LOS PROFESORES Y ESTUDIANTES, ¿SABEN TOMAR APUNTES?

855 Compartidas en:
819
0
36
0
0
0

¿Quién le enseñó a Usted a tomar apuntes? ¿Quién le enseña a su hijo y/o estudiante a tomar apuntes en las clases? ¿Cómo tomaba apuntes Usted en la escuela y en su educación superior? ¿Cómo toma apuntes ahora? ¿Usa todavía el medio manual, o ya aprendió el digital?

En cualquier nivel académico (creo que coincidiremos) el tomar apuntes es un aspecto esencial para el estudio del proceso enseñanza – aprendizaje. Y se entiende que, a mayor nivel de estudios, será mayor la experiencia, la capacidad y la habilidad para tomar apuntes ¿es cierto este progreso? ¿los padres de familia y/o profesores evalúan el progreso de la toma de notas?

Recuerdo que, en primaria, nuestro profesor, nos hacía unos “cuadros sinópticos” de la clase, iba explicando y nos hacía anotar anotaciones de frases que completaban o hacían relación con lo que veíamos en la pizarra. Eran otros tiempos. No recuerdo que algún profesor nos enseñara a tomar apuntes en clase. Tampoco recuerdo (lamentablemente, digo ahora) haber enseñado a mis estudiantes a tomar apuntes de las clases. Cada uno hizo lo que pudo. ¡Admirables!, porque siempre creí que lo cognitivo sólo sirve, si sirve para reflexionar y ser capaz de explicar a los demás. Mis asignaturas me permitían evaluar abstracciones personales.

Ahora, cuando solicitaron este tema (en la Web del Maestro CMF), recién profundizo sobre lo importante que es enseñar a los niños y jóvenes (incluso adultos) a tomar nota de una clase, de una conferencia, de un audio, … para ser capaces de resumir, exponer o simplemente recordar. Para no cometer el error, de creer que ya entendimos una lección, por el solo hecho de trasladar al papel las explicaciones del maestro; hacer una fatigosa copia literal de las palabras, como si de un dictado se tratara o escribir algo que luego, cuando los releemos, no entendemos: ¡trabajo inútil!, que un buen número de estudiantes tiran al final del curso, a pesar que esas hojas o cuadernos contienen el trabajo de muchas horas.

Este artículo intenta completar (un poco más) nuestra publicación anterior: LA IMPORTANCIA DE TOMAR BUENOS APUNTES EN CLASE.

Enseñar a nuestros estudiantes a tomar apuntes en clase, debería ser uno de los objetivos más aconsejables al iniciar el año académico, en nuestra primera exposición, explicación o presentación de nuestras asignaturas.

Del contar con unos buenos apuntes, depende mucho nuestra evaluación final. Merece la pena, como profesores, detenernos por unos instantes y reflexionar sobre nuestro modo de tomar apuntes y de enseñar a tomar apuntes. Un buen número de profesores sabemos que esto ayuda a obtener mejores resultados académicos, porque “nunca dejas de aprender” (Norman Foster).

Con esas, y otras inquietudes, les compartimos trece recomendaciones, ocho consejos para revisar los apuntes, y una autoevaluación sobre el tomar apuntes, esperando sean útiles para Usted y/o sus estudiantes.

TRECE RECOMENDACIONES

Para tomar apuntes de manera clara y breve y no terminar anotando datos irrelevantes:

  1. UTILIZA TU FORMA PERSONAL DE TOMAR NOTAS. Por ejemplo, escribe en mayúsculas lo más importante, usa diferentes símbolos para resaltar, escribir títulos y subtítulos de colores diferentes, etc.
  2. ANOTA IDEAS COMPLETAS. Escribir hechos e ideas significativas, cuantas más mejor. Frases cortas que nos orienten al significado completo. La escritura debe ser legible.
  3. NO ESCRIBAS TODAS LAS PALABRAS, COMO DICTADO. Evita escribir todas y cada una de las palabras que el profesor. Tiene que recoger los puntos principales de manera que al leer recuerdes la información.
  4. UTILIZA PALABRAS CLAVES. Anotar los detalles puede hacer que te sea más fácil volver a revisar tus notas y obtener información importante.
  5. USA DIAGRAMAS, MAPAS MENTALES, pueden ser una herramienta muy útil, en especial si aprendes mirando o no conoces el estilo de un profesor.
  6. CAPTA LA IDEA PRINCIPAL, de lo que se dice, más que como queda tu apunte.
  7. ESCRIBE LO MÁS CLARO POSIBLE. Evitemos el decodificar nuestra propia escritura a mano desordenada, cuando volvamos a leer nuestros apuntes. No escribamos de forma descuidada o ilegible.
  8. USA ABREVIATURAS O SÍMBOLOS para aquellas palabras o partes de palabras que se repiten frecuentemente. Traza círculos grandes y en ellos escribe temas específicos. Usa líneas más gruesas para indicar los puntos principales.
  9. ANOTA AL MARGEN IDEAS O COMENTARIOS Esto hace que clarifiquemos significados, relacionemos el contenido y consolidaremos la memorización del mismo. Escribe 1 o 2 palabras clave que resuman la información que respalde el tema.
  10. ANOTA LA FECHA Y LA ASIGNATURA, trata de tener al día tus apuntes. Incluye información como la fecha, información bibliográfica y número de página de tus apuntes.
  11. DIVIDE LA HOJA EN SECCIONES: para las ideas principales, las anotaciones extras, notas aclaratorias, puedes añadir definiciones, palabras, textos, … que se deben recordar o signos para ayudarte cuando estudies.
  12. UTILIZA UNA CARPETA, FOLDER O ARCHIVADOR: que permite anexar hojas para complementar los temas.
  13. NUMERA LAS HOJAS para no perder la secuencia.

