Please assign a menu to the primary menu location under MENU

info@webdelmaestrocmf.com
domingo, enero 21, 2018

JAMB

¿CÓMO PODEMOS APLICAR El MINDFULNESS EN LAS AULAS? LA PRÁCTICA DEL MINDFULNESS MEJORA LA ATENCIÓN, REGULA LAS EMOCIONES Y REDUCE EL ESTRÉS

El ritmo de vida en que estamos envueltos, el incremento de las nuevas tecnologías, y la falta de recursos o técnicas personales para detenernos, “tomar un respiro”, no dejarnos agobiar por las responsabilidades, tomar las cosas con calma, … hacen que nuestra mente gire de un lugar a otro incesantemente; desordenando (muchas veces) nuestros pensamientos y emociones y nos hace (a algunos) estar constantemente en “piloto automático”.

Es bueno recordar que ser egresado de una carrera en educación, tener un título pedagógico y ejercer la tarea docente no asegura que estamos preparados (para siempre) para desempeñar una labor integral, actualizada, excelente y sana. Sobre esto nos explicó la pedagoga, conferenciante y profesora, especialista en educación emocional EVA BACH: UN EDUCADOR SIN CONCIENCIA NI COMPETENCIA EMOCIONAL PROYECTA SUS EMOCIONES NO RESUELTAS.

Suele suceder que, algunas veces perdemos el contacto con la realidad y, lo que es más grave, con nosotros mismos, manifiesta el psicólogo Juan Armando Corbin, y para ello, quizá el Mindfulness o Atención Plena pueda servirnos de ayuda, para estar en el aquí y el ahora, conectados con nuestro cuerpo y nuestra mente. Además, su práctica favorece la aceptación de sí mismo y el manejo de los eventos que suceden en nuestra vida diaria. El profesor norteamericano Pema Chödrön, señala que “la peor agresión a nosotros mismos, la peor de todas, es permanecer ignorante por no tener el valor y el respeto tratarnos a nosotros mismos con honestidad y ternura”. Si conseguimos un momento para practicar la Atención Plena, es muy probable que nuestro bienestar emocional puede mejorar, dicen los especialistas.

Como educadores, comencemos por definir los términos, de tal manera que podamos distinguir mindfulness de todo lo que no es. ¿Qué es Mindfulness?, literalmente significa atención, mente o conciencia plena, es una de las múltiples formas de meditación que se basa en centrar la mente en el momento presente, es decir, es una conciencia que se desarrolla prestando una atención concreta, sostenida y deliberada sin juzgar las experiencias del aquí y del ahora. (Kabat-Zinn, 2013).

El mindfulness no es sinónimo de meditación, ya que se puede meditar sin hacer mindfulness, y se puede hacer mindfulness sin meditar formalmente. El objetivo de practicar mindfulness es aumentar la capacidad de prestar atención a lo que ocurre momento a momento con una actitud de aceptación y curiosidad, y la meditación formal puede contribuir a alcanzar este objetivo” (José Avelino García Prieto).

El mindfulness, no es la tarea de «no hacer», sino de «ser», porque «ayuda a estar aquí y ahora, a mejorar la atención, a regular las emociones y a reducir el estrés, a través de ejercicios de respiración y estiramientos (cf Laura Peraita). Es como diría Thich Nhat Hanh: “caminar como si estuvieras besando la tierra con tus pies”.

Algunos definen la Atención Plena como un estado mental especial (Mindfulness state), otros como un rasgo más o menos perdurable que algunas personas tendrían más desarrollado que otras (Mindfulness trait), y otros, cuando hablan de Mindfulness, están hablando del conjunto de prácticas que permiten alcanzar ese estado (state) o desarrollar ese rasgo (trait) (Juan Sangüesa). Pero en lo que sí coinciden todos, es que gracias al mindfulness es posible salirse de este agitado mundo para ver las cosas desde otra perspectiva, ser conscientes y pensar de una manera más adaptativa, aprender a dejar ir esas cosas que nos hacen daño, controlar las emociones y tomar mejores decisiones, y que es una forma de volver al momento presente y estar más tranquilos y conscientes. “No se trata de borrar las emociones negativas que nos pueden causar ciertos hechos, sino de reducir su intensidad” (Jonathan García-Allen).

