[ROSY CISNEROS] INTELIGENCIA EMOCIONAL: AUTOEVALUARSE PARA CREAR LOS DIPLOMAS DE FIN DE CICLO ESCOLAR

22 Compartidas en:
22
0
0
0
0
0

Desarrollar la Inteligencia Emocional debería ser una de las prioridades educativas, la capacidad de auto observarse y estar consciente de los avances que se tienen es en verdad la base para desarrollar hombres y mujeres plenos y por lo tanto exitosos.

Hay muchas formas de llevar actividades para lograr este objetivo y hoy comparto una de las cuales nos da la certeza de que el avance es muy eficaz.

Esta actividad consiste en permitir que cada chico se autoevalúe y pueda de esta forma, redactar su propio diploma, todo lo que él mismo reconoce en el ámbito académico y emocional, es plasmado en un reconocimiento oficial, mismo que lee a sus padres justo en la ceremonia de cierre de ciclo escolar.

Me permito compartir de algunos diplomas, tan solo los aspectos del desarrollo de habilidades socio-emocionales para poder “saborear” la capacidad de autogestionar sus emociones.

En especial quiero hacer hincapié en la forma de auto-observarse de los chicos en edad de la pubertad, me parece que, con estas bases emocionales, su tránsito por la adolescencia será más consciente y con menos repercusiones que pudieran hacer difícil este periodo de su desarrollo.

Me siento muy feliz de todos mis logros, en especial de haber aprendido a leer. El evento en cual destaqué fue Futbol y me siento muy contento de haber participado. Me emociona y me siento muy feliz cuando vengo camino a la escuela porque sé que será un buen día. (Sebastián Santiago Aguilar 6 años).

Me siento muy feliz porque es muy divertido tener nuevos amigos con quien jugar y aprender juntos. Lo que más me gustó en este año fue cuando salimos a saltar en el trampolín y me divertí mucho con todos mis compañeros. Soy muy buena trabajando porque me puedo concentrar. Me siento muy contenta por todos mis logros de este año ya que aprendí muchas cosas con mis maestras, por ejemplo aprendí a leer y a escribir. (Victoria Cernuda Arizpe, 6 años)

Me siento orgulloso de pertenecer a esta escuela donde aprendemos jugando y esto me hace feliz, no como en otras escuelas que dan mucho trabajo y no juegan. (John Bryan Bola Ayala, 7 años).

Me siento orgulloso de mi porque logré bailar mejor y cantar canciones que logramos aprendernos; soy mejor en Inglés ahora. Lo que más me gustó este año fue jugar quemados con mis maestras. Destaqué en los festivales ya que me encantó participar en todo. Estoy muy contento de todo lo que he logrado este año y sé que vendrán cosas mejores porque soy un niño muy inteligente. (Luis Gerardo Hernández López, 7 años).

Me siento muy orgullosa de mí misma por ser mejor cada día. Este año aprendí a contar el dinero americano. Mi gran logro este año fue sacarme muchos dieces. Me sentí muy feliz de haber participado en la Feria de las Ciencias. Siento mucha alegría de venir todos los días al Colegio México. (Karla Eliza Herrera Moreno, 7 años).

Estoy orgulloso por ser muy bueno en Matemáticas, Español y Computación, Este año aprendí a hacer una mermelada y a forrar cajas para regalos. Uno de mis mayores logros fue aprender a hacer operaciones con puntos decimales y ejercicios con fracciones. Cuando voy camino a la escuela me siento muy feliz y contento porque se voy a aprender cosas nuevas y me divierto. Me sentí muy nervioso en la Feria de las Ciencias pero todo salió muy bien. (Refugio Arellano Hernández, 9 años).

Me siento orgulloso por ser un buen niño, he aprendido a hacer nuevos amigos y eso me pone muy contento. Aprendí a compartir mis colores, a jugar con las regletas para hacer fracciones y a jugar quemados. Logré cumplir mis promesas y he perfeccionado mis conocimientos estudiando y echándole muchas ganas, además hago mis tareas solito. (Ángel Joaquín López Puga, 9 años).