Quizá le sea útil conocer la información de: ¿CÓMO TOMAR APUNTES? APRENDE CON LOS MEJORES CONSEJOS.

OCHO CONSEJOS (que tienen por objetivo consolidar las recomendaciones):

  1. Llegar a tiempo. Asegúrate de llegar a la conferencia, clase o compromiso unos minutos antes de que empiece. Siéntate en un lugar donde puedas escuchar a la persona que hable y donde tengas la menor cantidad de distracciones posible. Esta buena costumbre disminuye el riesgo de perder información importante.
  2. Usar tus propias palabras. Anota los acontecimientos, ideas y detalles importantes en tus propias palabras. Evita anotar cualquier cosa literalmente, o palabra por palabra, a menos de que sea una frase o cita que podrías usar más adelante. Al tomar apuntes con tus propias palabras, involucras activamente tu cerebro, comprendes mejor el texto.
  3. Desarrollar tu propio sistema de signos y abreviaturas. Usa palabras tuyas para decir lo mismo en una forma más breve y manejable que después te permita revisar los apuntes más fácil y rápido. Esto te ayudará a tener e identificar rápidamente la información principal. Ayuda a tomar apuntes más rápido y revisarlos.
  4. Escuchar los conectores importantes. Parte de escuchar atentamente es escuchar las palabras que indiquen algo importante que debes anotar. Escucha los siguientes tipos de palabras que podrían indicar que debes anotar lo que viene después:
    • primero, segundo, tercero,
    • significativamente o considerablemente,
    • un desarrollo importante,
    • por otro lado,
    • por ejemplo,
    • por el contrario,
    • asimismo,
    • como consecuencia,
    • recuerda que
  5. Dejar espacios entre las líneas en el papel para revisar tus apuntes más adelante. A medida que anotes, deja espacio entre cada línea. Eso te permite tomar apuntes adicionales y aclarar los puntos que quizás no comprendas, anotar detalles, para recordar o ampliar posteriormente.
  6. Escribir las anotaciones a mano. Resístete a la tentación de escribir en computadora tus apuntes según lo que leas o escuches. Por el contrario, hazlo a mano con letra imprenta o cursiva. Anotar lo que lees y escuchas puede ayudarte a simplificar, retener e integrar mejor la información para lograr tus propósitos.
  7. Evitar las distracciones, como mirar a otras personas, atención a ruidos externos, usar la computadora o atender las redes sociales. Escuchar atentamente puede ayudarte a tomar mejores apuntes, comprender la información anotada y recordarla en una fecha posterior.
  8. Volver a leer tus apuntes de inmediato. Después de la clase o conferencia, revisa tus apuntes en cuanto puedas. Anota cualquier elemento que necesite aclaración o que no comprendas. De este modo podrás retener mucho mejor el contenido de cara a las evaluaciones y/o exposiciones.

También les recomendamos las fuentes de nuestra síntesis: 4 TÉCNICAS PARA TOMAR APUNTES EFICIENTEMENTE, y CÓMO TOMAR APUNTES.

AUTOEVALUACIÓN, RECONOCIMIENTO Y AUTORREGISTRO:

Es posible que seas un alumno [o profesor(a)] con estupendos apuntes. La mejor manera se saberlo es la observación de tu cuaderno de apuntes de la última clase a la que hayas asistido (cualquiera que ésta sea) y contesta sinceramente las siguientes preguntas:

PARTE I

A. ¿Cuentas con apuntes de las clases que has recibido los últimos 10 días [o última conferencia]?

Sí ______ No _____

B. ¿Son claras tus notas, es decir, se entienden las ideas que expuso el maestro [conferenciante]?

Sí ______ No _____

C. ¿Confías en la calidad de tus apuntes?

Sí ______ No _____

D. ¿Aplicas reglas para mejorar tu habilidad de tomar notas?

Sí ______ No _____

PARTE II

  1. De ser afirmativa tu respuesta, menciona nueve reglas que utilizas.
  2. ¿Cuentas con reglas para mejorar tu habilidad auditiva? Si es así, menciona cuatro de ellas.

COMPARA TUS RESPUESTAS:

Si no son iguales te recomendamos que empieces a estudiar este tema y consideres todas las indicaciones de tu maestro, no te arrepentirás ya que esta es una oportunidad para aprender algo nuevo y con ello mejorar la calidad de tus apuntes. Si tus respuestas son las deseables o esperadas, te felicitamos e invitamos a que continúes así.

Esta última parte, Usted la encuentra completa en la publicación ¿PARA QUÉ SIRVEN LOS APUNTES?

“Los apuntes no son la lección en sí, sino una función más en la programación del estudio” (cf Argia).


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
855
Shares
855 Compartidas en:
Deja un comentario



TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR