Unamuno), para que después sean artífices, artesanos, constructores de una nueva civilización.

La formación permanente (uno de los objetivos de la Web del Maestro CMF) no es un acto de consumir ideas, opiniones, teorías, propuestas, experiencias, … sino de crearlas y recrearlas (cf Paulo Freire), para que no se pierda un solo talento educativo por falta de oportunidades de conocerlas (Josefina Aldecoa). No queremos que nuestros estudiantes acumulen nueva información, sino que entiendan y practiquen el arte sutil de decidir qué es lo que vale la pena recordar (Umberto Eco). Y para eso necesitamos ser educadores actualizados, capaces de formar para los años que vienen, con los valores de siempre. “La educación no es un instrumento infalible (ninguno lo es), pero es el más precioso de todos. Tal vez sea el único” (Jorge Luis Borges).

¡Cuánto favorece al desarrollo integral de un país, tener maestros actualizados y valorados que sigan apostando por una mejor educación! Sin embargo, en no pocos lugares, tenemos que enfrentar las limitaciones, mezquindades, arbitrariedades, imposición de programas y planificaciones hechas en los escritorios del ministerio o secretarías (lejos de la realidad), falta del reconocimiento a la tarea docente, …; pero lo mejor (lo más bonito) es que a un buen educador nadie le roba la esperanza y los sueños, nada le asusta en su actitud de seguir luchando por una nueva cultura educativa en su país y en el mundo. Para un buen educador, cuando más difíciles se hacen los caminos, más llega a entender su valiosa misión de estar “al servicio de la liberación permanente de la HUMANIZACIÓN del hombre” (Paulo Freire).

Una educación humanizada, por lo tanto, no se limita a ofrecer un servicio formativo, sino que se ocupa de los resultados del mismo en el contexto general de las aptitudes personales, morales y sociales de los participantes en el proceso educativo. No solicita simplemente al docente enseñar y a los estudiantes aprender, más bien impulsa a todos a vivir, estudiar y actuar en relación a las razones del humanismo solidario. No programa espacios de división y contraposición, al contrario, ofrece lugares de encuentro y de confrontación para crear proyectos educativos válidos. Se trata de una educación —al mismo tiempo— sólida y abierta, que rompe los muros de la exclusividad, promoviendo la riqueza y la diversidad de los talentos individuales y extendiendo el perímetro de la propia aula en cada sector de la experiencia social, donde la educación puede generar solidaridad, comunión y conduce a compartir”. EDUCAR AL HUMANISMO SOLIDARIO.

El servicio en la docencia no es el camino para ser millonarios (económicamente). Para ser millonarios hay otras profesiones. La vocación docente es el llamado existencial para hombres y mujeres valientes, generosos y decididos, “no para cualquiera”, como dice el escritor alemán Thomas Mann en el “Lobo Estepario”. El maestro no debe ser un “mendigo de su sueldo”, sino el ciudadano reconocido como el formador más importante, (después de los padres), de los nuevos líderes de una sociedad, y por tanto merecedor de una vida digna.  La docencia vivida dichosamente por quien está apasionado(a) por activar la curiosidad, el conocimiento y la sabiduría en sus estudiantes (Ever Garrison), conduce a la realización personal. El maestro que es feliz de ser maestro, entiende perfectamente que su tarea es tan idealista y generosa, como la noche que “abre en secreto las flores y deja al día que se lleve el agradecimiento” (Rabindranath Tagore).

En la Web del Maestro CMF siempre nos esforzamos y nos esforzaremos por buscar, compartir y elaborar contenidos para que los lean, los reflexionen, los dialoguen, los analicen críticamente, los confronten con sus conocimientos sólidos previos … y no se queden en el “título” de la publicación (algunas veces tan limitados o cortos); como quienes hojean un diario o una revista. Deseamos que la lectura de nuestras publicaciones sean una práctica que les sirva de cimiento en su experiencia y en el ejercicio renovado de sus conocimientos. Usted obtendrá mejores resultados en sus estudiantes, si aprendió previamente cómo leer un libro y cómo usar correcta y eficientemente las TIC, para luego auxiliar a sus estudiantes en el aprendizaje de las técnicas de lectura, de comprensión lectora y el uso de la tecnología como recurso pedagógico.

Uno de los beneficios más útiles y emocionantes, después de leer, conocer, comprender y reflexionar la opinión, la propuesta, la experiencia o el sueño de algún educador, es el analizar y evaluar la consistencia de sus razonamientos, en especial aquellas afirmaciones que dicen están en concordancia con la Verdad. Aprender de ese punto exitoso de llegada, puede ser el inicio de un nuevo camino educativo. No es necesario andar otra vez la misma ruta, si sabemos aprender de la experiencia de los demás. Siempre estaremos agradecidos a quienes nos simplifican el camino; porque hay educadores “tan inteligentes que aprenden de la experiencia de los demás” (Voltaire), y que, a pesar de ser mayores en edad, con mucha experiencia y gran sabiduría siguen aprendiendo de sus estudiantes. Siempre agradeceremos a quienes nos permiten compartir y sus publicaciones, porque creemos como don Miguel de Unamuno que: “es detestable la avaricia espiritual que tienen los que, sabiendo algo, no procuran la transmisión de esos conocimientos”.

El excelente conferencista mexicano Don Miguel Ángel Cornejo dijo en una conferencia en Venezuela en el 2013: “Para qué sirve el pasado, definitivamente pues para poder aprender de él, para poder asimilar y analizar de dónde venimos y hacia dónde vamos. Por esto cuando se analiza la historia de una nación, la historia de un continente, la historia del mundo nos da una perspectiva extraordinaria de nuestro momento actual y nos permite en un momento dado entender hacia dónde vamos, a qué velocidad vamos y qué tenemos que hacer hoy por hoy si queremos triunfar …”. Por eso el estar en estas redes educativas, sólo nos puede traer beneficios, si ponemos en práctica una virtud fundamental de todo buen educador: la humildad. Decía el pensador norteamericano Emerson: “Todo hombre que conozco es superior a mí en algún sentido. En ese sentido, aprendo de él”.

Sabemos que nuestra aspiración, después de la formación inicial docente, es seguir aprendiendo más para servir mejor, y por eso valoramos y agradecemos tanto su esfuerzo de entrar frecuentemente en la Web del Maestro CMF, porque tiene que buscar y encontrar ese difícil y huidizo espacio de tiempo, (a veces reducido o negado a nuestra familia y/o a nosotros mismos) para ir conociendo (y aprendiendo) cada día un poco más de las experiencias y propuestas educativas de otros. Como Usted, somos muchos los que sentimos la necesidad de estar al corriente de los logros, las experiencias, los retos y las nuevas tendencias educativas, por eso siéntase acompañado y motivémonos mutuamente para no decaer en nuestro entusiasmo por responder correcta y válidamente a esta oportunidad histórica. No olvidemos que los educadores de hoy, tenemos en nuestras aulas a los que habrán de revalorar la tarea docente mañana. Aristóteles ya nos dijo: “Aquellos que educan bien a los niños merecen recibir más honores que sus propios padres, porque aquellos sólo les dieron vida, éstos el arte de vivir bien”.

Los educadores, si estamos convencidos que nuestra tarea es, (entre otras tantas) el motivar para aprender, el activar el entusiasmo, el despertar la creatividad y la espontaneidad, el estimular la confianza, el provocar la resiliencia, el ayudar a tener deseos de aprender y a valorar el esfuerzo personal por aprender las ciencias; nunca debemos restar importancia a la responsabilidad fundamental de cuidar el alma, el espíritu y el corazón de nuestros hijos y/o estudiantes. Y es bueno no olvidar que “la caridad empieza por casa”, por eso el buen educador necesita tener la inteligencia clara, el espíritu limpio y el corazón latiendo. El escritor norteamericano Nicholas Sparks, nos dice que “los maestros inspiran, entretienen y acabas aprendiendo mucho de ellos, aunque no te des cuenta”.

Somos una comunidad educativa digital formada por padres de familia y/o profesores, personal administrativo o de apoyo, activos o jubilados, que sabemos que no cargamos todo el peso del mundo educativo en nuestros hombros, sino que caminamos con otros el emocionante y siempre sorprendente itinerario de la educación. Las tecnologías de las redes nos permiten estar cerca unos a otros, porque son recursos pedagógicos que nos ayudan a encontramos sin desplazarnos físicamente, desde el lugar en que nos entusiasmamos con ser maestros, desde donde “surgió ese primer amor por la educación” o el destino nos ha colocado hoy para servir.

Somos 300,000 educadores que hemos llegado a esta comunidad por voluntad propia, para ser mejores educadores, por eso nuestras publicaciones quieren ser un apoyo a la formación permanente de los padres de familia y/o maestros, y la revalorización de su tarea educativa. Aquí nadie nos matriculó, ni nos impuso más exigencia que la superación personal, para tener una formación permanente y actualizada, para la realización vocacional y el acompañamiento en la formación integral de las personas que son tan importantes en nuestras vidas:  nuestros hijos y nuestros estudiantes.

Gracias por su pertenencia, corresponsabilidad y participación en la existencia de la Web del Maestro CMF.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF




¿Qué opina usted?
¿Cree que este recurso es útil para la educación?


Loading Facebook Comments ...

Leave a Response