Antes era un niño muy tímido, hablaba poco con mis compañeros, hasta el punto de llegar a ignorarlos; pero después tuve el valor y la confianza de aceptar las invitaciones de mis amigos para participar en los juegos de fútbol haciéndome sentir seguro de mí mismo. (Roberto Abrego Ambriz, 11 años).

Estoy orgulloso porque siento que ahora soy más sociable y tengo más amigos, ya que antes era un niño muy callado que pasaba desapercibido en el grupo. (Jorge Eduardo Andrade Álvarez, 11 años).

En este año tuve muchos sentimientos encontrados como: la nostalgia, felicidad, enojo e impotencia por mi forma de ser. En este año di un gran salto en mi forma de actuar porque me atreví a ser yo misma (Diana Fernanda Cárdenas Jiménez, 12 años).

Me siento orgullosa porque este año he aprendido a defender mis derechos y a expresar mis emociones e inconformidades, también he visto en mí, el deseo de ayudar a quien lo necesite o cuando alguien se encuentra en problemas dando consejos o simplemente empatizar con la persona.  (Amy Monserrat Carreón Ríos, 12 años).

Estoy orgulloso y feliz porque amplié mi círculo de amistades, estoy aprendiendo a controlar mi enojo porque antes me peleaba a golpes cuando me hacían enojar y feliz porque ahora me integran en sus equipos, ya que antes me excluían de los grupos de trabajo. (Jesús Ramsés Castillo Morales, 12 años).

Estoy orgullosa porque he aprendido a expresar mis sentimientos y emociones que anteriormente callaba por miedo a que se molestaran conmigo; ahora se expresarme cuando no estoy de acuerdo en algo personal o de mis amistades. (María Teresa Hinojosa Soto. 12 años).

Estoy orgulloso porque ya puedo defenderme solo, ya no lloro como antes, soy más sociable y por consiguiente tengo más amigos, ya no tengo miedo, adquirí mayor seguridad y confianza conmigo mismo.  (Luis Ernesto Luna Martínez, 12 años).

Me siento orgullosa porque estoy aprendiendo a detectar algunas situaciones que me pueden ocasionar algunos problemas, haciendo que me aleje de dichos momentos, evitando así, verme involucrada en situaciones incómodas con mis compañeras, también ya no soy tan presuntuosa como antes, ahora es más sencilla mi forma de ser. (Valeria Martínez Medina, 12 años).

Estoy orgullosa porque estoy tratando de cambiar mi forma de ser, de ya no conflictuarme más con mis compañeras y de llevar una bonita relación a través del diálogo para evitar los malos entendidos y he tratado de arreglar diferentes situaciones sin la ayuda de las maestras. (Danna Paola Quezada Uribe, 12 años).

Cesar Del Ángel García Rivera cada vez que se presentaba tareas, exámenes, proyectos, siempre encontraba una solución. Porque logré hacer vínculos sociales fácilmente y porque sé perfeccionarlos de manera sencilla. Porque este año me he conocido más emocionalmente. Porque nunca me di por vencido, por hacer nuevos amigos, me siento más abierto. Aprecio como mi relación con los demás fue mejorando y mi círculo social fue creciendo. Porque participé en eventos escolares. Mi relación con los maestros progreso y estoy satisfecho por las cosas que han pasado este año que me han hecho mejorar como estudiante, como hijo y como persona. (Cesar Del Ángel+ García Rivera, 13 años).



Autor: Profa. Dra. H.C. Rosalina Cisneros Blancas.
Neuroeducadora ECC, Educando con Cerebro y corazón
México. D.F.
rosyjcb4@yahoo.com.mx
rosycisneros.net
facebook.com/rosycisnerosneuroeducadora

.



Total
22
Shares
22 Compartidas en:
Deja un comentario



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR