LA NUTRICIÓN ES UNA HERRAMIENTA TREMENDAMENTE VÁLIDA Y ÚTIL CUANDO COMES CON TU FAMILIA

22 Shares
22
0
0
0
0
0

Con el título de Master en Endocrinología Pediatrica y Nutrición en la Universitat Autònoma de Barcelona (España), Javier Andres Blumenfeld Olivares, de nacionalidad chilena, también ha obtenido la Licenciatura en Medicina en la Universidad Complutense de Madrid(España). Su pensamiento, respecto a la educación, relaciona la neuroeducación y el aprendizaje por el placer y no por la obligación: “Si me gusta, mis motores de aprendizaje entienden más y eso permite que el aprendizaje llegue a una parte más profunda de mi cerebro”, explicaba. Defiende además la colaboración frente a la competencia o el compás, entendido como el ritmo adecuado de enseñanza. En su opinión, los colegios tienen que ser entornos “donde nos guste ir” y añadía: “La única revolución pacífica que nos queda es la educación”. JAVIER BLUMENFELD, PEDIATRA, NOS HABLA DE LA NEUROEDUCACIÓN.

Les proponemos la lectura de un artículo publicado anteriormente sobre los aportes de la neuropsicología a la educación desde un enfoque multidisciplinar: NEUROCIENCIA Y EDUCACIÓN: 12 PRINCIPIOS QUE TODO EDUCADOR DEBERÍA CONOCER.

Nos mueve a recomendar (como profesores), conocer la opinión de Javier Blumenfeld, porque afirma la FAO, Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, que “las escuelas son un entorno ideal para contribuir a la nutrición y el desarrollo infantil y juvenil. Los niños llegan a las escuelas a una edad a la cual se están creando sus hábitos alimentarios y de salud. Las escuelas también influyen en las familias y la comunidad escolar, y pueden ser un medio para una mayor participación de la comunidad”. EL PAPEL DE LA FAO EN LA ALIMENTACIÓN Y NUTRICIÓN ESCOLAR.

Aunque los hábitos nutricionales de los estudiantes los marcan los padres de familia; -nos dice la FAO-, los profesores no somos ajenos a la tarea de educar y “promover una mejora de la dieta y la nutrición a través de las escuelas”, ya que “puede generar beneficios en materia de salud y bienestar que se extienden más allá de las aulas y llegan a los hogares y las comunidades. Vincular los programas de almuerzos escolares a la producción local de alimentos puede aumentar la participación comunitaria, fortalecer y diversificar los sistemas alimentarios locales, y mejorar los medios de vida de los pequeños campesinos”. Y mucho más al tratar la importancia de las relaciones en el momento de compartir los alimentos en el hogar.

Para nuestra formación permanente, desde un panorama y realidad educativa singular, que pueden ser muy diferente a nuestro entorno actual, consideramos importante conocer este diálogo sobre la nutrición escolar, ya que puede enseñarnos a conocer, reflexionar y ver en qué pueden ayudar esas experiencias en nuestra realidad. No olvidamos que el escritor francés Gustave Flaubert, nos dijo que “la vida debe ser una incesante educación”, dejando de lado toda presunción intelectual de creer que uno lo sabe todo, o estar tan seguros que nada nuevo nos pueden enseñar; que nos haga olvidar – parangonando a Voltaire- que podemos ser tan inteligentes que aprendemos de la experiencia de los demás.

Gracias a las publicaciones del BBVA, El País (España) y la Editorial Santillana, compartimos con fines únicamente educativos – pastorales, el video, con la parte más destacada y el video completo la plática entre Javier Blumenfeld y una madre de familia, un estudiante y una profesora; y con el enlace para leer la trascripción completa del encuentro.

Nos hemos tomado la libertad de escoger algunas partes textuales, y resaltado con negritas del encuentro, como una invitación para que Ustedes visualicen los videos, e ingresen a la transcripción completa (en el enlace final de esta publicación); que bien nos pueden ser útiles, con nuestra capacidad creativa, sobre todo en la tarea de trabajar juntos la nutrición saludable de nuestros estudiantes, la escuela y las familias; porque, -como afirma Blumenfeld- “las comidas y cenas familiares como “la última trinchera” para no estar completamente mecanizados: el último espacio que nos queda para conversar y no perder nuestra humanización.

COMER JUNTOS EN FAMILIA ES MÁS IMPORTANTE QUE NUNCA, (MOMENTO DESTACADO 5`58”)

¿Una dieta infantil cómo puede afectar al rendimiento?

JAVIER BLUMENFELD: “El cerebro es como un motor, ¿vale? Este motor tiene una gasolina, por así decirlo, que es un neurotransmisor que se llama dopamina. Tenemos que encontrar formas de rellenar constantemente la dopamina. Y para que este motor funcione, como somos cuerpos físicos, sobre todo, tenemos que cuidar el cuerpo físico, la función ejecutiva, nuestro prefrontal hay que cuidarlo. ¿Cómo lo cuidamos? Lo cuidamos durmiendo bien. […] Y comiendo bien. […] la cocina saludable no tiene por qué ser compleja. De hecho, no lo es. El error básico es haber olvidado nuestros alimentos básicos y haberlos sustituido por alimentos procesados. Y es simplemente ir a un parque y ver cuántos niños están comiendo alimentos de bolsita y cuántos están comiendo fruta. […] Y la nutrición es una herramienta tremendamente válida y útil cuando comes con tu familia, cocinas con tu familia, cuando pasas más tiempo con tu familia, simplemente con ellos, con todo el resto del mundo desconectado, me parece que es una forma de proteger esta última trinchera de la humanización que es la familia. […]”.

… A nuestras edades está habiendo mucha obsesión por la dieta. Entonces, eso a nivel del rendimiento que podamos tener o de nuestro estado anímico, ¿afecta de algún modo?

JAVIER BLUMENFELD: “Yo creo que la obsesión no es tanto por la dieta. Hay una cosa mucho más grave: la obsesión por la imagen. Y eso sí que me parece serio. No por el rendimiento académico, sino por la sociedad que hacemos. Estamos impregnados de ese aparente éxito que da el ser más guapo o más guapa. Y me parece que le quita mucha profundidad a nuestra sociedad. Por eso me parece bien si se habla de una nutrición saludable, pero la obsesión para estar más guapo o guapa me parece muy pobre. […] Cuando estudias consumes mucho, el cerebro consume un montón de glucosa. Y si tú tienes fruta al lado y estás comiendo fruta despacito, cuando tienes hambre, como picoteo, también puede mejorar tu rendimiento. […] Nosotros tenemos muy mala educación alimentaria. […] Y por eso es importante intentar volver un poco atrás desde el punto de vista de cambiar nuestros hábitos y empezar a comer las cosas saludables que nos rodean en vez de sumarnos a modas que no son saludables ni son necesarias”.

LA IMPORTANCIA DE LA NUTRICIÓN EN LA EDUCACIÓN (VIDEO COMPLETO 15´03”)

… En los coles, cada vez hay niños con más problemas de obesidad. ¿Qué podemos hacer como padres, desde casa, y como docentes, en el cole, para solventar este problema?

JAVIER BLUMENFELD: El problema real es la mala alimentación generalizada que estamos teniendo en nuestra infancia y en nuestra sociedad. Hay muchos niños y adultos que no son obesos pero su alimentación es pésima. Es importantísimo comer bien para que nuestros motores cerebrales funcionen de forma adecuada. Si no están bien engranados, si nos les damos alimento suficiente para que funcionen bien, la forma de generar conocimiento va a ser más complicada. Lo que se puede hacer es intentar meter más contenidos saludables de una forma más divertida. […]

La transcripción completa de este conversatorio lo puede Usted leer aquí: COMER JUNTOS ES MÁS IMPORTANTE QUE NUNCA

Esta publicación corresponde a SERIE DE VIDEOS: APRENDAMOS JUNTOS, PARA SUMAR POR LA EDUCACIÓN

“Me gustaría intentar transmitir a todos los docentes que el cerebro es como un ordenador, es como una máquina, que nosotros, cada vez que sabemos algo nuevo, en nuestros cerebros se genera una conexión nueva que antes no había.”.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF



Total
22
Shares
22 Shares
Deja un comentario


You May Also Like