Please assign a menu to the primary menu location under MENU

info@webdelmaestrocmf.com
domingo, enero 21, 2018

JAMB

EDUCAR TANTO LA CABEZA COMO EL CORAZÓN, LO ACADÉMICO Y LO EMOCIONAL Y CÓMO EVITAR SER INFECTADO POR LA ENERGÍA NEGATIVA

Un buen número de educadores coinciden en que es uno de los retos para educar hoy, con miras al futuro del Siglo XXI, el tener que reflexionar sobre el manejo de las habilidades emocionales necesarias de toda la comunidad educativa, conocer y propiciar un marco teórico y empírico sobres las relaciones entre todos los actores, y estar al corriente de las experiencias, propuestas, referentes de los modelos actuales y los instrumentos desarrollados para medir la inteligencia emocional.

“La escuela del siglo XXI ha asumido y reflejado desde el inicio este debate y se ha comprometido con la doble misión de educar tanto la cabeza como el corazón, lo académico y lo emocional. Con la certeza de que ambos tipos de aprendizajes están inseparablemente interconectados y que se trata de una falsa dicotomía”. La comprensión emocional del profesor le permitirá utilizar la crítica constructiva y su habilidad para sofocar cualquier problema, y lograr relaciones interpersonales positivas en su ambiente educativo. LA INTELIGENCIA EMOCIONAL Y LA EDUCACIÓN DE LAS EMOCIONES DESDE EL MODELO DE MAYER Y SALOVEY.

“La capacidad de expresar y controlar nuestras emociones es esencial, pero también lo es nuestra capacidad para comprender, interpretar y responder a las emociones de los demás. […] Los psicólogos se refieren a esta capacidad como la Inteligencia Emocional, y algunos expertos sugieren incluso que puede ser más importante que el coeficiente intelectual”. Por esto, nos es muy importante, como educadores, adquirir la capacidad de gestionar con eficacia las emociones, que es una parte crucial de la Inteligencia Emocional, aprendiendo la regulación de las emociones, responder de manera apropiada, y saber cómo y cuándo responder a las emociones de los demás.  Son todos aspectos importantes de la gestión emocional. ¿QUÉ ES LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

Aunque en el ambiente escolar sabemos que todos trabajamos en función de un “gran” objetivo, no nos es desconocido que esta tarea exige el descubrimiento de sí mismo, de los demás y de la naturaleza, el comprender que estos procesos imponen sacrificios de tipo emocional, que debemos deponer actitudes e intereses personales en beneficio de los componentes del equipo y del equipo mismo. Y es en este proceso que descubrimos o se nos presentan (casi sin buscarlos) algunos de los miembros de la comunidad educativa que están inclinados a una dinámica emocional que alimenta cierta negatividad y fatalismo (Otten y Jonas, 2014). ¿Existen de verdad personas con predisposición a la negatividad? ¿No será que nos falta tolerancia, diálogo y equidad? ¿Cómo no dejarse influenciar por opiniones y/o reacciones negativas? ¿Depende la objetividad del “cristal con que se mire”? … lo que sí sabemos es que debemos aprender a gestionar tanto el entusiasmo y la positividad, como el hartazgo, la flojera y la negatividad emocional en las aulas y en la escuela. POSITIVIDAD Y NEGATIVIDAD EMOCIONAL: INFLUENCIA EN LOS PROCESOS DE APRENDIZAJES.

Sin haber sido agotadores del tema y teniendo en cuenta las premisas anteriores, compartimos con fines únicamente educativos – pastorales, del Portal Anima Naturale, un artículo traducido del original en idioma italiano; cuyo mensaje se complementa con anteriores publicaciones en la Web del Maestro CMF, en los cuales se nos animaba, para el bien de nuestra salud espiritual, el revisar y fortalecer nuestra inteligencia emocional. Aquí se nos recuerda que esa participación afectiva en una realidad ajena, significa absorber gran parte del sufrimiento y el dolor de otras personas, sacrificando nuestra capacidad de vivir de forma saludable. ¿Cómo asumir empáticamente el acercamiento docente a las complicaciones de los demás? ¿Cómo evitar ser atrapados por la energía negativa de otros? No absorber las energías negativas de otras personas es una gran habilidad que debemos aprender a desarrollar, a tener experiencia, para poder entender a los demás, pero sin hundirnos, derrumbarnos, agobiarnos, estresarnos o desanimarnos… Y aquí los consejos:

1. NO PUEDES DISCULPARTE O COMPLACER A TODOS

Si alguien te falta de respeto, se queja de ti o te trata mal, no trates de hacer algo para que se sienta mejor contigo. No puedes complacer a todos: si te respetas a ti mismo y te amas a ti mismo, crea un campo de energía a tu alrededor, que te permita ser “impermeable”.

2. TEN CUIDADO AL ELEGIR QUIÉN ENTRA EN SU VIDA

Ser generoso es una gran virtud, pero no puede ser la única razón por la que puedes traer gente nueva a tu vida. Elije bien, una persona negativa puede contaminar su campo de energía. Las malas amistades las escogemos nosotros, nadie nos las impone.

3. REDUCE LA ATENCIÓN QUE DAS A LOS DEMÁS

Cuando prestas demasiada atención a una persona, también renuncias a usar tu energía en bien personal. Si sentimos que una persona nos está transmitiendo sus frustraciones, debemos tener la fuerza para limitar nuestra escucha. Escuchar a los demás es maravilloso, pero debemos ser cuidadosos y establecer límites.

4. PASA TIEMPO EN LA NATURALEZA

Acércate a la naturaleza, medita, relájate y respira aire puro. La respiración aumenta la circulación del flujo sanguíneo en todo el cuerpo, lo que nos ayuda a prevenir la absorción de energía negativa. Hoy se aconseja, cuando no se puede ir al campo, el mindfulness en cualquier tiempo y espacio porque proporciona una mayor predisposición a iniciar bien una tarea.

5. ASUME LA RESPONSABILIDAD DE TUS PENSAMIENTOS Y EMOCIONES

Eres responsable de cómo te sientes. La percepción de nosotros mismos es mayor que la percepción que otros tienen de nosotros. No eres una víctima, nadie tiene poder sobre ti. Intenta comprender cómo los pensamientos o expectativas de los otros pueden haber creado en ti una situación de molestia. No son tus deseos o tus perspectivas, son de ellos. Cuando eres responsable de tus pensamientos, te conectas más profundamente contigo mismo y nadie puede quitarte de esta posición.

La mayoría de nuestros encuentros y relaciones con otras personas problemáticas serán provocaciones a superar. Felizmente existe la “actitud personal”, que la flexibilidad del cerebro permite moldearlo y cambiarlo mientras practicamos diferentes comportamientos, inclusive si fracasamos (cf Travis Bradberry). La información completa de nuestra FUENTE está en COME EVITARE DI ESSERE CONTAGIATI DALL’ENERGIA NEGATIVA ALTRUI

Finalmente, como en toda acción educativa, ésta es una propuesta, es un artículo que no está destinado a proporcionar asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento, sólo a dar unos tips o consejos sobre cómo estar mejor en el ambiente educativo y no ser tóxicos, e invitar a la formación permanente de la tarea docente.

Quizá también nos sea útil: LOS DOCENTES TÓXICOS SON DESGASTANTES Y CONTAGIAN SU NEGATIVIDAD.

“Lo principal es protegerse contra las energías negativas, para aprender a amarse a uno mismo. Recuerda que tú eres digno de felicidad y paz. Está bien decir que no cuando las situaciones te hacen mal, tú eres el autor de tu estado energético” APRENDE A DEJAR DE ABSORBER LA ENERGÍA NEGATIVA DE OTRAS PERSONAS.


REDACCIÓN WEB DEL MAESTRO CMF




¿Qué opina usted?
¿Cree que este recurso es útil para la educación?


Loading Facebook Comments ...

Leave a Response