Siempre debemos recordar que nuestros estudiantes, vienen de hogares diversos; y que algunos de nuestros padres de familia están más y más ocupados y estresados, y (por extensión) nuestros estudiantes también, pues hasta ahora (en muchas de nuestras escuelas) la comunicación con las familias no es la óptima, no se resuelve el asunto de las tareas para la casa, la programación de las actividades extraescolares, además del acceso a internet. “Estamos ante un mundo nuevo que está poniendo una gran presión sobre los niños y enfrentándoles a cosas para las que no están preparados. Así que a nivel social cabría preguntarse si no estamos siendo abducidos [alejados, apartados, desviados] por tecnologías que están cambiando nuestro cerebro y nuestra biología e incluso el desarrollo de los jóvenes”, y se necesita una respuesta del profesor. “MEDITAR ES UN ACTO DE AMOR A LA VIDA Y A LA MENTE”.

La Escuela de Desarrollo Socio-Emocional afirma que el bienestar personal de los/as profesores es fundamental para el desarrollo de relaciones positivas en el aula, en la comunidad educativa y en su vida familiar. El poeta griego Eurípides afirmó que “la mejor y cosa más segura es mantener un equilibrio en tu vida, reconocer el gran poder que hay a nuestro alrededor. Si puedes vivir de esa manera, eres una persona sabia”; y los profesores no sólo tenemos que ser buenos, equilibrados, ecuánimes, inteligentes, sino fundamentalmente sabios.

“La actividad educativa se realiza a través de la relación humana, que comporta a un tiempo enriquecimiento personal y compromiso emocional. Es innegable que el trato con el educando puede reportar muchas alegrías, pero igualmente cierto es que la comunicación con el alumno conduce a veces a la frustración y la ansiedad. Hay profesores que se ponen un escudo para protegerse y que se suele traducir en rigidez e inhibición, otros enferman ante los conflictos interpersonales y las múltiples responsabilidades. Los más afortunados, acaso porque en ellos se combina competencia social y condiciones laborales adecuadas, encuentran en la profesión un cauce óptimo para la autorrealización” (psicoPEDAGOGÍA.com).

Nos mueve a compartir el conocimiento de la práctica de «mindfulness» en el entorno educativo, porque no se plantea como una asignatura, sino como una introducción formal al principio de la clase. Y quien primero debe conocer y estimar su aplicación es el profesor, como ayuda para reducir la dispersión mental y la reactividad emocional, y conducirse él mismo, de manera más consciente, tranquila y eficaz. El psicólogo Jonathan García-Allen nos recuerda que lo que nos hace sufrir, muchas veces, no es lo que sucede en sí, sino cómo lo interpretamos los eventos o las creencias que poseemos sobre lo que ha sucedido o va a suceder. “Hay que ser conscientes de que lo que nos provoca malestar o ansiedad no son los eventos, sino cómo vinculamos las emociones a éstos” (Jonathan García-Allen).

¿Qué significa el mindfulness como recurso pedagógico? Les invitamos a visualizar un video de 7´32” (subtitulado), colgado por Fernanda Quezada, en YouTube, en el cual a Jon Kabat-Zinn, expone sobre midfulness en la educación.

La opinión del psiquiatra, investigador y profesor universitario español Javier Campayo, es que “en el campo concreto de la educación se conoce que MINDFULNESS O ATENCIÓN PLENA es muy positivo, puesto que aumenta la atención y la concentración de los estudiantes, ayuda a una mejor regulación emocional, disminuye conductas disruptivas en el aula y comportamientos como el acoso escolar, mejora el ambiente en el aula y en la familia y, como consecuencia de todo esto, incrementa los rendimientos académicos hasta en un 25%”. UNA HABILIDAD EDUCATIVA.

En un próximo artículo explicaremos sobre el Mindfulness para profesores, los beneficios del Mindfulness en los profesores y en los alumnos, porque la asimilación progresiva del «mindfulness» por parte de los estudiantes debe entenderse como una labor planificada, socializada, aceptada y conjunta de los directivos, tutores y profesores, así como de los padres de familia. “Lo ideal es que llegue a convertirse en una enseñanza integrada en cualquier asignatura, para que pueda transmitirse desde la coherencia y así los niños puedan adoptarla de manera natural, en vez de impuesta. No ayudará mucho que un profesor enfatice la «Atención Plena» si el siguiente la contradice, o si en casa se pone en práctica un modelo pedagógico completamente opuesto al que se enseñó en clase”.

 

REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF

MATERIAL DE DESCARGA: 

¡Comparte y así más docentes utilizarán estos recursos gratis! Muchas gracias.

DESCARGA: MINDFULNESS GUÍA PRÁCTICA PARA DOCENTES Y EDUCADORES





¿Qué opina usted?
¿Cree que este recurso es útil para la educación?


Loading Facebook Comments ...

Leave a Response